Menú
El dolor visceral

DOLOR

El dolor visceral

El dolor visceral es complicado de localizar bien dentro del cuerpo, aunque puede ser molesto y peligroso si no se trata a tiempo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El dolor visceral es el dolor que se siente en los órganos internos como el estómago o el útero. Es un tipo de dolor nociceptivo, lo que significa que está causado por afecciones médicas que producen inflamación, presión o lesiones internas. Un dolor visceral podría ser el dolor pélvico causado por una infección de vejiga.

Cómo se produce el dolor visceral

Los nervios sensoriales de los órganos tienen receptores del dolor que se llaman nociceptores. Éstos envían señales a la médula espinal y al cerebro para que sepas si tienes enfermedades o lesiones que debas considerar.

Los nervios sensoriales se activan cuando los nervios en y alrededor de los órganos internos detectan compresión, estiramiento, desgarro o áreas diminutas de daño de organismos infecciosos, como los virus.

La intensidad del dolor

El dolor visceral puede tener diferentes intensidades. En general, se describe como generalizado y suele ser complicado de identificar. El dolor puede ser constante o intermitente, agudo, profundo o superficial.

El dolor visceral puede causar sensaciones de dolor, como si algo o alguien estuviera apretando dentro de tu cuerpo. No se puede hacer nada para remediar el dolor y suele ser bastante incapacitan para quien lo padece.

El dolor visceral puede causar sensaciones de dolorEl dolor visceral puede causar sensaciones de dolor

Dolor referido

Los órganos internos no tienen una alta densidad de nociceptores como sí tiene en la piel por lo que el dolor no se localiza tan fácilmente como si te duele una zona del brazo, por ejemplo. Tu cerebro no sabrá detectar exactamente donde empieza o está el dolor, pero sabrás que algo no marcha bien. Estos factores hacen que sea difícil determinar de dónde proviene el dolor visceral.

A diferencia del dolor superficial, el dolor visceral tiende a irradiarse desde la ubicación inicial e involucra también otras áreas del cuerpo, lo que hace que todo el dolor sea más difuso y desagradable. Por ejemplo, el dolor del corazón puede extenderse al brazo y cuello izquierdo, el dolor de vejiga se puede sentir en el  perineo y una infección renal puede causar dolor de espalda.

El dolor referido visceral se puede sentir cerca de áreas del cuerpo en lugar de hacerlo en el área lesionada, lo que dificulta determinar de dónde proviene. Por lo tanto, una persona que tiene una úlcera estomacal puede experimentar dolor de pecho en lugar de dolor de estómago, o una persona con una infección de colon puede sentir dolor de espalda en lugar de dolor en el colon.

Otros síntomas pueden acompañar al dolor visceral, como náuseas, sudoración, palidez, cambios en la presión arterial, frecuencia cardíaca y temperatura.

El dolor referido visceral se puede sentir cerca de áreas del cuerpo en lugar de hacerlo en el área lesionadaEl dolor referido visceral se puede sentir cerca de áreas del cuerpo en lugar de hacerlo en el área lesionada

Características clave del dolor visceral

El dolor visceral es diferente del dolor somático , que es otro tipo de dolor nociceptivo. Y el dolor nociceptivo, generalmente causado por una lesión, difiere del dolor neuropático, que a menudo es causado por daño a los nervios o hipersensibilidad.

  • Dolor somatico vs. visceral. Si te cortas con un cuchillo experimentarás dolor somático agudo, rápido y superficial porque tienes muchos nociceptores en tu piel y tu cerebro sabrá de dónde viene el dolor localizándolo rápidamente.
  • Dolor neuropático vs. visceral. El dolor neuropático se produce como resultado de una enfermedad nerviosa como la neuropatía, la hipersensibilidad de un nervio y, en ocasiones, debido a una lesión de un nervio. En algunas situaciones, el dolor visceral crónico puede causar cambios en la sensación, lo que en realidad lleva al dolor neuropático.

Diagnóstico y tratamiento

Puedes experimentar dolor visceral al recuperarte de una cirugía o por problemas en tus órganos internos. También puede ser síntoma de un problema de salud por causa subyacente que se deberá identificar. Tu médico seguirá tu historial y te hará las pruebas pertinentes para saber de dónde viene ese dolor.

El tratamiento dependerá de la causa que te esté provocando el dolor visceral. Pueden ser medicamentos, intervenciones médicas o quirúrgicas, inyecciones para el dolor, etc. Tu médico valorará la mejor opción en cada caso.

Artículos recomendados