• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Genoveva Casanova y Victoria Federica, concursantes de 'El Desafío'
VACUNAS

Consigue que las vacunas sean menos estresantes para tus hijos

Consigue que las vacunas sean menos estresantes para tus hijos
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 2 Abril 2019
¡Comenta!
Las vacunas son necesarias para cuidar la salud de los hijos, los adultos y la salud pública, ¡consigue que tus hijos no se estresen!

Es algo innegable que para los niños las vacunas les generan bastante estrés. Las vacunas son necesarias para cuidar la salud de los niños, de los adultos y de la salud pública en general. Aunque son importantes y necesarias, duelen y esto puede generar estrés a los padres. Durante el primer año de vida los niños necesitan vacunas cada poco tiempo, y a veces, en la misma visita van varias vacunas.

Las vacunas proporcionan protección necesaria contra enfermedades que pueden ser graves o mortales. Ningún padre no quiere que sus hijos enfermen. Aunque no se puede quitar el dolor de las vacunas, puedes hacer otras cosas para reducir el estrés que pueda tener. ¿Necesitas más ideas? ¡Sigue leyendo!

Infórmate primero

Dependiendo de la vacuna que tengas que poner a tu hijo, es necesario que te informes sobre qué es esa vacuna y qué protege. También tendrás que informarte sobre la cantidad de vacunas que recibirá en la visita. Si tienes más preguntas habla con tu pediatra antes de la cita de las vacunas. Además, puedes pedirle que te dé el calendario de vacunas para saber cuántas vacunas le corresponden dependiendo de la edad que tenga.

¡Distracciones!

Los niños pequeños no entienden por qué les tienen que vacunar y no hay formas de convencer a un niño de que la vacuna no le hará daño, ¡porque sí hace y después se acuerdan! No le mientas diciendo que no le hará daño, dile que sentirá un ligero pellizco pero que no es apenas perceptible. Pero nunca le mientas, lo mejor que puedes hacer después de decirle la verdad es distraerle.

Los niños pequeños no entienden por qué les tienen que vacunarLos niños pequeños no entienden por qué les tienen que vacunar

Ten objetos en la mano para distraerle y disminuir la situación estresante. Lo que utilices como disertación dependerá de tu hijo y de la edad que tenga. Si tu hijo es un bebé pequeño, puedes ofrecerle un chupete que utilice para estar tranquilo o un juguete que le guste. Si tu hijo es un poco mayor, puedes llevar un libro u otro elemento que le proporcione tranquilidad o juego.

Mantén la calma

Si tú estás nervioso/a tu hijo/a lo estará más. Los niños prestan mucha atención al lenguaje corporal y emocional de sus padres... Y los padres no se dan cuenta. Cuanto más confiado y tranquilo estés, más fácil será para tu hijo soportar bien las vacunas. Pero es importante que tu hijo se sienta protegido no solo durante las vacunas, si no también después de que le hayan inyectado.

Las vacunas proporcionan protección necesaria contra enfermedades que pueden ser graves o mortalesLas vacunas proporcionan protección necesaria contra enfermedades que pueden ser graves o mortales

Puede tener reacciones

Las reacciones a las vacunas son bastante habituales, pueden tener dolor leve, una ligera hinchazón o enrojecimiento. Algunos niños incluso pueden tener erupciones o fiebre. Tendrás que hablar con el pediatra para que te diga cómo manejar las situaciones en caso de que ocurran. Normalmente cuando a un niño le da fiebre a causa de una vacuna se puede controlar con medicamentos infantiles para el control de la fiebre. Si observas síntomas que te preocupan después de la vacuna, lleva a tu hijo al pediatra para que valore su estado de salud.

Qué NO debes hacer

Si tu hijo tiene fiebre o está enfermo en el día de la vacuna es posible que el pediatra deba valorar si es mejor vacunarle o no. En la mayoría de los casos, las enfermedades menores no son una razón para evitar las vacunas. Si tu hijo tiene fiebre alta, es probable que tengáis que esperar antes de administrarle la vacuna, pero tener mocos o tos no es un motivo para retrasar la vacuna.

Nunca amenaces a tu hijo con las vacunas como castigo... Aunque puede ser tentador para que se comporte, solo le enseñará que la vacuna y los médicos solo están para temerles, ¡y eso no es así! Envía el mensaje equivocado y le provoca una ansiedad innecesaria.

No te alejes de tu hijo mientras le ponen la inyección, porque quizá necesiten tu ayuda pero tu hijo te necesita cerca para sentirse arropado emocionalmente. Dale la mano y dile que todo está bien, que se pasa rápido y enseguida le darás todo tu amor.

Artículos recomendados