Menú
Valores dietéticos de referencia: aprende a llevar una alimentación saludable

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Valores dietéticos de referencia: aprende a llevar una alimentación saludable

Llevar un estilo de vida saludable a través de la alimentación, es fundamental para prevenir ciertos tipos de patologías y enfermedades asociadas.

Antonia Torres Gutiérrez

Para que puedas cuidarte a través de la alimentación, te explicamos qué son los valores dietéticos de referencia (VDR).

En los últimos años, se ha experimentado una importante corriente a favor de los alimentos saludables. Es importante apostar por la comida real, que aporte al organismo los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. Cuidando tu alimentación no solo estarás cuidando tu figura, sino que, además estarás mejorando tu estado físico y tu salud a largo plazo.

Alimentarse de forma saludable no debe ser una cuestión de modas, ni de estética, es una cuestión de cuidar tu cuerpo, de saber qué es lo que estás comiendo, qué puede aportar a tu organismo, y, sobre todo de que forma la alimentación puede dañarte hasta niveles de causarte enfermedades graves.

Hoy en día en nuestro país, las compañías alimentarias tienen la obligación de incluir los valores dietéticos de referencia en todos los envases. Pero es importante saber cómo interpretarlos, de forma que esta información pueda ser una ayuda real en la búsqueda de una alimentación saludable.

Alimentarse de forma saludable no debe ser una cuestión de modasAlimentarse de forma saludable no debe ser una cuestión de modas

¿Qué son los valores dietéticos de referencia?

Los valores dietéticos de referencia son una serie de recomendaciones muy generalizadas, en cuanto el aporte nutricional de cada alimento o producto alimenticio. Estos valores y porcentajes nutricionales se elaboran con objetivos de salud pública.

Pretenden servir de recomendación para la población, aportando así información importante sobre la cantidad de minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales, necesita una persona con ciertas características para mantenerse saludable.

Es importante saber, que los porcentajes que aparecen en las recomendaciones sanitarias se basan, en ciertos grupos de personas con unas características concretas. Por ejemplo, las mujeres embarazadas no tienen las mismas necesidades nutricionales que un niño, o que una persona de la tercera edad.

Por lo tanto, es importante tener ciertos conocimientos sobre la información que se ofrece en los envases de productos alimenticios. Interpretarlos de forma correcta será fundamental para no caer en importantes errores.

Información nutricional de los alimentos

La información nutricional que se ofrece sobre un alimento hace referencia, a una serie de nutrientes y al valor energético que contiene ese producto. Los valores nutricionales son en referencia a:

- Las grasas, esta información aparece expresada en Kilojulios kJ y en Kilocalorías Kcal

- Las grasas saturadas

- Los hidratos de carbono

- Azúcares

- Sal

- Proteínas

Además, podrás encontrar otro tipo de información nutricional como minerales, fibra dietética o vitaminas que se encuentren presentes en el producto en concreto.

El valor nutricional viene expresado en porcentaje, aunque puedes encontrar muchos productos que te también aportan la información nutricional en base a la cantidad de producto que contiene el envase. El porcentaje está referido a las necesidades nutricionales de un adulto.

¿Cómo interpretar de forma correcta la etiqueta de los valores dietéticos de referencia?

Para leer e interpretar adecuadamente la información nutricional de cada producto, es necesario tener en cuenta unos puntos importantes.

Como hemos dicho, los valores nutricionales están expresados en porcentajes, es decir, la cifra indicada hace referencia a la cantidad de ese nutriente que contiene una porción. Por lo que, si vas a tomar por ejemplo una bolsa de snacks fritos, debes mirar la cantidad de producto que incluye el envase. Si tomas dos raciones de ese producto, tendrás que multiplicar las cantidades que aparecen indicadas.

Por lo tanto, no te limites a mirar el número de kcal, es más importante revisar el resto de los valores dietéticos de referencia. Valores que hacen poco saludable un alimento como la cantidad de grasas saturadas o el porcentaje de azúcar que incluye cada porción. Y también es importante revisar los porcentajes de nutrientes saludables, como la cantidad de fibra dietética que este incluya.

Las etiquetas de los productos además llevan otra información muy importante. Dedica tiempo a investigar los datos que aparecen en cada envase, una vez que conozcas los más saludables hacer la compra será mucho más rápido y más eficiente.

Trucos para elegir alimentos saludables

- Mira la composición del producto: Estudia bien la cantidad de alimento que contiene el envase. Generalmente se añade a los alimentos altos porcentajes de fécula de patata, almidones y otros aditivos. Busca aquellos que contengan la mayor cantidad de ingredientes naturales. Cuanto mayor sea el porcentaje de proteína, más calidad tendrá el producto.

- Aceites vegetales: Concretamente el aceite de palma se encuentra presente en la mayoría de los procesados y bollería industrial. Esta grasa vegetal es muy poco recomendable para la salud, pero es que además su producción, causa gravísimos efectos sobre el medio ambiente. Afortunadamente cada vez más son los fabricantes que eliminan esta grasa de los alimentos, pero debes buscar bien en la información sobre los valores dietéticos de referencia para poder desecharlos.

- Contenido de azucares: El azúcar está presente en la mayoría de los productos, incluso en los que indican ser light. Especialmente en los productos lácteos y derivados como quesos en loncha o para fundir. Cuando se reduce la cantidad de grasa se incrementa el azúcar añadido para darle sabor. Busca productos con bajo contenido de azúcar o que directamente no lleve nada de añadidos.

El azúcar está presente en la mayoría de los productosEl azúcar está presente en la mayoría de los productos

- Cuanta más fibra mejor: En el caso contrario al azúcar encontramos la fibra, busca productos integrales que tengan alto contenido en fibra dietética. Esta ayuda a retrasar la absorción de azúcares y ayuda al correcto funcionamiento del tránsito intestinal.

- Comprueba siempre el contenido de grasas trans: Las grasas saturadas son causantes de los accidentes cardiovasculares y la obesidad. Este tipo de grasa poco saludable se puede encontrar en infinidad de productos, aparece como grasas saturadas, estabilizantes vegetales o ácidos grasos trans.

- Glutamato monosódico: Este aditivo químico está presente en gran cantidad de productos procesados. Se añade para mejorar el sabor de las carnes procesadas, de los productos congelados y elimina el sabor metálico de los productos enlatados. Este aditivo tiene una serie de efectos secundarios como mareos, sudoración, hipertensión o nauseas entre otros. Evita en la medida de lo posible este añadido, que es realmente perjudicial para la salud.

Dedica tiempo a la lista de la compra

Investigar la etiqueta de los valores dietéticos de referencia puede llevarte mucho tiempo, pero es del todo recomendable para la salud. Para hacerte la tarea más fácil, no olvides llevar una lista con los alimentos que necesitas. Será mucho más sencillo dedicar unos minutos a investigar ese producto en concreto.

Artículos recomendados