Menú
Diferencias entre un esguince y una distensión

ESGUINCES

Diferencias entre un esguince y una distensión

Es muy importante diferenciar entre un esguince y una distensión para saber cuál es el mejor tratamiento en cada caso.

Mª José Roldán Prieto

Los esguinces y las distensiones se refieren al daño a los tejidos blandos del cuerpo, incluidos los ligamentos, los tendones y los músculos. Son lesiones comunes que comparten algunos síntomas pero afectan a diferentes partes del cuerpo. Las personas a menudo pueden tratar esguinces y distensiones en casa sin necesidad de ir al médico, aunque si se siente demasiado dolor sí será aconsejable acudir al médico para verificar el estado de la lesión.

El esguince

Un esguince es un ligamento sobreextendido, desgarrado o torcido. Un ligamento es una banda resistente de tejido fibroso que conecta los huesos con otros huesos o cartílagos. Los ligamentos se encuentran generalmente alrededor de las articulaciones. Las áreas comúnmente torcidas incluyen las muñecas, los tobillos, los pulgares y las rodillas.

Las causas más comunes de esguinces son caídas, torsiones o experimentar un trauma en la articulación. Este tipo de lesiones pueden hacer que la articulación se salga de su rango normal de movimiento, desgarrando o estirando el ligamento a medida que esto sucede.

Una distensión es un tendón o músculo sobreextendido, desgarrado o retorcidoUna distensión es un tendón o músculo sobreextendido, desgarrado o retorcido

La distensión

Una distensión es un tendón o músculo sobreextendido, desgarrado o retorcido. Un tendón es un cordón resistente de tejido fibroso que conecta los músculos a los huesos. Las áreas comúnmente tensas incluyen las piernas, rodillas, pies y espalda.

Las causas de la distensión pueden aparecer de repente o que se desarrollen con el tiempo. Las causas más comunes son por culpa de levantar objetos pesados, correr o saltar en una mala posición, caerse o resbalarse. Las causas de las distensiones crónicas (que se desarrollan con el tiempo) incluyen practicar deportes y actividades que implican movimientos repetitivos, como jugar al tenis o correr. Sentarse o permanecer de pie en una posición incómoda durante períodos prolongados también puede causar molestias crónicas.

Esguince vs. síntomas de distensión

Un esguince generalmente ocurre de repente alrededor de una articulación. Los síntomas pueden ser leves o severos, de acuerdo con la cantidad de fibras de tejido afectadas. Los síntomas incluyen: dolor, hinchazón, hematomas, no se puede mover la articulación apenas, se siente incapacidad para usar la articulación normalmente y/o se siente que la lesión está muy dolorida.

Una distensión muscular puede ocurrir de repente y desarrollarse en el tiempo. Los síntomas característicos son: dolor, hinchazón, hematomas, estamos musculares, calambres, debilidad muscular y un movimiento limitado en la zona de la lesión.

Cuál es el mejor tratamiento

Una vez que se ha diagnosticado el problema por un médico, es necesario tener en cuenta cuál puede ser el mejor tratamiento a seguir. Lo primordial incluso antes de ir al médico es reducir la hinchazón y aliviar la presión del área afectada. Para ello tendrás que tener en cuenta los siguientes pasos:

Una distensión muscular puede ocurrir de repente y desarrollarse en el tiempoUna distensión muscular puede ocurrir de repente y desarrollarse en el tiempo

-Descanso. Tendrás que detener cualquier ejercicio o actividad física durante tengas la dolencia.

-Ponte hielo. Ponte hielo en la lesión durante 20 minutos en intervalos de 2 o 3 horas. Puedes usar bolsas de verduras congeladas.

-Comprime la zona. Para ayudar a reducir la hinchazón, puedes envolver el área afectada con un vendaje o cinta de entrenamiento. Afloja la envoltura si el área se adormece o si el dolor aumenta.

-Eleva la zona afectada. Mantén el área lesionada levantada sobre el nivel del pecho si es posible.

Puedes incluso tomar medicamentos de venta libre como el paracetamol o el ibuprofeno, porque te pueden ayudar a reducir el dolor y la hinchazón.

Si tienes los siguientes síntomas tendrás que ir al médico:

-Si el dolor empeora con el tiempo

-Si la hinchazón empeora

-Si tienes fiebre o escalofríos

-Si tienes dificultad para caminar o para ponerte de pie sin dolor

-Si tienes el movimiento limitado

-Si sientes entumecimiento u hormigueo en la zona afectada

-Si te das cuenta que existe cierta deformidad en la zona afectada

Si sientes que te duele demasiado la zona afectada, acude a tu médico que valore el estado de la lesión.

Artículos recomendados