Menú
Bacteria Klebsiella: cómo afecta al ser humano

BACTERIAS

Bacteria Klebsiella: cómo afecta al ser humano

La Bacteria Klebsiella es muy peligrosa y puede matar a recién nacidos y personas con un sistema inmunitario débil en los hospitales.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Klebsiella es un tipo de bacteria que se encuentra en la naturaleza. Klebsiella pneumoniae y Klebsiella oxytoca son las dos cepas responsables de la mayoría de las enfermedades humanas. Muchas infecciones por Klebsiella se adquieren en el ámbito hospitalario o en centros de atención a largo plazo. De hecho, Klebsiellae representa hasta el 8% de todas las infecciones adquiridas en el hospital. 

Las personas que tienen un sistema inmune debilitado tienen un mayor riesgo de infecciones por esta bacteria, como son los recién nacidos, personas que están recibiendo un tratamiento de quimioterapia y los ancianos. Las consecuencias de infección de esta bacteria en personas con un sistema inmune débil pueden ser fatales. El mal uso de los antibióticos en el pasado es lo que ha hecho que las cepas de estas bacterias sean cada vez más resistentes, las afecciones que genera pueden ser agresivas y difíciles de tratar.

Los síntomas

La bacteria Klebsiella puede causar infección en diferentes partes del cuerpo, incluidos los pulmones, el tracto urinario o el torrente sanguíneo. Los signos y síntomas de una infección por Klebsiella variarán con el sitio de la infección. Por ejemplo, si la bacteria produce una neumonía las síntomas serían fiebre, tos, dolor en el pecho, dificultad para respirar o más moco de lo normal que puede ser espeso y sangriento.

Klebsiella pneumoniae también puede afectar otras partes de su cuerpo. Por ejemplo, una herida quirúrgica podría estar infectada. También se puede contraer una infección en la sangre, cerebro, corazón, piel o tracto urinario.

Si crees que puedes tener síntomas que son anormales, tendrás que acudir a tu médico porque los síntomas por sí solos no pueden determinar que la causa es la bacteria de la que aquí hablamos. El médico examinará la saliva, la sangre, la orina y otros líquidos para saber qué es lo que causa los síntomas.

Klebsiella pneumoniae también puede afectar otras partes de su cuerpoKlebsiella pneumoniae también puede afectar otras partes de su cuerpo

Cómo se contagia

Estos gérmenes no se propagan por el aire puesto que necesitan el contacto directo para propagarse. Una forma sería tocar un corte en la piel con las manos sucias. La mayoría de las infecciones ocurren en hospitales, hogares de ancianos y otros lugares con muchas personas enfermas. Los gérmenes también pueden propagarse cuando entran en dispositivos médicos como:

  • Catéteres intravenosos, tubos que se introducen en una vena para administrar medicamentos.

  • Tubos endotraqueales y ventiladores, que le ayudan a respirar.

  • Catéteres urinarios, que drenan la orina.

Aquellos con un trastorno médico subyacente, aquellos que están inmunocomprometidos, aquellos con un dispositivo médico implantado (como un aparato urinario, catéter o tubo de vía aérea, y aquellos que están siendo tratados con antibióticos corren mayor riesgo de contraer una infección por Klebsiella.

Las infecciones de Klebsiella generalmente se diagnostican al examinar una muestra de tejidoLas infecciones de Klebsiella generalmente se diagnostican al examinar una muestra de tejido

Diagnóstico y tratamiento

Las infecciones de Klebsiella generalmente se diagnostican al examinar una muestra de tejido de la persona infectada como el esputo, la orina o la sangre. Dependiendo del sitio de la infección, las pruebas de imagen como los ultrasonidos, también pueden ser útiles, entre otras pruebas.

En cuanto al tratamiento, variará dependiendo del tipo de infección que exista y de los órganos que estén involucrados, además se deberán tener en cuenta también la susceptibilidad de las pruebas en el paciente. Los casos no complicados de infecciones por Klebsiella que no son resistentes a los medicamentos pueden tratarse con antibióticos como otras infecciones bacterianas. Las infecciones adquiridas en el entorno hospitalario pueden ser más difíciles de tratar porque tienen más probabilidades de ser resistentes a muchos antibióticos. 

Aquellos que están infectados con una cepa de Klebsiella resistente a los antibióticos deben colocarse en las precauciones de aislamiento de contacto por ser una enfermedad infecciosa. Esta condición puede ser peligrosa y los médicos serán quienes valoren cuánto tiempo debe estar la persona infectada aislada del resto de personas para evitar la propagación del virus y evitar así que otras personas se contagien. Si la bacteria está presente en un hospital habrá que determinar las causas y buscar la forma de erradicarla.

Artículos recomendados