Menú
La función del oncólogo

CÁNCER

La función del oncólogo

¿Sabes en qué consiste las funciones del oncólogo? Descubre más sobre este profesional del cáncer.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los oncólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento del cáncer. Las personas que de algún modo han vivido el cáncer sabrán perfectamente qué tipo de profesional estamos hablando. Hay tres tipos principales de oncólogos: médicos oncólogos que tratan el cáncer con quimioterapia y otros medicamentos, oncólogos quirúrgicos que tratan el cáncer con cirugía y oncólogos radioterápicos que tratan el cáncer con radiación.

Estos especialistas trabajan como parte de un equipo multidisciplinario que puede incluir un patólogo, un radiólogo, un médico de atención primaria, un genetista, un especialista en cuidados paliativos, una enfermera de oncología y oncólogos de órganos específicos.

El alcance de la práctica de un oncólogo está dirigido en gran medida por la etapa de la malignidad (cáncer). Por ejemplo, el tratamiento del cáncer en etapa temprana puede involucrar cirugía o radiación, mientras que el cáncer en etapa avanzada puede requerir quimioterapia.  La mayoría de las personas son derivadas a un oncólogo si el médico de cabecera u otros especialistas sospechan o confirman el cáncer. El oncólogo comenzará la investigación realizando pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico o caracterizar la malignidad.

El oncólogo comenzará la investigación realizando pruebas adicionalesEl oncólogo comenzará la investigación realizando pruebas adicionales

Luego se realizará una clasificación del cáncer mediante rayos X, análisis de laboratorio y otros procedimientos para determinar la extensión del cáncer. Esto está determinado por seis factores:

  • La localización del tumor
  • El tipo de célula cancerosa
  • El tamaño del tumor
  • Si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos
  • Si se ha diseminado (metastatizado) a otras partes del cuerpo
  • El grado del tumor (una clasificación de la probabilidad de que un tumor crezca en función de las características de la célula)

Además de ayudar a dirigir el plan de tratamiento, la estadificación del cáncer puede predecir los tiempos de supervivencia y los resultados probables según la experiencia en la población general. En algunos casos, se buscaría un oncólogo específico para un órgano, particularmente para enfermedades malignas que son raras, avanzadas o agresivas.

Un oncólogo administra la atención de un paciente durante el curso de la enfermedad. Esto comienza con el diagnóstico y la estadificación del cáncer. El tratamiento se realiza de acuerdo con los resultados, con un seguimiento programado para monitorear la respuesta, identificar una recaída o dirigir los cuidados paliativos.

El diagnóstico

Las herramientas utilizadas para diagnosticar el cáncer son extensas e involucran pruebas de laboratorio, estudios de imágenes y otros procedimientos invasivos o no invasivos. Entre ellos:

Los exámenes físicos se utilizan para evaluar bultos, masas, lesiones o cambios en el color de la pielLos exámenes físicos se utilizan para evaluar bultos, masas, lesiones o cambios en el color de la piel
  • Los exámenes físicos se utilizan para evaluar bultos, masas, lesiones o cambios en el color de la piel indicativos de cáncer.

  • Los recuentos sanguíneos completos pueden detectar anomalías en la química de la sangre que sugieren leucemia mientras se monitorea el desarrollo de anemia, infección u otras complicaciones durante el tratamiento.

  • Las pruebas de marcadores tumorales son análisis de sangre que se usan para medir sustancias en la sangre que tienden a aumentar si hay cáncer. dad de cánceres.

  • La citometría de flujo evalúa las células suspendidas en un líquido y es útil para diagnosticar leucemia o linfoma a partir de una muestra de sangre o médula ósea.

  • La biopsia es la extracción de una muestra de tejido o líquido del cuerpo para su evaluación bajo el microscopio.

  • Los estudios de imágenes se utilizan para localizar o diagnosticar el cáncer.

  • Las pruebas genómicas pueden ayudar a identificar las características cromosómicas de un tumor y ayudar al oncólogo a comprender qué es lo que impulsa la enfermedad y seleccionar las terapias farmacológicas candidatas más adecuadas.

Muchas de estas pruebas se usan no solo para diagnosticar el cáncer. También pueden medir su respuesta al tratamiento o controlar la recurrencia de la enfermedad después del tratamiento.

Dentro de oncología hay muchas categorías y dependiendo del tipo de cáncer que una persona tenga, el médico valorará que le vea un tipo de oncólogo u otro. De esta manera se podrá otorgar una atención especializada a la persona que está enferma de cáncer, recibiendo la atención personalizada dependiendo de cómo esté de extendido el cáncer y si se puede realizar algún tipo de intervención para salvarle la vida.

Artículos recomendados