Menú
¿Los niños y adolescentes deberían hacer dieta?

DIETA

¿Los niños y adolescentes deberían hacer dieta?

¿Es necesario que los niños y adolescentes hagan dieta o es demasiado peligroso para su salud? Descúbrelo.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Si entendemos el término dieta como un plan alimenticio restrictivo cuyo objetivo sea la pérdida de peso, la respuesta es un rotundo no. Los niños y adolescentes están en la etapa de crecer y desarrollarse, y por tanto necesitan una variedad de alimentos saludables sin restringir absolutamente nada.

Dieta equilibrada sí, dieta restrictiva NO

Ahora bien, si entendemos el término dieta como un plan alimenticio saludable, en el que todos los nutrientes que necesita el organismo están presentes, y que además el objetivo sea únicamente gozar de buena salud, la respuesta es sí. Todas las personas, también los niños y adolescentes, necesitan llevar una dieta equilibrada en la que alimentos que incluyan un alto contenido en azúcares, colorantes, conservantes o estén demasiados procesados, sean desterrados por completo.

Hoy en día al pensar en la palabra dieta se nos viene a la cabeza palabras o conceptos como: light, bajo en calorías, perder peso, sin azúcares... y seguro que lo asociamos con esos productos del supermercado que te aseguran una bajada de peso inmediata," sin ningún tipo de esfuerzo" reza en alguna etiqueta de estos alimentos. Pero realmente la palabra dieta corresponde al conjunto de alimentos que una persona consume regularmente.

Es muy importante que una dieta equilibrada vaya acompañada de ejercicio físicoEs muy importante que una dieta equilibrada vaya acompañada de ejercicio físico

Es normal que te preocupe la dieta de tus hijos, por eso antes de ponerles a realizar un plan alimenticio restrictivo que elimine de su dieta alimentos tan importantes como: el pan, la pasta, la leche... lo primero que tienes que hacer es consultar con un médico o nutricionista especializado. Si limitamos por nuestra cuenta algunos de los nutrientes más importante, es muy probable que acabemos perjudicando el crecimiento y desarrollo de nuestro hijo, evitando la correcta formación de los músculos y los huesos.

Es muy importante que una dieta equilibrada vaya acompañada de ejercicio físico, pueden acordar con el pequeño salir todos los fines de semana a dar un largo paseo o por ejemplo a montar en bicicleta todos juntos. Las actividades al aire libre son las más gratificantes, esto le ayudará a mantenerse sano y saludable sin tener que hacer ningún tipo de dieta de las llamadas "milagrosas" que tanto daño pueden hacer a su salud.

Dietas peligrosas para niños y adolescentes

Los expertos aconsejan desterrar la idea de hacer dietas muy restrictivas a edades muy tempranas, pues según varios estudios llevados a cabo por grandes profesionales del ámbito de la salud y la nutrición, existen más probabilidades de desarrollar conductas de control de peso extremas en un futuro.

Hacer dietas desde edades muy tempranas puede generar hábitos nocivos años después y diferentes problemas de salud en un futuro como: obesidad, mayor ingesta de alcohol, abuso de laxantes para adelgazar...

La solución consiste en promover hábitos saludables desde edades muy tempranas, hábitos en los que incluyan la ingesta de fruta y de verduras, el deporte o no abusar de alimentos ultraprocesados.

Hacer dietas desde edades muy tempranas puede generar hábitos nocivos años despuésHacer dietas desde edades muy tempranas puede generar hábitos nocivos años después

En cuanto a los adolescentes, tener sobrepeso puede desembocar en problemas de salud, pero pueden dañar aún más su salud si comienzan a realizar conductas drásticas, como saltarse comidas o ingerir solo lechuga. Tampoco debemos dejar que se obsesionen con el peso, no existe una medida estándar que nos sirva a todos, cada cuerpo es diferente y lo mejor es ayudarles a que se sientan bien consigo mismo, haciéndoles ver la importancia de llevar una dieta acorde a cada persona, no una dieta basada en los cánones de belleza.

Las llamadas "dietas milagro" o "dietas relámpagos", aquellas que te prometen bajar de peso en poco tiempo, deben ser totalmente desterradas, más aún en el caso de los adolescentes. Algunas de estas dietas eliminan categorías completas de alimentos o exigen que la persona consuma solo un tipo de alimento.

Por tanto nuestro mejor consejo es que acudas a un médico o a un experto en nutrición, que os asesore correctamente en la dieta del niño. Y sobre todo que practiquen deporte con regularidad.

Artículos recomendados