Menú
Qué es la fisioterapia

CUIDADO CORPORAL

Qué es la fisioterapia

La fisioterapia es beneficiosa en muchos casos, descubre qué es y qué puede hacer por ti.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Se piensa que las técnicas de fisioterapia se utilizan al menos desde el año 460 a.C, cuando los primeros médicos, como Hipócrates, ponían en práctica elementos de fisioterapia como la terapia manual y el masaje. De hecho, fisioterapia signica literalmente "terapia física". Desde entonces, la fisioterapia se ha desarrollado a lo largo delos siglos hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día.

Básicamente, la fisioterapia es una disciplina de la salud capaz de diagnosticar y tratar lesiones o enfermedades mediante el uso de medios físicos, por tanto, sin uso de fármacos. El objetivo principal es reducir el dolor y minimizar la disfunción mediante el uso de técnicas basadas en el ejercicio terapéutico, el uso de calor, frío, agua, luz...

La fisioterapia abarca todas las etapas de la vida, desde bebés hasta ancianos, en áreas tales como la osteomuscular, la ortopedia, la reumatología, el área respiratoria, la neurología, las lesiones deportivas y la salud específica de mujeres y hombres. Por tanto, se trata de una disciplina con muchas especialidades. Su objetivo principal es desarrollar, mantener y recuperar la movilidad del paciente.

>El profesional fisioterapeuta es un profesional sanitario con estudios universitarios>El profesional fisioterapeuta es un profesional sanitario con estudios universitarios

El profesional fisioterapeuta es un profesional sanitario con estudios universitarios, ya que existe el Grado de cuatro años en Fisioterapia, por tanto, sus competencias y funciones están regladas por la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias española. Además de la formación académica universitaria basada en la ciencia médica, realizará también estudios terapéuticos y prácticas, que le capacitarán como un profesional bien preparado para desempeñar su trabajo en el ámbito sanitario.

Técnicas de la fisioterapia

Como hemos dicho, la fisioterapia utiliza técnicas físicas y no farmacológicas para tratar dolores, lesiones, y cualquier problema de funcionalidad o movilidad del paciente. Estas técnicas son muy variadas, dependiendo del diagnóstico hay un gran abanico de posibilidades de tratamiento. Por ello, vamos a ver algunas de estas técnicas, teniendo en cuenta de que no son las únicas, y por tanto, existen muchas más.

-Manipulación manual. El movimiento de las articulaciones y los tejidos blandos ayuda a mejorar la circulación de la sangre y el fluido corporal drenado con esta técnica. También ayuda en la relajación de los músculos que se encuentren excesivamente tensos o rígidos, y de los músculos que sufran de espasmos.

-Estimulación nerviosa eléctrica. Con esta técnica se aplican peques descargas eléctricas en las áreas afectadas por el dolor. Esto, por otra parte, bloquea todas las señales de dolor que se transfieren al cerebro. Como resultado evidente, el paciente siente un gran alivio del dolor que padece.

-Acupuntura. Esta conocida técnica consiste en la utilización de agujas para minimizar la sensación de dolor y mejorar funcionalmente los músculos al liberar dichas dosis de dolor. El sistema inmune y varias funciones corporales se pueden regular con el uso de esta técnica.

-Ultrasonidos, que promueven el flujo sanguíneo y la curación mediante el calentamiento de tendones, músculos y tejidos.

-Demostración. Hacer que los pacientes aprendan patrones de movimiento del cuerpo para ayudarlos a recuperarse por sí mismos. Se trata de movimientos sencillos que pueden realizarse en sus casas varias veces al día, de esta manera el cuerpo del paciente se acostumbra a realizar movimientos saludables, evitando que adquiera y elimine las malas posiciones y movimientos que perjudicarían a su dolencia.

-Pruebas funcionales. Esta técnica ayuda a determinar la resistencia y las capacidades técnicas del paciente. Gracias a estas pruebas se puede realizar un diagnóstico y un tratamiento más precisos.

-Provisión de dispositivos. Ante un diagnóstico, esto implica la prescripción, la fabricación y la aplicación del equipo necesario para facilitar la recuperación del paciente. Estos aparatos pueden ser, por ejemplo, electroestimuladores, herramientas para facilitar los movimientos como bandas elásticas, tubos de aire, aparatos de fitness... Y un largo etcétera.

A lo largo de los años, el uso de la fisioterapia ha ido en aumento, ya que es económico y los servicios están fácilmente disponibles en los centros de salud, o en consultas privadas especializadas. Además, el hecho de no usar medicamentos es también un punto a favor para muchos pacientes, por lo que la popularidad de esta terapia no para de crecer.

Condiciones físicas generales para acudir a un fisioterapeuta

Los fisioterapeutas pueden tratar una amplia variedad de afecciones médicas, dependiendo de su especialidad. Algunas de esas afecciones pueden ser:

-Condiciones cardiopulmonares, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fibrosis quística e infarto de miocardio posterior.

-Terapia manual para afecciones como el síndrome del túnel carpiano y el dedo en gatillo.

-Disfunción musculoesquelética como dolor de espalda, desgarro del manguito de los rodadores y trastornos de la articulación temporomandibular.

-Condiciones neurológicas tales como la apoplejía, lesiones de la médula espinal, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, disfunción vestibular y lesiones cerebrales traumáticas.

-Condiciones pediátricas como retrasos en el desarrollo, parálisis cerebral y distrofia muscular.

-Lesiones relacionadas con los deportes como conmoción cerebral y codo de tenista.

-La salud de la mujer y la disfunción del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria y el linfedema.

-Otros casos pueden ser quemaduras, cuidado de heridas o úlceras diabéticas.

Tipos de fisioterapia

-Fisioterapia ortopédica. Trata lesiones que afectan los músculos, huesos, ligamentos, fascias y tendones (lesiones musculoesqueléticas). Es adecuada para fracturas, esguinces, tendinitis, bursitis, problemas médicos crónicos y rehabilitación o recuperación de la cirugía ortopédica.

-Fisioterapia geriátrica. Ayuda a pacientes mayores que desarrollan afecciones que afectan su movilidad y función física, como artritis, osteoporosis, enfermedad de Alzheimer, reemplazo de cadera y articulaciones, trastorno del equilibrio e incontinencia.

A lo largo de los años, el uso de la fisioterapia ha ido en aumentoA lo largo de los años, el uso de la fisioterapia ha ido en aumento

-Fisioterapia neurológica. Ayuda a personas con trastornos neurológicos y afecciones como la enfermedad de Alzheimer, lesiones cerebrales, parálisis cerebral, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, lesión de médula espinal y accidente cerebrovascular.

-Rehabilitación cardiovascular y pulmonar. Beneficia a personas afectadas por algunas afecciones cardiopulmonares y procedimientos quirúrjicos.

-Fisioterapia pediátrica. Tiene como objetivo diagnosticar, tratar y controlar las afecciones que afectan a bebés, niños y adolescentes, incluidos los retrasos en el desarrollo, parálisis cerebral, espina bífida, tortícolis y otras afecciones musculoesqueléticas.

-Terapia de cuidado de heridas. Ayuda a asegurar que una herida reciba suficiente oxígeno y sangre por medio de la mejora de la circulación sanguínea.

-Terapia vestibular. Tiene como objetivo tratar los problemas de equilibrio que pueden resultar de las afecciones del oído interno.

-Terapia descongestiva. Ayuda a drenar el líquido acumulado en pacientes con linfedema y otros problemas que involucren la acumulación de líquidos.

-Rehabilitación del suelo pélvico. Trata la incontinencia urinaria o fecal, la urgencia urinaria y el dolor pélvico en hombres y mujeres como resultado de lesiones o cirugías.

Como se puede ver, la fisioterapia es una técnica que abarca un amplísimo campo de especialidades además de edades diferentes en los pacientes, por lo que en cualquier momento de la vida podemos tener la necesidad de la ayuda de un fisioterapeuta para restablecer la salud de nuestro cuerpo. Ahora que sabemos que sus tratamientos son completamente físicos y libres de medicación, podemos acudir a su consulta con más tranquilidad y con la seguridad de que encontraremos un gran alivio del dolor.

Artículos recomendados