Menú
Flujo vaginal blanco, ¿a qué se debe?

FLUJO VAGINAL

Flujo vaginal blanco, ¿a qué se debe?

Todos los cambios tanto de color, textura u olor suelen alarmarnos. En este artículo, te contamos los posibles motivos por los que puedes tener flujo vaginal blanco.

Triana Ocete Calvo

El flujo vaginal es un secreción que expulsa la mujer por la vagina de manera regular que ayuda al cuidado de la vagina y a evitar y proteger esta zona tan delicada de la mujer de posibles infecciones o de agentes externos. Se trata de una especie de moco viscoso (a priori debe ser transparente) que puede variar de olor (inodoro o maloliente), color (transparente, blanco, amarillo) y/o en consistencia (espeso o líquido) en función del estado de la salud interna de la vagina. La cantidad de flujo vaginal no es síntoma de nada anómalo, todo lo contrario, este va variando en función del ciclo menstrual en el que se encuentre la mujer. Por ejemplo, será más abundante cuando se encuentra en periodo de ovulación.

En el caso de que el flujo vaginal no sea estable, es decir, cambia constantemente de color, olor y consistencia, no es bueno ni normal, estos cambios constantes pueden deberse a que exista alguna infección o animalia en la vagina o partes internas del útero.

Flujo vaginal blanco

Además de las características citadas anteriormente que denotan una posible infección, existe un claro indicio de que algo no está bien: cuando el flujo vaginal tiene un color blanco intenso. En la mayoría de los casos, este color advierte a la mujer de una posible infección, generalmente provocada por hongos. No hay que alarmarse ante esta situación, la OMS (Organización Mundial de la Salud) advierte que el 90% de las mujeres en edad fértil ha padecido, al menos una vez en su vida, una infección vaginal provocada por hongos que le ha llevado a expulsar secreciones blancas y con mal olor.

Si llevamos un tampón mucho tiempo puesto, puede producirnos flujo vaginal blanco además de mal olorSi llevamos un tampón mucho tiempo puesto, puede producirnos flujo vaginal blanco además de mal olor

Existen algunas causas comunes que pueden dar lugar a la aparición de infección y al flujo vaginal blanco, además de los hongos. Las causas más comunes son:

- Relaciones sexuales: La 2º causa más común en la aparición de flujo vaginal blanco, es haber manteniendo relaciones sexuales sin preservativo con una persona que posiblemente este contagiado por hongos y/o tenga alguna enfermedad sexual de menos o mayor dimensión. En este caso, debería acudir a su médico de cabecero o al especialista para realizar las pruebas pertinentes y descartar la posibilidad de cualquier enfermedad de transmisión sexual importante.

- Ingesta de antibióticos: Si ha estado tomando antibióticos de manera duradera, éstos provocan una bajada de las defensas en el cuerpo y por tanto, además de otros síntomas, provoca este tipo de anomalías.

-Un tampón: El hecho de mantener un tampón mojado demasiadas horas dentro del cuerpo provoca en muchos casos mal olor y flujo blanco, llegando incluso a provocar infección.

-Cáncer de útero/vaginal: Es una de las causas menos frecuentes, pero en algunos casos el primer síntoma de cáncer de útero ha venido precedido por una abundándote secreción anormal blanca, muy viscosa y con un olor fuerte.

Cuidados básicos

Una de las mejores maneras de evitar los síntomas de la aparición de infecciones vaginales que pueden derivar en flujo vaginal anormal, es tener unos cuidados diarios en esa zona que debe ser tratada y cuidada de distinta manera y con distintos productos a los que utilizamos para el resto del cuerpo.

Algunos de estos cuidados más fáciles y sencillos para poder llevarlos a cabo nosotras mismos desde casa son:

-Mantener el área seca y con un aseo diario. Esto puede provocar, además de anomalías en el flujo vaginal, infecciones derivadas como cistitis aguda.

Usar ropa interior de algodón, evitará posibles alergias y favorecerá la transpiraciónUsar ropa interior de algodón, evitará posibles alergias y favorecerá la transpiración

-No utilizar jabones comunes: Las mujeres para sentirse limpias utilizan jabón de ducha general para el cuerpo también en la zona vaginal. Esto es un error grave ya que el jabón elimina las bacterias sanas que cubren esta zona y que segregan el flujo vaginal para prevenir y hacer de capa aislante, la vagina de cualquier infección. Lo más aconsejable es realizar los lavados únicamente con agua o con productos especializados para esta zona.

-Uso de preservativo: Las precauciones a la hora de mantener relaciones sexuales es muy importante, sobre todo, si no tiene una vida sentimental estable y varía de compañía de manera frecuente. Las enfermedades de transmisión sexual no siempre son de alto grado, también existen infecciones más leves, como la provocada por hongos, que son muy engorrosas y que pueden evitarse utilizando precaución.

-Ropa interior adecuada: A veces las mujeres, para sentirnos sexis, utilizamos una ropa interior poco adecuada que provoca irritaciones en la parte externa de la vagina o que oprime esta parte. Es importante tener en cuenta el tipo de ropa interior que utilizamos, lo más aconsejable es la tela de algodón que es suave y que contiene pocos agentes que provoquen alergias.

-En caso de tener picores, irritación y aparición de flujo blanco, oloroso y viscoso es aconsejable ponerse un supositorio vaginal que libera de infecciones por hongos la vagina. Estos medicamentos los puede encontrar en cualquier farmacia y no tienen apenas afectos secundarios. Es lo más rápido y mejor para tratar el flujo vaginal blanco.

Ante cualquier anomalía del estado de su flujo vaginal o si tiene alguna molestia poco habitual en la zona vaginal, es aconsejable acudir a su médico de cabecera para descartar cualquier enfermedad y/infección y poder proceder a su cura de manera inmediata. Las infecciones vaginales suelen ser frecuentes y no necesariamente peligrosas, pero son dolorosas (sobre todo cuando pican en exceso o provocan hinchazón y rojez en la parte externa de la vagina), y demasiado engorrosas, por ello es conveniente curarla con la mayor brevedad posible.

Artículos recomendados