Menú
Cómo quemar calorías sin que te des cuenta

PERDER PESO

Cómo quemar calorías sin que te des cuenta

Perder peso es algo que quiere conseguir mucha gente, pero lo fácil es hacerlo sin que uno se dé cuenta. Pero, ¿es posible perder peso sin darse cuenta?

Noelia Rodríguez Alvarez

Cuando queremos perder peso a veces nos obsesionamos con las cosas que hay tenemos que hacer y las que no hacer para quemar calorías. Nos centramos tanto en los pequeños detalles, que nos pueden parecer enormes, que a veces dejamos de lado otros que pudieran ser más útiles a la hora de librarnos de algún kilo de más.

Siempre se ha dicho que para bajar peso es necesario combinar buena alimentación y hacer ejercicioSiempre se ha dicho que para bajar peso es necesario combinar buena alimentación y hacer ejercicio

Siempre se ha dicho que para bajar peso es necesario combinar buena alimentación y hacer ejercicio. Eso es así y no vamos a decirte otra cosa. Bueno sí, que a veces llevar ese estilo de vida saludable puede ser más fácil de lo que pensamos. Al menos a veces.

Un cambio de mentalidad

Hay ocasiones en que se necesita un pequeño esfuerzo, incluso un cambio de chip, para quemar calorías. Lo mejor de esto es que conseguirás tu objetivo sin apenas darte cuenta. Pero no vamos a mentirte, por hacer algo de esto no notarás un cambio drástico en tu peso. Lo que sí verás es como pierdes algo de peso y te encuentras en mejor forma, más ligera.

¿Qué se puede hacer para quemar calorías sin darte cuenta? Básicamente se trata de pequeños cambios en tu rutina. Los avances tecnológicos están muy bien, pero reconozcámoslo, nos vuelven más perezosos y acomodados y eso nos lleva a un estilo de vida más sedentario. Y eso no es nada recomendable si lo que quieres es perder algo de peso.

Usa las escaleras

Vamos a empezar por algo tan simple como coger el ascensor para subir a tu casa o a la oficina. ¿Cuándo fue la última vez que subiste por las escaleras? Probablemente un día en que el ascensor estaba estropeado y llegaste jadeando. Eso es porque no estás en forma -o vives en un octavo. Olvídate del ascensor y empieza a subir y bajar por las escaleras. Cierto que al principio puede costarte, pero en una semanas verás como cada vez te requiere menos esfuerzo y te sientes mejor.

Si hablamos de desechar el ascensor ya puedes ir pensando en dejar quieto el coche, salvo cuando sea necesario. Nos hemos acostumbrado a ir en nuestro propio vehículo a todas partes, incluso a una distancia de menos de un kilómetro. Es muy cómodo, ya lo sabemos, pero ¿qué te cuesta hacer ese mismo recorrido andando? Muy poco esfuerzo y unos minutos más de tu tiempo.

Olvídate del coche

Sal a hacer los recados a pie, deja las llaves del coche en casa y vete andando por tu ciudad. Te sentará bien andar, te dará el aire y te relajarás. De paso puedes encontrarte con conocidos y socializar. Cuando hacemos esto mismo pero con el coche tendemos a aislarnos, ir con prisa y únicamente a lo que nos ocupa y no disfrutamos.

Hablando de disfrutar. Ya sabemos que las compras online desde el sofá de casa son comodísimas y a todos nos encanta un buen shopping desde la tablet o el teléfono. Pero vete olvidándote de ello. Una buena tarde de compras es un ejercicio excelente para quemar calorías. Ir de una tienda a otra, probarse ropa, quitarse ropa, aguantar en el brazo con diez prendas y sus respectivas perchas... En algunas de estas sesiones se puede perder más peso que en una hora de gimnasio. Eso sí, nada de completar la jornada con una merienda o una cena de comida rápida.

Cuida qué comes

El ejercicio te puede ayudar a quemar calorías, pero tan importante como esto es no sumarlas en exceso. Para eso también hay algunos trucos que pueden ayudarte. Todos sabemos cuales son los alimentos que pueden ayudarte a perder peso y cuales no, así que a la hora de hacer un picoteo o tomarte algo con las cañas de última hora de la tarde olvídate de los que se consideran prohibidos.

Para evitar caer en la tentación te recomendamos tener siempre a mano en casa encurtidos (cebolletas, pepinillos...) y zanahoria cruda y ya cortada en la nevera. Si la tienes lista para comer te será más fácil cogerla en vez de ir a por unas patatas fritas.

Sustituye las bebidas azucaradas por su versión light, aunque lo mejor es cambiarlas por agua directamente. Si eres de los que les cuesta beber los dos litros que se recomiendan al día procura tener siempre una botella cerca y bien visible. Llévala en el bolso, ponla en la mesa de la oficina... De esa forma beberás más que si no la ves.

Hay ocasiones en que se necesita un pequeño esfuerzo, incluso un cambio de chipHay ocasiones en que se necesita un pequeño esfuerzo, incluso un cambio de chip

A veces lo que necesitamos para quemar calorías y bajar un poco de peso es cambiar los hábitos que tenemos. Con pequeñas modificaciones podemos conseguir resultados importantes, aunque tampoco puedes esperar un cambio drástico.

Artículos recomendados