Menú
Comer crustáceos o marisco en el embarazo, ¿es peligroso?

EMBARAZO

Comer crustáceos o marisco en el embarazo, ¿es peligroso?

Si estás embarazada querrás saber si puedes comer crustáceos o marisco, ¿es peligroso o puedes comerlo?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando una mujer está embarazada, los alimentos que come, los medicamentos que toma e incluso los químicos de los productos que pone en su piel pueden potencialmente traspasar la placenta al bebé. Entonces, ¿es seguro comer crustáceos y mariscos durante el embarazo? A continuación vamos a hablar sobre este tema que suele preocupar tanto a las mujeres embarazadas.

Debido a las preocupaciones sobre el consumo de mercurio, hay varios productos de marisco que las mujeres embarazadas no deberían comer. Afortunadamente, cuando está completamente cocinado, el cangrejo por ejemplo, puede comerse con moderación durante el embarazo.

El cangrejo, ¿realmente se puede comer?

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y la Agencia de Protección Ambiental, el cangrejo cocido es una de las mejores opciones de mariscos para comer durante el embarazo. El cangrejo que venden ya cocinado para poner a las ensaladas por ejemplo que van empaquetados, también son opciones saludables. Esta opción es el cangrejo de imitación.

El cangrejo cocinado es seguro para una mujer embarazadaEl cangrejo cocinado es seguro para una mujer embarazada

Sin embargo, una mujer embarazada no debería comer cangrejo crudo. Comer cangrejo crudo aumenta el riesgo de intoxicación alimentaria, especialmente en adultos mayores, niños y mujeres embarazadas.

El cangrejo cocinado es seguro para una mujer embarazada, pero es necesario cerciorarse de que realmente está bien cocinado. Otros productos crudos como el sushi es mejor no comerlos durante el embarazo.

El cangrejo de imitación es bajo en ácidos grasos omega-3 que son especialmente beneficiosos durante el embarazo. Sin embargo, el cangrejo de imitación es similar en calorías y proteínas al cangrejo real.

Mariscos en el embarazo, ¿cuáles comer y cuáles evitar?

El marisco es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Los expertos afirman que comer pescado rico en ácidos grasos omega-3 puede beneficiar al bebé en crecimiento. Estos beneficios incluyen reducir el riesgo de parto prematuro y fomentar el desarrollo del cerebro y la visión.

Lo ideal es consumir de 2 a 3 porciones durante la semana de pescado cocido y bajo en mercurio, como por ejemplo: el cangrejo, la trucha de agua dulce, la langosta, salmón, camarón y pescado blanco. Las mujeres embarazadas también pueden tener 1 porción por semana de lo siguiente: pescado azul, carpa o atún.

Es esencial cocinar bien los mariscos, los cristales y el pescado antes de comerlos durante el embarazo para reducir el riesgo de intoxicación alimentaria.

Existen algunos mariscos que las mujeres embarazadas deben evitar, por ejemplo, no se debería consumir nunca ningún marisco que estén crudos. Estos alimentos incluyen sashimi, ostras crudas, almejas en media concha, ceviche, poke, tartar de atún o carpaccio de atún. Las mujeres embarazadas deben evitar el pescado con alto contenido de mercurio, como por ejemplo: la caballa, el tiburón, el pez espada, el blanquillo, la aguja o el atún de ojo grande.

El consumo de pescado crudo y mariscos puede causar intoxicación alimentariaEl consumo de pescado crudo y mariscos puede causar intoxicación alimentaria

Qué debes tener en cuenta

El consumo de pescado crudo y mariscos puede causar intoxicación alimentaria, ya que pueden contener las bacterias Salmonella y Vibrio vulnificus. Los síntomas de intoxicación alimentaria incluyen vómitos, diarrea y dolor de estómago. Además de los peligros que rodean a los alimentos crudos, una persona debe tomar precauciones al preparar mariscos y cangrejos.

La manipulación y preparación segura de los alimentos es vital cuando se come cangrejo, pescado o cualquier carne cruda. Las personas deben almacenar cangrejos vivos en contenedores bien ventilados y cangrejos frescos en un refrigerador o bien ponerlos en hielo. Los contenedores de almacenamiento deben ser herméticos. Al preparar el cangrejo crudo, es esencial mantener los mariscos crudos y cocidos en tablas de cortar separadas, platos y utensilios.

Además de estos riesgos, la exposición al mercurio puede ser tóxica para el feto. Puede conducir a problemas neurológicos y anormalidades congénitas. Como resultado, evitar el pescado con alto contenido de mercurio es vital para mantener al feto sano y seguro. Aunque si tienes cualquier duda sobre qué comer durante el embarazo... ¡ante la duda pregunta a tu médico!

Artículos recomendados