Menú
¿Los cigarrillos electrónicos producen niveles peligrosos de formaldehído?

CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

¿Los cigarrillos electrónicos producen niveles peligrosos de formaldehído?

Descubre si los cigarrillos electrónicos producen niveles peligrosos de formaldehído o si es mejor que fumar tabaco tradicional.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La pregunta que encabeza el título de este artículo es una cuestión que tanto las personas que fuman en cigarrillos electrónicos como los investigadores se han hecho. Afortunadamente hay estudios que dejan clara la respuesta a esta pregunta.

Hace tres años, investigadores de la Universidad Estatal de Portland en Oregon llevaron a cabo un estudio que descubrió formas desconocidas de formaldehído en el vapor de los cigarrillos electrónicos. Los hallazgos de su investigación se publican en la revista Scientific Reports.

Los estudios concluyeron que el riesgo que representa el contenido de formaldehído de los cigarrillos electrónicos es, de hecho, mayor de lo que originalmente se creía. El formaldehído es un químico natural que se utiliza en la fabricación de materiales de construcción y muchos productos domésticos. Industrialmente, el formaldehído se usa como desinfectante y como conservante en laboratorios médicos y depósitos de cadáveres.

Además de materiales de construcción y productos de limpieza, el formaldehído también se puede encontrar en el humo de cigarrillosAdemás de materiales de construcción y productos de limpieza, el formaldehído también se puede encontrar en el humo de cigarrillos

Además de materiales de construcción y productos de limpieza, el formaldehído también se puede encontrar en el humo de cigarrillos, estufas de gas sin ventilación, estufas de leña y calentadores de keroseno. Desde principios de la década de 1980, los médicos sospechan que el formaldehído es un carcinógeno, una sustancia capaz de causar cáncer en tejidos vivos. En 2011 después de muchos estudios el Programa Nacional de Toxicología del Departamento de Salud y Servicios Humanos confirmó oficialmente que el formaldehído es un carcinógeno humano.

El estudio de 2015 y de 2017

El estudio original de 2015 que investigó el formaldehído y los cigarrillos electrónicos fue dirigido por David Peyton, Robert Strongin y James Pankow. Identificó nuevas formas de formaldehído en el vapor del cigarrillo electrónico que estaban en niveles de 5 a 15 más altos que en los cigarrillos normales.

El estudio también descubrió que estos nuevos compuestos de formaldehído podían introducirse mucho más profundamente en los pulmones que el formaldehído "gaseoso" en el humo del cigarrillo, porque los nuevos compuestos se unían a partículas en los aerosoles del cigarro electrónico.

Los investigadores descubrieron los compuestos de formaldehído cuando el dispositivo de vapeo en su estudio se ajustó a alta temperatura. Esto resultó polémico, ya que algunos defensores de los cigarrillos electrónicos argumentaron que la mayoría de los usuarios de cigarrillos electrónicos no usarían un ajuste tan alto. Pero en 2017 esto fue respaldado por otros científicos cuando intentaron replicar los resultados del equipo de Portland con el dispositivo a una temperatura más baja.

El equipo de Portland argumentó que la reinvestigación de 2017 de su trabajo fue defectuosa porque ignoró los nuevos compuestos de formaldehído descubiertos en el documento de 2015. En cambio, los autores del estudio de replicación simplemente afirmaron que la forma más común "gaseosa" de formaldehído no afectaría a los usuarios de cigarrillos electrónicos en los calores intermedios.

Lo mejor es tener una vida libre de humo y dejar de fumar ya sea un cigarrillo tradicional o electrónicoLo mejor es tener una vida libre de humo y dejar de fumar ya sea un cigarrillo tradicional o electrónico

Su nuevo estudio informa que no solo están identificados los nuevos tipos de formaldehído en el estudio de 2015 cuando los cigarrillos electrónicos se usan en entornos de calor más bajos y "normales", sino también que el formaldehído gaseoso también está presente en el vapor en niveles peligrosos. Como explican los investigadores, una limitación del estudio es que no utilizaron sujetos humanos, por lo que no sabemos cómo los humanos se verían afectados por el formaldehído en los cigarrillos electrónicos.

Sin embargo, sigue habiendo una preocupación extendida sobre las implicaciones que puede haber en la salud pública para aquellas personas que fuman a través de cigarrillos electrónicos.

Aunque se debería seguir estudiando este tema para saber exactamente el peligro que tienen los cigarrillos electrónicos en la salud de las personas, es necesario ser consciente que se inhalan productos químicos y que esto, a la larga, puede resultar problemático para la salud de las personas. En este sentido, lo mejor es tener una vida libre de humo y dejar de fumar ya sea un cigarrillo tradicional o electrónico.

Artículos recomendados