Menú
Qué es y cómo se manifiesta la manía bipolar

TRASTORNO BIPOLAR

Qué es y cómo se manifiesta la manía bipolar

Descubre qué es y cómo se manifiesta la manía bipolar, ¿qué síntomas tiene y cuál es el tratamiento más adecuado?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La manía bipolar o simplemente manía es una fase del trastorno bipolar. Se caracteriza por episodios de ánimo elevado o irritable, de tener energía intensa, pensamientos acelerados. U otras conductas que se pueden considerar extremas o exageradas. Este tipo de episodios de manía se pueden combinar con períodos de depresión donde la persona puede sentir gran fatiga, tristeza y desesperanza.

Las señales de la manía bipolar pueden variar de una persona a otra y pueden durar desde unos días hasta varios meses. Es necesario saber entender lo que es la manía bipolar para no confundirlo con otros trastornos compondría ser la hiperactividad.

Variaciones

La manía dependerá dependiendo del tipo de trastorno bipolar del que se trate:

  • Trastorno bipolar I. Involucra episodios más fuertes de manía y también, episodios fuertes de depresión.
  • Trastorno bipolar II. Tiene episodios hipomaníacos que se alternan con períodos de depresión severa.
  • El trastorno ciclotímico. Tiene episodios de síntomas hipomaníacos intercalados con síntomas de depresión.

Las señales de la manía bipolar pueden variar de una persona a otraLas señales de la manía bipolar pueden variar de una persona a otra

Las señales 'clásicas' de la manía presente en el trastorno bipolar I pueden ser lo que se entiende actualmente por manía bipolar. Cuando se trata del trastorno bipolar II los per´periodos de euforia más leves son conocidos como hipomanía y suelen durar menos y son más fáciles de tratar. Cuando una persona tiene hipomanía puede evolucionar hacia la manía.

Señales y características

Al confirmar o descartar la manía, un profesional de salud mental buscará un período de más de una semana de estado de ánimo persistentemente elevado o irritable con mayor actividad y energía acompañada de al menos tres de los siguientes:

  • Aumento del ritmo del habla marcado con una verborrea rápida y con sentimiento de tener presión para seguir hablando, incluso cuando otros intentan hablar.

  • Creencias de grandiosidad con autoestima inflada en las que una persona cree que es el mejor en cualquier cosa.
  • Reducción de la necesidad de dormir sin sensación de fatiga cuando no se duerme
  • Pensamientos acelerados e incoherentes
  • Fácil distracción
  • Aumento de actividad motora con movimientos inútiles, temblores y / o movimientos repetitivos.
  • Mal juicio y una mayor búsqueda de actividades arriesgadas o peligrosas, incluyendo el juego, gastos excesivos o comportamientos hipersexuales.
  • En circunstancias extremas, una persona puede experimentar síntomas de psicosis , definidos como una ruptura con la realidad caracterizada por alucinaciones, delirios o  paranoia.

No existen pruebas que puedan diagnosticar la maníaNo existen pruebas que puedan diagnosticar la manía

Diagnóstico y tratamiento

No existen pruebas que puedan diagnosticar la manía pero será el médico quien lo diagnostique en caso de que se padezca. Puede realizarlo con examen físico, evaluar el historial médico personal y familiar y al evaluar los síntomas descritos. Debido a que las personas con trastorno bipolar tienen más probabilidades de buscar ayuda cuando están deprimidas que cuando experimentan manía o hipomanía, el profesional de la salud puede hablar con la familia para identificar los momentos en que se ha exhibido un estado de ánimo elevado y cuando parece que tiene un exceso de energía. Como la euforia a menudo se siente bien y parece incluso normal cuando se compara con los mínimos y la depresión del trastorno bipolar, a menudo es difícil para una persona con trastorno bipolar saber si el estado de ánimo era demasiado alto.

En sí mismos, ninguno de los signos y comportamientos enumerados diagnosticarán la manía bipolar a menos que:

  • Se hayan descartado todas las demás causas de los comportamientos incluidos los medicamentos u otra afección médica.
  • El comportamiento interfiere significativamente con la vida cotidiana de la persona.

El tratamiento de una persona a la que se la detectado un episodio maníaco completo necesitará un estabilizador del estado de ánimo y en ocasiones, fármacos antipsicóticos. La psicoterapia también puede ser útil. El médico decidirá cuál es el mejor tratamiento en cada caso concreto de trastorno y para una mejora se deberán seguir los consejos de los profesionales encargados de cada caso.

Artículos recomendados