Menú
Cuáles son las enfermedades más habituales de la piel

PIEL

Cuáles son las enfermedades más habituales de la piel

La piel es un órgano muy importante en nuestro cuerpo, y existen algunas enfermedades bastante comunes en ella. ¿Cuáles son?

Cristina López Reques

La piel es un órgano muy importante en nuestro cuerpo, ya que es el más grande, el que cubre y el que protege el cuerpo. Además, la piel nos protege contra las bacterias y virus que puedan causarnos una infección. Regula nuestra temperatura y previene una deshidratación. Por tanto, recuerda la importancia de mantener una piel sana y bien cuidada.

Cualquier cosa que pueda irritar la piel puede causar un enrojecimiento, un picor o hinchazón. Entre ellas están algunas enfermedades, como las que te describimos a continuación.

La piel es un órgano muy importante en nuestro cuerpoLa piel es un órgano muy importante en nuestro cuerpo

Cáncer de piel

El cáncer de piel es una de las enfermedades que provocan la formación de células malignas, es decir, cancerosas, en los tejidos de la piel. Todos podemos desarrollar el cáncer de piel, pero existen algunos factores que incrementan su aparición. Las zonas más sensibles a padecer cáncer de piel son la cabeza, la cara, el cuello, manos y brazos, ya que son las zonas más sensibles.

Las causas más frecuentes:

- La exposición a la luz ultravioleta. La principal fuente de esta luz es el sol. Por eso, hay que tener mucho cuidado con el tiempo que nos exponemos a la luz del sol, siempre manteniendo nuestra piel protegida. Si la intensidad de la luz es fuerte, aumenta la probabilidad de padecer cáncer de piel. Si vas a estar mucho tiempo expuesto a la luz del sol, siendo esta muy intensa, debes utilizar ropa que proteja tu cuerpo, sobre todo las zonas más sensibles.

- Cabinas bronceadoras. Al igual que la luz del sol, estas cabinas son fuente de luz ultravioleta. Por tanto, también pueden contribuir a que aparezca un cáncer de piel.

- Exposición a otras radiaciones. Por ejemplo, tratamientos de quimioterapia también pueden hacer que aparezca esta enfermedad.

- Otras lesiones. Las quemaduras graves, por ejemplo, también pueden ser una causa de cáncer de piel.

- Tener el cabello, la piel y los ojos claros puede ser un factor de mayor riesgo. Así como tener algún familiar con cáncer de piel o superar la barrera de los 50 años. Recuerda que es imprescindible la protección para prevenir esta enfermedad.

Si notas algún cambio en tu piel o indicios de que algo no va bien, como una mancha o protuberancia, acude al médico para que revise la piel. Un cáncer de piel detectado a tiempo será más fácil de tratar, ya sea con cirugía, quimioterapia o radioterapia.

Melanoma

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más grave. Aparece porque las células malignas elaboran un pigmento llamado melanina, que es el responsable del color de la piel, pelo y ojos. Cuando la piel se expone al sol, se produce más melanina para defendernos de esa luz. Y entonces, puede aparecer un melanoma. Este melanoma se manifiesta en lunares o pecas que cambian de tamaño o aspecto. La mayoría de ellos, suelen tener un área negra. Aunque también puede aparecer con un lunar nuevo.

Es importante que vigiles tus lunares y acudir al médico cuando:

- Asimetría. Cuando una parte del lunar no sea igual que la otra, es decir, no sea asimétrico.

- Bordes. Cuando no sean rectos, sino que presenten desiguales, irregulares e incluso borrosos.

- Color. Si cambian de color o si notas que es de un tono negro.

- Tamaño. Si notas que el lunar cambia de tamaño, generalmente que se vuelve más grande.

- Evolución. En general, cualquier cambio en el lunar debe ser estudiado para descartar una de las enfermedades y problemas.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica o eccema es un trastorno de la piel de manera prolongada. La dermatitis se manifiesta como hinchazón y enrojecimiento de la piel. Hay personas que lo pueden sufrir debido a que su piel es más sensible porque carece de ciertas proteínas. Por esta razón, es más frecuente que esta enfermedad la sufran los bebés.

Los principales síntomas son zonas de piel seca, incluso en carne viva debido al continuo rascado. También ampollas que forman costras y zonas rojizas alrededor suyo. Es muy frecuente el picor, incluso este aparece antes de la erupción o sarpullido.

Para evitar la dermatitis, recuerda:

- No tomes alimentos que puedan provocarte una reacción alérgica. Hazte las pruebas para evitar que esto te pueda ocurrir.

- Evita tejidos irritantes, como la lana.

- No entres en contacto con jabones, detergente o productos que conlleven elementos químicos o disolventes. Utiliza siempre protección, como guantes.

- No frotes parte del cuerpo con fuerza ni durante un tiempo prolongado.

- Mantén la piel hidratada con productos que no produzcan reacción alérgica ni rojeces. La piel reseca empeora los síntomas de la dermatitis.

Psoriasis

La psoriasis es otra de las enfermedades que provoca descamación e hinchazón de la piel. Lo que ocurre en esta enfermedad es que las células muertas de la piel se renueven en unos pocos días, cuando lo normal es un mes. Entonces, las células nuevas suben demasiado rápido a la piel y se acumulan en la superficie.

La psoriasis causa placas de piel gruesa, enrojecidas y con escamas. Por tanto, se produce un gran picor e incluso dolor. Los codos, las rodillas y las manos son los lugares más frecuentes donde aparece esta enfermedad.

Si notas estos factores acude al médico para que establezca el nivel de psoriasis que tienes. Por lo general, se trata con cremas que ayudan a reducir la inflamación, a suavizar la piel quitando escamas y destapando poros.

Acné

El acné es otra de las enfermedades que afectan a la piel, en concreto a las glándulas sebáceas, que se encuentran por debajo de la piel. Estas están conectadas con los poros, que son los pequeños hoyos que tenemos en la piel. Las glándulas producen una sustancia grasa llamada sebo. Cuando se tapa el canal que conecta las glándulas con los poros, se crea un grano o espinilla.

La psoriasis causa placas de piel gruesa, enrojecidas y con escamasLa psoriasis causa placas de piel gruesa, enrojecidas y con escamas

El acné es la enfermedad de la piel más común. Lo pueden sufrir todas las personas, independientemente de su sexo y edad. Aunque es más común en los adolescentes y jóvenes. No hay una causa concreta, pero sí algunos factores de riesgo como el aumento hormonal durante la adolescencia, ciertos medicamentos, dejar de tomar la píldora anticonceptiva o algunos maquillajes y productos grasos.

Algunas recomendaciones para cuidar la piel con acné:

- Limpiar y lavar la piel. Es muy importante su cuidado, ya que hay que tratar de evitar la piel grasa para que no aparezcan los granos o espinillas. Por eso, deberás limpiarte la piel mañana y noche con productos específicos para el acné.

puedes dejarte cicatrices y marcas.

- No toques los granos. Si tratas de explotar las espinillas o estas continuamente tocándote las zonas afectadas, el problema puede ser mayor ya que

- No utilices maquillajes grasos si eres una chica. Además, si tienes pelo graso, procura que no toque la cara para que no favorezca la salida de acné.

- Si eres chico, aféitate con cuidado para no tocar los granos.

Artículos recomendados