Menú
Efectos secundarios de la glutamina

EJERCICIO FÍSICO

Efectos secundarios de la glutamina

La glutamina puede tener efectos secundarios, ¿sabes cuáles son?

Inmaculada Jiménez Peral

La glutamina es un aminoácido que tenemos presenten en el organismo, de hecho se trata del más abundante, que se utiliza como bloque de construcción para las proteínas. Por ello, este aminoácido es ideal para la regeneración y la recuperación de nuestras células y de nuestros tejidos musculares y la creación de tejidos nuevos.

Se trata de un elemento no esencial en nuestro organismo, lo cual quiere decir que el propio cuerpo es capaz de crearlo y sintetizarlo a partir de otros elementos. Bajo circunstancias normales, no deberíamos preocuparnos sobre nuestros niveles de glutamina pero hay algunas situaciones en las que deberíamos vigilarlo.

En los últimos años la glutamina se ha puesto muy de moda en aquellas personas que realizan ejercicio físico de musculación, ya que ayuda a regenerar sus músculos después de una sesión de ejercicio intenso. Pero hay en ciertas ocasiones en las que no controlamos la cantidad de glutamina que ingerimos y podemos enfrentarnos a una cantidad excesiva de este aminoácido en el organismo.

Esta podemos encontrarla en alimentos ricos en proteínas, como carnes rojas, pescados azules y en suplementos de glutamina. A la misma vez que este aminoácido nos aporta muchos beneficios también puede convertirse en nuestro peor enemigo debido a los efectos secundarios que este puede llegar a tener en nuestro cuerpo.

Se trata de un elemento no esencial en nuestro organismoSe trata de un elemento no esencial en nuestro organismo

Beneficios de la glutamina

Aunque su función principal en nuestro organismo es la de la recuperación y formación de nuevos tejidos, la glutamina tiene otras tareas en nuestro cuerpo y puede ser beneficiosa en muchos momentos.

En la mayoría de los casos la glutamina como suplementación se utiliza en deportistas debido a sus múltiples beneficios. Su función regeneradora ayuda a aquellas personas sometidas en su vida diaria a un ejercicio muscular bastante potente a que sus músculos se recuperen de forma más rápida. Es por ello que en los gimnasios es muy común las personas que se suplementan con glutamina.

Otra situación clave en la que la glutamina está muy presente es en aquellos enfermos que presentan graves quemaduras o heridas y en aquellos que luchan contra enfermedades infecciosas. Debido a que la glutamina posee dos moléculas de nitrógenos ayudan al organismo a la lucha y a la mejora más rápida para su recuperación.

Posibles efectos secundarios de la glutamina

Al tratarse de un elemento que nuestro cuerpo es capaz de sintetizar no es necesario que la tomemos de forma exógena, ya que podremos sufrir los efectos secundarios de esta. Por lo que aquellas personas que no realicen ejercicio de forma extrema o estén en una situación de malnutrición o enfermedad deberían tratar de evitar su consumo.

El principal efecto secundario que más suele darse en las personas que consumen glutamina es un malestar gastrointestinal bastante incómodo. Esto es debido a la dificultad que tiene nuestro organismo para poder digerirlas y, en ciertas ocasiones, podremos sufrir nauseas, calambres en el estómago, vómitos, diarreas y dolor de estómago. Para tratar de reducir estas molestias, lo mejor es tomarlo sin tener el estómago vacío y con abundante agua.

Consumir altas dosis de glutamina puede afectarnos a nuestro sistema renalConsumir altas dosis de glutamina puede afectarnos a nuestro sistema renal

Como todos los elementos que consumimos la glutamina puede provocarnos una reacción alérgica. Aquellas personas que tienen alergia al glutamato sódico deberían evitarla ya que al descomponerse la glutamina se transforma en un elemento con una estructura muy parecida el glutamato monosódico y si somos sensibles a este, podremos tener una reacción alérgica. Sabremos que no somos tolerantes a este aminoácido porque se nos hinchará la cara y el cuello, además de presentar urticaria y sarpullidos.

Por último, consumir altas dosis de glutamina puede afectarnos a nuestro sistema renal debido al sobreesfuerzo al que se verán sometido nuestros riñones para tratar de descomponer grandes cantidades de este aminoácido de naturaleza proteica.

Lo ideal es que solo y exclusivamente tomemos glutamina como suplementación en aquellos casos en los que nos lo recomiende un especialista o un médico, siguiendo siempre sus pautas a la hora de tomarlo, ya que sufrir los efectos secundarios de la glutamina puede ser muy grave para nuestro organismo.

Artículos recomendados