Menú
Cómo ayudar a una persona con Síndrome de Diógenes

SALUD MENTAL

Cómo ayudar a una persona con Síndrome de Diógenes

Si conoces a alguien que tiene el Síndrome de Diógenes seguramente te gustaría ayudar, pero, ¿cómo hacerlo? ¿Es posible hacerlo?

Noelia Rodríguez Alvarez

El síndrome de Diógenes es uno de los trastornos más complejos que existen a la hora de tratar, aunque a simple vista pueda parecer que es apenas una manía de determinadas personas por acumular enseres sin control en su casa. Se trata de un problema que va mucho más allá y que hay que conocer si lo que se pretende es saber cómo ayudar a quien lo sufre.

El síndrome de Diógenes es un trastorno mental que al margen de la parte visible -acumulación de basura- esconde detrás en la gran mayoría de casos un trastorno obsesivo-compulsivo y en ocasiones demencia o depresión psíquica. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de abordar un caso, puesto que no se puede enfocar como si el único problema fuera que el enfermo acumula basura. Detrás, hay mucho más.

Por lo general, especialmente cuando el trastorno está muy avanzado, hay también problemas de higiene personal que pueden llegar a derivar en complicaciones en la salud. Y para culminar los afectados por el síndrome de Diógenes tienden a aislarse de la sociedad, se vuelven huraños e introvertidos, lo que dificulta, en mucho poder ayudarles a tratar con su trastorno.

Hay que observar a la persona en cuestión para saber si padece el síndrome de DiógenesHay que observar a la persona en cuestión para saber si padece el síndrome de Diógenes

Primera aproximación

La forma de detectar que una persona sufre síndrome de Diógenes, antes de que el médico la diagnostique, se basa en la observación. Se trata de tener en cuenta ver los patrones descrito anteriormente y comprobar si la persona los sufre. Normalmente los enfermos de este trastorno son personas mayores, pero no es una condición indispensable.

Lo que sí se da en la práctica totalidad de los casos es que son gente que vive sola, lo que permite que los síntomas aparezcan y se incrementen sin que apenas nadie se dé cuenta de ello. Por ello si teme que alguien de su entorno pueda desarrollar este síndrome es importante que preste atención a si su carácter se vuelve más agrio, presenta problemas de deficiencia de higiene o detecta que empieza a acumular enseres inútiles en su casa.

En caso de que así sea es cuando debe empezar a plantearse cómo ayudar a esta persona. Pero ha de ser consciente de que no será fácil, especialmente si se encuentra en una fase avanzada del trastorno. Para empezar este tipo de enfermos niegan que tengan un problema, ellos consideran que su conducta es totalmente normal y que quien le dice que no es así está equivocado. Por eso no es fácil de tratar, se necesita paciencia y ayuda de otras personas.

Para empezar a ver cómo ayudar hay que hacerle comprender que existe un problema. En esos casos suele ser efectivo que a la hora de planteárselo no lo haga sólo una persona, sino que sean varias, que vea que son varios los que piensan que tiene un problema. Eso dará credibilidad. Y también es importante que reciba una opinión de fuera, como puede ser la de un médico, que además les ayudará a todos en el proceso de tratar con la enfermedad.

Seguimiento constante

Si observar para detectar los síntomas es importante en un primer momento se trata de una labor fundamental durante todo el proceso si buscamos cómo ayudar a una persona que sufre el síndrome de Diógenes. La forma de controlar que asiste a sus consultas del médico, que cuida su higiene y que no acumula basura en el hogar es con una supervisión constante.

Hay que tener en cuenta que el hecho de acumular enseres en casa sin ningún control puede suponer un riesgo para la persona que vive allí, pero también para quienes lo rodean. Ante la acumulación de objetos pueden producirse accidentes en el hogar, pero también se puede convertir éste en un foco de insalubridad con malos olores, incluso pueden producirse incendios fortuitos que puedan poner en peligro a otras personas.

Hay que tener en cuenta que el síndrome de Diógenes es un trastorno mentalHay que tener en cuenta que el síndrome de Diógenes es un trastorno mental

Qué no hacer

A la hora de tratar con un enfermo, sea la dolencia que sea, la buena voluntad puede hacer que se tomen decisiones erróneas, que incluso pueden hacer que la persona empeore. En el caso del síndrome de Diógenes hay que tener en cuenta que es un trastorno mental y que, como decíamos antes, quien lo sufre no es siempre plenamente consciente de ello. Por eso, si se afronta el problema de un modo equivocado lo que se puede conseguir es no sólo el rechazo, sino un mayor aislamiento por su parte, que es precisamente lo contrario a lo que se busca.

Para ello hay que evitar conductas que sean muy rompedoras o agresivas. Por ejemplo, hay que evitar iniciar una limpieza en su casa y tirar las cosas que no se consideran útiles, mucho menos obligarle a hacerlo. Lo verá como un ataque, no como una fórmula de encontrar cómo ayudar. De ese modo se conseguirá no sólo que se acentúe su conducta, sino que además perderá la confianza en quienes lo hagan. Tampoco hay que provocar discusiones aireadas ni riñas porque, como comentábamos anteriormente, quien sufre el síndrome de Diógenes no es plenamente consciente de ello.

Artículos recomendados