Menú
Qué es y para qué sirve un examen de placenta después del parto

EMBARAZO

Qué es y para qué sirve un examen de placenta después del parto

Después del nacimiento del bebé se expulsa la placenta y se hace un examen de la misma, ¿para qué sirve?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La placenta es el único órgano que durante 9 meses resulta vital para mantener la vida del bebé pero cuando deja de funcionar, como ya no se necesita más, el cuerpo lo deshecha. Una vez que una mujer deshecha la placenta después del nacimiento de su bebé, los médicos realizarán un examen de placenta porque puede aportar mucha información sobre tu salud.

Quién realiza el examen de placenta

El médico o la partera serán los que mirará si la placenta está entera, si tiene buena forma, su consistencia o el color que presenta. Observarán cómo se inserta el cordón en la placenta y si hay o no calcificaciones. También hay pruebas que se pueden realizar en la placenta, incluidas pruebas para detectar enfermedades o infecciones. 

La placenta suele salir por vía vaginal unos 30 minutos después de haber tenido un parto natural, durante la tercera etapa del parto. Cuando se trata de una cesárea, el médico extirpará la placenta antes de que comiencen a suturar el útero para cerrarlo todo.

El lado materno de la placenta es el lado que se adhiere a la pared uterinaEl lado materno de la placenta es el lado que se adhiere a la pared uterina

¿Qué es lo que se observa y se examina?

Placenta con saco amniótico

Hay placentas que salen del cuerpo incluyendo el saco amniótico. Suele estar intacto y cuando esto ocurre solo se aprecia una abertura por dónde nació el bebé. No hay mucho espacio dentro del saco amniótico.

Lado materno de la placenta

El lado materno de la placenta es el lado que se adhiere a la pared uterina. Este lado se ve muy nudoso y puedes ver los lóbulos desiguales de la placenta. Tu médico o partera examinará este lado de la placenta para asegurarse de que esté completa y que no quede ninguna parte de la placenta dentro de su útero. También pueden verificar las calcificaciones de la placenta, que es un signo de envejecimiento de la misma.

Lado del bebé de la placenta

El lado del bebé de la placenta es suave en comparación con el lado de la madre de la placenta. Aquí también es donde se adjunta el cordón umbilical. Una de las cosas que buscará tu médico o partera es que el cordón umbilical está conectado en el centro de la placenta y no a un lado o en las membranas.

Hay quienes guardan la placenta en un congelador para pensar qué hacer con ella en el futuroHay quienes guardan la placenta en un congelador para pensar qué hacer con ella en el futuro

El médico también mirará el cordón umbilical. Mirarán la cantidad de vasos que tiene el cordón umbilical. Un cordón umbilical debe tener dos arterias y una vena llamada cordón de tres vasos. Si bien algunas personas nunca tienen ningún deseo de ver la placenta, cada vez es más popular mirar la placenta. Es un órgano único, el único órgano desechable que se cultiva. La placenta es un órgano increíble que ayudó a crecer y a que tu bebé se desarrolle.

La opción de que la placenta sea para ti

Aunque es un órgano que se desecha, cada vez son más las personas que optan por quedarse la placenta y guardarla para el recuerdo. Hay diferentes formas de guardar la placenta o de usarla, que las mujeres que han dado a luz utilizarán según sus intereses y necesidades personales.

Hay quienes guardan la placenta en un congelador para pensar qué hacer con ella en el futuro, otros prefieren plasmar la placenta en un lienzo con pintura para después colgarlo en la decoración de casa. Hay quienes prefieren comerse la placenta cocinándola y siguiendo algunas recetas o ingerirla a través de cápsulas una vez deshidratada y convertida en polvo (no hay estudios claros que aseguren que sea bueno tomar placenta, aunque lo que advierten es que no debe hacerlo cualquier persona que no sea la madre). También hay personas que prefieren usar la placenta como fertilizante y después de enterrarla y que pase un año para que se descomponga, plantar un árbol como recuerdo del nacimiento de su hijo y de la fuerza que tiene una placenta.

Artículos recomendados