• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
En directo 'Ni que fuéramos Shhh'
ALCOHOL

Qué es la drunkorexia

Qué es la drunkorexia
Cristina Pardo Torres
Última actualización: 14 Junio 2018
¡Comenta!
La drunkorexia, también conocida como alcohorexia o ebriorexia, se considera un trastorno de la alimentación.

La drunkorexia, también conocida como alcohorexia o ebriorexia, se considera un trastorno de la alimentación, al igual que la anorexia y la bulimia. Las personas que sufren este trastorno dejan de comer alimentos sólidos o con alto nivel calórico para compensar las calorías consumidas con el alcohol que han bebido o tienen pensado beber. De esta forma, creen que si las calorías ingeridas mediante el alcohol las suprimen del resto de sus comidas, no subirán de peso ni engordaran, por lo que mantendrán su línea.

¿Quién puede padecerla?

La drunkorexia puede padecerla todo el mundo, siendo indiferente su edad, su sexo, su estilo de vida, etc. Aunque si es cierto, que en edades comprendidas entre los 14 y 18 años, es decir, en plena adolescencia, es mucho más común. También hay que destacar que los casos de mujeres que padecen este trastorno son más elevados que los de los hombres, al igual que ocurre con la anorexia o con la bulimia.

Esto se debe a las altas exigencias de la sociedad actual, siendo de buen ver: consumir alcohol para pasárselo bien, ser populares, etc. y a la vez haciendo presión para estar delgado, esbelto y con buena figura.

La drunkorexia  se clasifica dentro de los trastornos de la alimentaciónLa drunkorexia se clasifica dentro de los trastornos de la alimentación

¿Por qué se considera un trastorno de la conducta alimentaria?

La drunkorexia se clasifica dentro de los trastornos de la alimentación, por la multitud de conexiones que presenta con la bulimia o la anorexia, además de con el alcoholismo; de ahí su nombre: drunk- (borracho, beber, etc) y ?orexia (relacionado con el apetito).

La persona que la sufre evita consumir alimentos con un alto nivel calórico para poder compensarlas con las calorías ingeridas en bebidas alcohólicas y no ganar peso, ya que consideran que este tiene las suficientes como para engordar si consume más.

¿Qué señales o síntomas muestra una persona con drunkorexia?

Al igual que en los casos de anorexia y bulimia, los síntomas y las señales que se padecen son muy variados, dependiendo del nivel de la enfermedad, de la propia persona, de la edad que tenga, del tiempo que lleve padeciendo, etc. No obstante aquí os dejamos una serie de los síntomas más generalizados y comunes en este tipo de casos:

- Perdida visible de apetito: La persona que lo padece pierde el apetito y las ganas de comer. Poco a poco esta situación puede ir empeorando hasta llegar al punto de que no consuma ningún alimento sólido y solo tome bebidas alcohólicas.

- Realización de ayunos el día que ha consumido o que va a consumir alcohol: Generalmente la persona que padece drunkorexia el día antes de consumir alcohol, el día después o ambos, reduce la cantidad de ingesta de alimentos o se decanta por alimentos con niveles muy bajos de calorías.

- Menor resistencia al alcohol : El alcohol le afecta más debido a que este se absorbe en sangre antes por no tener alimentos en el estomago con los que rebajar su absorción. En muchos casos esta falta de alimento hace que la probabilidad de sufrir un coma etílico sea mayor.

- Aislamiento social : La persona que lo padece acaba teniendo problemas a la hora de conciliar su vida familiar, social, laboral, e incluso personal. Por lo tanto una señal visible es que se encierre en sí mismo, en el consumo de alcohol y en la idea de no comer alimentos para no engordar.

- Preferencia por alimentos bajos en calorías: La persona con drunkorexia considera que el alcohol tiene demasiadas calorías, pero al no querer dejarlo, opta por sustituir estas por las de las comidas. De esta manera es muy común observar que tiene a elegir alimentos con bajo nivel calórico, incluso en las propias copas de alcohol, mezclándolo con bebidas light, zero, sin azucares o sin calorías.

- En algunas ocasiones el consumo de alcohol no va acompañado de ayunos, si no de excesivo ejercicio físico, de toma de laxantes o diuréticos, provocación del vomito, etc; con el mismo fin, el de no coger peso ni engordar.

- Obsesión con el peso: En la mayoría de los casos su objetivo no es adelgazar como ocurre con la anorexia, simplemente la idea de no engordar se convierte en una obsesión para ellos. Esto se ve reflejado en su forma de abordar las comidas o que el tema de dietas, calorías, y peso este muy presente en sus conversaciones.

¿Qué consecuencias puede tener este trastorno?

Hay que tener en cuenta que en sí, la drunkorexia es una mezcla entre anorexia y alcoholismo; por lo tanto, si estos dos trastornos por separados ya son un peligro, imagínense si se fusionan en uno solo. Por esta misma razón, es obvio que este trastorno tiene multitud de consecuencias negativas para la persona que lo padece, tanto a nivel psicológico como físico. Algunos de los efectos que este puede ocasionar son a nivel psicológico son:

La drunkorexia es una mezcla entre anorexia y alcoholismoLa drunkorexia es una mezcla entre anorexia y alcoholismo

- Aislamiento social, la persona que lo padece puede llegar a tener dificultades a la hora de mantener sus relaciones, tanto familiares, sociales, laborales, amorosas, etc.

- Irritabilidad y conductas violentas : debidas al consumo de alcohol y a la falta de los nutrientes necesarios.

- Ansiedad e incluso depresión.

- Perdida del contacto con la realidad, llegando incluso a desembocar en problemas como paranoia, alucinaciones, esquizofrenia, etc.

- Conductas peligrosas : incluyéndose en estas los pensamientos suicidas, las autolesiones, la práctica de sexo sin protección, actitudes impulsivas, robos, etc.

- En algunos casos la drunkorexia puede venir dada de padecer anorexia o alcoholismo, pero en otros, es esta misma enfermedad la que desencadena una de ellas o ambas.

Algunos de los efectos que este puede ocasionar son a nivel físico son:

- Cansancio generalizado, tanto a nivel psicológico como físico, así como dificultados para dormir o trastornos del sueño.

- Pérdida del apetito.

- Oscilaciones en el peso, es decir, aumento o disminución notable de este.

- Problemas dentales por falta de nutrientes, a la vez que caída del pelo, problemas de piel, uñas débiles, etc.

- Dolores de cabeza, cefaleas, etc.

- Desnutrición, dada por la falta de nutrientes en el cuerpo, ya que lo único ingerido es alcohol. Esto, en los casos más graves puede provocar un mal funcionamiento de los órganos vitales, e incluso la muerte.

- Problemas de riñón y de hígado, como pueden ser la cirrosis o las cardiopatías.

- Daños a nivel gastrointestinal y problemas a nivel cerebral y neuronal.

- Comas etílicos e incluso, en los peores casos, la muerte por el consumo excesivo de alcohol.

Artículos recomendados