Menú
Diazepam: cuáles son sus efectos secundarios

MEDICAMENTOS

Diazepam: cuáles son sus efectos secundarios

Como todos los medicamentos existentes, tomar Diazepam también puede tener efectos secundarios.

Ana M. Longo

Para el control de la ansiedad, para relajar y sobrellevar situaciones complejas emocionalmente..., se encuentra en el mercado el medicamento conocido comúnmente como Valium o Diazepam, pero, ¿conoces los efectos secundarios que puede tener? A continuación nos referimos a ellos.

¿Qué es el diazepam?

El diazepam es un fármaco clasificado en la familia de las benzodiacepinas. Aumenta la actividad de un neurotransmisor que se encuentra en el cerebro. Es un ansiolítico e hipnótico. Su acción es de tipo tranquilizante y se centra en el control del sistema nervioso, pero no causa bloqueo. Su uso se extiende en atacar los síntomas de la ansiedad, como puede ser en las crisis de pánico, espasmos musculares o en enfermedades psiquiátricas.

Este medicamento viene en cápsulas y en solución concentrada, por lo cual su ingestión ha de hacerse de modo oral. Debe tomarse atendiendo a las prescripciones médicas, sin superar la dosis indicada. El diazepam produce dependencia, con lo cual si se piensa en abandonar el tratamiento, la dosis debe reducirse de modo gradual y siempre bajo la supervisión médica. No debe tomarse esta medicina en un periodo superior a 4 meses.

ste medicamento viene en cápsulas y en solución concentradaste medicamento viene en cápsulas y en solución concentrada

¿Para qué se usa el diazepam?

La Organización Mundial para la Salud (OMS), lo clasifica como "medicamento esencial", por la razón de ser una benzodiacepina de las más eficaces, sobre todo para el tratamiento ansioso-depresivo. Pero la parte opuesta es el alto grado de dependencia que provoca, por lo que el consumo debe ser moderado y estrictamente organizado en un tiempo.

El cerebro de la persona se seda o relaja y ciertas zonas funcionan en menor medida, con la acción que ejerce el medicamento. Existe un mayor relax y la rutina de vida de la persona deja de ser normal y mentalmente activa, para volverse más aletargada. El diazepam se usa para tratar las siguientes patologías:

-Neurosis.

-Histeria.

-Problemas musculares.

-Fobias.

-Trastornos emocionales asociados a: hipertensión arterial o enfermedades de tipo cardiovascular.

-Estados que ocurren ante el abandono del alcohol.

-Espasmo cerebral.

-Lumbalgia.

-Cervicalgia.

-En pacientes con cuadros de estrés y ansiedad.

-Tratamiento para las manías.

-En la sedación previa a intervenciones como endoscopias o biopsias.

-Tratamiento para el estado epiléptico.

-En pacientes diagnosticados con excitación vinculada a la ansiedad y el pánico.

-Para facilitar el parto.

-Para el síndrome de colon irritable.

Efectos secundarios del diazepam

Al tratarse con benzodiacepinas, la persona puede sufrir una dependencia de tipo físico y psíquico. Si el medicamento se retira de una manera brusca y sin el asesoramiento de profesionales del ámbito de la salud, pueden darse dolores de cabeza, irritabilidad, intranquilidad...En los casos más graves, calambres, alucinaciones, despersonalización...

Por otra parte puede ocurrir un efecto rebote, donde los efectos de la medicación dejan de actuar tan positivamente en el paciente. Se produce amnesia, sedación, dificultad de concentración...Puede aumentarse la somnolencia, la capacidad de reacción...Estos síntomas suelen desaparecer durante un tiempo de tratamiento.

Si se producen ronchas, hinchazón de la cara, garganta, labios o lengua, debe acudirse con urgencia al médico. Debe prestarse atención a posibles ataques de ansiedad y convulsiones, alucinaciones, hostilidad o agresividad. De un modo más serio puede caerse en depresión, normalmente soterrada, como generarse pensamientos suicidas.

El diazepam tiene efectos sedantes que suelen permanecer un mayor espacio de tiempo en los adultos. Los efectos secundarios del diazepam, entre otros, se presentan en la siguiente enumeración:

-Función motora irregular.

-Somnolencia grave.

-Pérdida de la consciencia.

-Malestar estomacal.

-Mareos o caídas, sobre todo en personas mayores.

-Fatiga.

-Cambios en el apetito.

-Falta de coordinación.

-Debilidad muscular.

-Sequedad en la boca.

-Reacciones alérgicas.

-Déficit de memoria.

-Problemas de concentración.

-Amnesia.

-Problemas para conducir normalmente.

-Dificultades para hablar de un modo fluido.

-Taquicardias.

-Respiración variable.

-Uñas de color azul por la falta de oxígeno en sangre.

Los efectos secundarios menos frecuentes, son:

-Confusión.

-Depresión.

-Ataxia.

-Transtornos menstruales.

-Hipersalivación.

-Hipotensión.

-Hiperactividad.

-Incontinencia urinaria.

-Vértigo.

Su uso está contraindicado para mujeres embarazadas en su primer trimestre de embarazoSu uso está contraindicado para mujeres embarazadas en su primer trimestre de embarazo

Recomendaciones para el uso de diazepam

Su uso está contraindicado para mujeres embarazadas en su primer trimestre de embarazo (el bebé puede volverse dependiente) o durante la lactancia (el medicamento puede pasar a la leche), miastenia grave, problemas de pulmón, hígado o corazón, asma, epilepsia, hipersensibilidad a las benzodiacepinas, glaucoma, enfermedad mental, problemas de drogas...No debe consumirse a la vez que puedan ingerirse psicotrópicos, barbitúricos o bebidas alcohólicas. Hay medicamentos además que pueden interactuar con diazepam.

La ingesta de diazepam puede aumentar el riesgo de padecimiento de problemas respiratorios graves o que agraven un coma...Es conveniente avisar al médico en el caso de estar tomando otros medicamentos, como pastillas para dormir, relajantes musculares, medicamentos opioides, productos herbarios, medicinas con o sin receta..., antiácidos o vitaminas, o si se sufren mareos, respiración difícil o somnolencia más acusada. El médico debe estar al tanto de las medicinas que empiecen a tomarse, al mismo tiempo que aquellas que recientemente se hayan abandonado.

También hay que tener precaución si se supera la franja de edad de los 65 años o si se va a someter a algún tipo de cirugía. Si se experimenta de un modo severo estreñimiento, cambios en el impulso sexual, caminar tambaleante, temblores, palpitaciones, sarpullido..., es necesario avisar al facultativo médico. Si este medicamento se usa de un modo inadecuado e irresponsable puede producirse una sobredosis o la muerte.

Tomando diazepam pueden hacerse analíticas de sangre de una forma normal. No se debe esperar ante la duda de estar tomando la cantidad suficiente, y percibir los efectos indicados ante la afección, y consultar con un médico. Diazepam debe guardarse a temperatura ambiente, alejada del calor y la humedad. Una sola dosis puede matar a una persona, por lo que no es conveniente dejar a la vista pastillas que no se hayan utilizado. No tome más medicina si se ha saltado una dosis, continúe con la siguiente.

Otras vías de escape frente al diazepam

Las personas a las que se les prescribe diazepam, suelen tener que tomarlo durante un largo tiempo. Cada vez más puede necesitarse aumentar la dosis, por esa dependencia que puede ocurrir. No obstante, hay que ver más allá. Los medicamentos son paliativos, pueden ser parches a heridas emocionales, no obstante, no atajan el problema de raíz. Cuando el medicamento desaparece, el problema sigue ahí.

Es conveniente terapia, pedir ayuda profesional y ahondar en la problemática de un modo más interno y exhaustivo. No es sano tener dependencia a nada y menos a un fármaco, que lo que hace es limitar nuestra vida y no dejarnos ser y evolucionar a mejor, curados y afrontando los miedos y males con entereza, fuerza y ganas de vivir. Lo peor en la vida es vivir con un lastre que nos hace caer constantemente.

Artículos recomendados