Menú
Cómo eliminar las verruguitas del cuello

CUIDADO DE LA PIEL

Cómo eliminar las verruguitas del cuello

Descubre algunos remedios para eliminar las molestas verruguitas del cuello y que tenga un mejor aspecto.

Ainoa Poveda García

Las verruguitas son una especie de mancha bulbosa que aparecen en la piel por diversas causas. Una de ellas es por la reacción que tiene nuestro organismo de reaccionar ante la presencia de patógenos relacionados con el papiloma humano. Con esto no quiere decir que se desarrollen de una manera maligna, sino que nuestra piel ha estado en contacto con componentes relacionados con el VPH.

Las que aparecen en la zona del cuello pueden ser las más molestas de todas. No solo por el picor y el posible dolor o escozor que algunas presentan sobre nuestra dermis, sino que también afectan estéticamente. Por eso te presentamos algunas opciones para que escojas y pruebes la que mejor se amolde a ti y a tus verruguitas, ya que no todas son iguales y puede que necesiten un tratamiento médico más fuerte.

Las que aparecen en la zona del cuello pueden ser las más molestas de todasLas que aparecen en la zona del cuello pueden ser las más molestas de todas

Antes de comenzar con cualquiera de las opciones de remedios naturales que te presentamos, cabe advertir que siempre se recomienda hablar con un dermatólogo para ver cuál es su formación y si es más o menos grave. Dependiendo de su origen, su forma y su color. Algunas se quitan de manera natural si son pequeñas y con pequeños cuidados cutáneos.

Remedios caseros contra las verruguitas

Lo más cómodo y conocido es el aloe vera. Esta planta genera una especie de gel natural que proviene de su carne interna y que se utiliza para una infinidad de remedios, entre ellos quemaduras, granitos o bebidas detox.

En esta ocasión, podemos cortar un pequeño trozo de uno de los brazos de la planta y abrirla de manera que se quede en dos mitades. Luego consistirá en aplicar directamente el gel interno sobre la verruga y dejar actuar durante unos minutos. Podemos quitarnos el aloe vera si al cabo de un rato nos molesta. Este proceso debe repetirse durante un par de semanas, más o menos hasta que se elimine.

El zumo de limón y el vinagre de manzana son otras dos opciones que funcionan perfectamente. En este caso, ambas sirven para cualquier verruguita, aunque no se encuentren en la zona del cuello. Humedecemos abundantemente un algodón con uno de los dos líquidos y los aplicamos mediante golpes suaves o presionando suavemente sobre la mancha bulbosa. Dejamos que actúe durante unos minutos y limpiamos la zona. Este proceso se puede repetir dos veces al día durante una semana aproximadamente.

La cáscara de plátano también es un remedio fácil de solventar, ya que es una fruta habitual que podemos encontrar en casi cualquier lugar. Con este alimento podemos conseguir un remedio casero sencillo gracias a su piel, ya que aplicaríamos la cara interna de la cáscara sobre la verruguita. Se presiona levemente durante un par de minutos y repetimos el proceso durante unos días, hasta que veamos que surte efecto.

La leche de higo fresco es un poco más difícil de conseguir. Para ello necesitamos exprimir los higos y extender el líquido sobre la verrguguita. Cubrimos todo ello con un trozo de venda o gasa y dejamos que actúe unas 8 horas. Lo mejor es dejar que actúe por la noche, ya que no nos movemos tanto. Repetimos este proceso a lo largo de una semana aproximadamente.

Por último, queda el remedio más conocido: la tirita. Podemos conseguir que se elimine prácticamente sola si cubrimos la verruguita con una tirita hipoalergénica, para evitar que haga reacción o se nos creen irritaciones. Tápala completamente y ve cambiando el apósito cada vez que se despegue o se caiga. No funciona con todas, así que hay que tener paciencia porque también tarda más en surtir efecto. Eso sí, no duele, te olvidas de repetir procesos con mejungues y no deja restos.

Especialidades médicas

La mejor manera de deshacerte de una verruguita siempre es pedir consejos de tu dermatólogo de confianza, así como seleccionar la medida que mejor se adapta a ti. Estas pueden ser las tres maneras que un médico puede ofrecerte para eliminar las manchas bulbosas de la piel.

La crioterapia quema el tejido de la zona mediante la congelación de la verruguita. El nitrógeno líquido o el dióxido de carbono sólido son los dos componentes que se incluyen en este sistema. Es el método que podemos encontrar en algunas farmacias, aunque al tratarse del cuello hay que conocer sus posibles desventajas.

La crioterapia quema el tejido de la zona mediante la congelación de la verruguitaLa crioterapia quema el tejido de la zona mediante la congelación de la verruguita

Mediante el láser, otra de las opciones plausibles, la eliminación de las verruguitas es más sencilla. Este método es el más recomendado, tanto por médicos como por pacientes. No hay riesgo, es limpio y rápido. Por eso es importante acudir a un especialista para que actúe sobre estas manchas bulbosas, ya que no se puede quitar de manera manual en casa: ni cortar, ni comprimir, ni explotar.

Por último, el médico puede hacer uso del bisturí mediante una pequeña intervención quirúrgica. Se parecería al anterior, ya que elimina de raíz la verruguita del cuello. La mayor desventaja es que deja cicatriz, por lo que no es la mejor opción a tomar si lo que se quiere es eliminar por estética.

Artículos recomendados