Menú
Todo lo que necesitas saber sobre los prebióticos

SALUD ESTOMACAL

Todo lo que necesitas saber sobre los prebióticos

Es posible que sepas qué son los probióticos, pero, ¿también sabes lo que son y para qué sirven los prebióticos?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Ya sea que estés tomando un suplemento o bebiendo kombucha, muchas personas hablan de probióticos. Pero, ¿sabías que sus primos menos publicitados, los prebióticos, son en realidad tan importantes para la buena salud intestinal como para respaldar los probióticos que ocurren naturalmente en tu intestino? Ambos son importantes.

Los probióticos son las bacterias saludables que tienes de forma natural en tu organismo que te ayudan a combatir las enfermedades y mantener la salud intestinal, y los prebióticos son los alimentos que necesitan para mantenerse vivos. Ambos funcionan bien para mejorar la salud y el bienestar.

Si aún no sabes bien qué son los prebióticos porque te suenan más los probióticos, a continuación vamos a aclararte qué es y por qué son importantes con algunas preguntas y. respuestas. Hay personas que incluso toman un suplemento prebiótico para mejorar la salud intestinal. Aunque tú esto no lo hagas sin hablar primero con tu médico. Sigue leyendo para saber qué necesitas saber sobre los prebióticos, cómo funcionan y todos los beneficios de aumentar su consumo de fibra.

Los probióticos son las bacterias saludables que tienes de forma natural en tu organismoLos probióticos son las bacterias saludables que tienes de forma natural en tu organismo

¿Cómo influye el factor de fibra en la ecuación de la salud intestinal?

Vamos a empezar con la fibra. La fibra dietética es la parte de los alimentos que su cuerpo no puede descomponer. Como esta comida no digerida viaja a través de tus intestinos, ayuda a mantener las cosas en movimiento, pero también funciona para mantener bacterias saludables en tu intestino. 

Entonces, si sufres de estreñimiento, crecimiento excesivo de bacterias (intestino delgado), colesterol alto, aumento de la glucemia o aumento de peso, estos podrían ser señales de que no estás obteniendo suficiente fibra en tu dieta.

La mejor manera de conseguirlo es a través de una buena dieta, y los suplementos cuentan. Puedes aumentar tu consumo de fibra de 25 a 30 gramos por día, ya sea a través de alimentos fibrosos o un suplemento que te indique el médico. La clave, sin embargo, es aumentar lentamente la ingesta y asegurarte de beber mucha agua para que todo fluya.

¿Y qué son exactamente los prebióticos?

Los prebióticos son un tipo de fibra. Los prebióticos son ingredientes alimenticios no digeribles que ayudan a promover el crecimiento de bacterias saludables que viven en tus intestinos. Tus bacterias saludables (probióticos) dividen los prebióticos en nutrientes que puedes usar para mantenerte saludable y tener una mejor salud intestinal. Puedes encontrarlos en muchas frutas y verduras llenas de fibra (como en espárragos, alcachofas, bayas, plátanos...).

Algunas de las fuentes favoritas de prebióticos son las frutas y los vegetalesAlgunas de las fuentes favoritas de prebióticos son las frutas y los vegetales

¿Cómo funcionan los suplementos prebióticos?

Algunas de las fuentes favoritas de prebióticos son las frutas y los vegetales, pero si no tienes acceso a los tipos correctos o no puedes obtener suficiente fibra de los alimentos, los suplementos pueden ser útiles. Existen suplementos que te puede indicar tu médico que tienen beneficios similares de comer fibra prebiótica basada en alimentos, que respalda tus bacterias buenas y ayuda a aliviar el estreñimiento ocasional y la incomodidad abdominal, en una bebida sin sabor que no causa diarrea (lo que puede ser un efecto secundario del consumo de demasiada fibra para algunas personas). Porque a veces la conveniencia de un suplemento dietético es clave para mantener ese equilibrio.

¿Cuáles son algunas señales de que tu salud intestinal está en el buen camino?

Si has estado realizando un seguimiento diligente de tu ingesta de prebióticos y probióticos, obviamente querrás ver los resultados. Sabrás que está funcionando si te sientes bien y no tienes dolores abdominales, ni diarreas o estreñimiento. Dependiendo de la fibra prebiótica y / o la cepa probiótica que uses, las señales a tener en cuenta son una mejor digestión, una mejor regularidad y menos antojos, por lo que también son una buena manera de mantener tu dieta bajo control y que la báscula no suba de peso cuando no quieres que lo haga.

Artículos recomendados