Menú
Qué es la ecolalia

LENGUAJE

Qué es la ecolalia

¿Qué es la ecolalia, por qué se produce, cuáles son los tipos y cuáles son los tratamientos más eficaces?

Maria del Carmen Roldán Prieto

Las personas con ecolalia repiten ruidos y frases que escuchan previamente. No pueden comunicarse de manera efectiva porque por su tendencia a repetir son incapaces de expresar sus propios pensamientos. Por ejemplo, si le haces una pregunta a una persona que padece ecolalia, esta persona repetirá la pregunta pero difícilmente podrá respoderla.

En muchos casos, la ecolalia aparece como un intento de comunicarse, de aprender un idioma o de practicar un lenguaje. El habla repetitiva es una parte común del desarrollo del lenguaje, y se observa en los niños pequeños que están aprendiendo a comunicarse. A los 2 años, la mayoría de niños comenzarán a mezclar las repeticiones con frases propias, y a los 3 años la mayor parte de la ecolalia infantil habrá desaparecido casi en tu totalidad.

Es común que los niños con autismo o con retrasos en el desarrollo tengan ecolalia más allá de la infancia, especialmente si experimentan un retraso en el desarrollo del habla.

El principal síntoma de la ecolalia es la repetición de frases y ruidos que se han escuchadoEl principal síntoma de la ecolalia es la repetición de frases y ruidos que se han escuchado

Síntomas de la ecolalia

El principal síntoma de la ecolalia es la repetición de frases y ruidos que se han escuchado. Esta repetición puede ser inmediata o no. La persona con ecolalia puede repetir algo que acaba de escuchar o algo que escuchó horas o días antes.

Otro signo de ecolalia puede ser la frustración durante las conversaciones, la depresión o el silencio. Una persona con ecolalia se puede irritar con más facilidad, especialmente cuando se le hacen preguntas.

Causas y factores de riesgo

Todos los niños experimentan ecolalia cuando aprenden a hablar. La mayoría desarrolla el pensamiento independiente a medida que crecen, pero algunos continúan repitiendo lo que escuchan. Los niños con discapacidades en la comunicación se aferran a expresiones repetidas por mucho más tiempo. Los niños con autismo son particularmente susceptibles a la ecolalia.

Algunas personas experimentan este problema solo cuando están angustiadas o ansiosas. Otros lo experimentan siempre, lo que puede provocar que paulatinamente se vayan quedando en silencio porque no pueden expresarse y eso les crea un sentimiento importante de frustración.

Los adultos con amnesia severa o traumatismo craneal pueden experimentar ecolalia cuando intentan recuperar sus habilidades para hablar.

Tipos de ecolalia

Existen dos categorías principales de ecolalia: la ecolalia funcional o interactiva y la ecolalia no interactiva o no funcional, donde los sonidos o las palabras pueden ser solo para uso personal en lugar de para la comunicación.

Ecolalia interactiva o funcional

La ecolalia funcional es un intento de comunicación con la intención de ser interactivo. Vamos a ver diferentes tipos de ecolalia funcional o interactiva:

  • Hablar por turnos. La persona con ecolalia usa frases para completar un intercambio verbal alternativo.
  • Finalización verbal. El habla se usa para completar rutinas verbales familiares que son iniciadas por otros. Por ejemplo, si se les pide a las personas con ecolalia que completen una tarea, podrían decir "¡Buen trabajo!" mientras la completan, ya que están acostumbrados a escuchar esa frase cuando completan una tarea.
  • Proporcionar información. El habla puede usarse para ofrecer nueva información, pero puede ser difícil conectar diferentes puntos. Por ejemplo, si tienes un hijo con ecolalia y le preguntas qué quiere para merendar, te puede tararear la canción del anuncio de televisión de aquello que le apetezca, o reproducir lo que se diga en ese anuncio.
  • Peticiones. La persona con ecolalia te puede preguntar si quieres comer cuando lo que en realidad quiere decir es que ella quiere comer.

Ecolalia no interactiva

La ecolalia no interactiva no suele entenderse como comunicación y está destinada al uso personal, es decir, tiene como objetivo el etiquetado personal o la autoestimulación. Vamos a ver diferentes tipos de ecolalia no interactiva:

  • Discurso no enfocado. La persona con ecolalia dice algo que no tiene relevancia para el contexto situacional, como repetir fragmentos de una película mientras está en clase. Este comportamiento puede ser autoestimulante.
  • Asociación de la situación. El habla se desencadena por una situación (visual, personal o recreativa) y no parece ser un intento de comunicación. Por ejemplo, si alguien con este problema ve un producto de marca en una tienda, esta persona podría cantar la sintonía asociada a esa marca.
  • Ensayo. La persona con ecolalia puede pronunciar una misma frase que le han dicho para sí mismo varias veces antes de responderla. Esto puede hacerlo como una práctica o porque la persona la considere útil para una próxima interacción. Esta repetición no tiene una finalidad comunicativa en sí misma, sino que la persona la repite como autoestimulación.
  • Autodirección. La persona con ecolalia podría usar frases o expresiones para dirigir sus acciones, es decir, para darse instrucciones a sí mismo. Por ejemplo, si quiere hacerse un bocadillo, narrará cada paso como: lavarse las manos, coger el pan, cortar un trozo, etc.
La ecolalia es un reflejo de cómo el hablante procesa la informaciónLa ecolalia es un reflejo de cómo el hablante procesa la información

Ecolalia interactiva vs. Ecolalia no interactiva

La ecolalia es un reflejo de cómo el hablante procesa la información. Si no se conoce bien a la persona que la padece puede resultar difícil diferenciar estos dos tipos de ecolalia. Por ejemplo, si un niño se enfada con su maestro podría decirle de repente "¡Váyase al infierno, teniente!", una frase que aparentemente está fuera de contexto. Pero si se sabe que el niño ha visto la película "Algunos hombres buenos" se puede entender que ha asociado el sentimiento de ira de esa escena de la película con su sentimiento hacia el profesor en ese momento concreto. Por tanto, el niño tenía una razón para reproducir esa frase para expresar sus sentimientos.

¿Qué hacer con la ecolalia?

Las personas con ecolalia, en general, son vistas con extrañeza por otras personas y por eso se tiende a esconder o a intentar solucionar el problema con la mayor celeridad posible.

Cuando la ecolalia es funcional o interactiva se considera algo positivo porque el niño comienza a desarrollar una herramienta que le saldrá para comunicar sus deseos y necesidades, verbalmente y de manera eficaz. El hecho de tener una ecolalia funcional o interactiva significa que puede evolucionar hacia una comunicación normalizada con la ayuda de un terapeuta especializado en el habla.

Esto no significa que si la ecolalia predominante no es funcional no se pueda hacer nada para que el paciente llegue a comunicarse de una manera efectiva, ya que con una terapia adecuada puede progresar positivamente.

La terapia del habla pragmática puede ayudar al niño a usar sus habilidades del lenguaje cada vez mejor a través del juego y de repeticiones. A largo plazo, el habla del paciente será, casi con toda seguridad, mucho más normal y funcional. Aun si el paciente no desarrollase habilidades de comunicación adecuadas, aprenderá a calmarse usando palabras, una actitud mucho mejor que el comportamiento agresivo habitual derivado de la frustración.

Artículos recomendados