Menú
Qué significa tener problemas de impotencia sexual
SEXUALIDAD

Qué significa tener problemas de impotencia sexual

Tener problemas de impotencia sexual es un problema tabú para muchos, pero, ¿qué es exactamente tener este problema?

Marta Cabrera Benito

La impotencia sexual se da cuando un hombre padece una incapacidad, reiterada o continua, para lograr y mantener una erección suficiente que permita completar una relación sexual satisfactoria. Se considera que un hombre padece impotencia sexual cuando este problema se dilata más allá de los tres meses.

Son varios los factores que pueden hacer que un hombre tenga impotencia sexualSon varios los factores que pueden hacer que un hombre tenga impotencia sexual

El mayor problema que puede presentarse a la hora de hablar de la impotencia sexual, tratarla o ponerla en conocimiento de un especialista es el tabú que durante muchos años se ha tenido sobre este problema. Es posible que muchos hombres vean como un factor de debilidad el hecho de poder tener una relaciones sexuales completas pero, en realidad, con esta actitud, lo que consiguen es que el tratamiento se acabe retrasando.

Causas de la impotencia sexual

Son varios los factores que pueden hacer que un hombre tenga impotencia sexual. Algunos son remediables, por eso es importante que se pida ayuda a un profesional para que la vida sexual del afectado no se vea perjudicada más tiempo del necesario en caso de que haya solución.

1. Factores psicológicos. La ansiedad, el estrés, el exceso de trabajo o las preocupaciones pueden hacer que la impotencia sexual aparezca. Cuando el cuerpo se encuentra en una situación de alerta, la sangre no llega bien al pene lo que hace que éste no pueda mantenerse en una posición eréctil el tiempo necesario. También puede incluirse aquí la preocupación que puede tener el propio hombre cuando ve que tiene un problema sexual. Obsesionarse con el tema no ayuda a que éste se solucione, es más, hará que éste se alargue en el tiempo.

2. Enfermedades crónicas. Existen enfermedades que, entre sus efectos secundarios, tienen la impotencia sexual. La hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el aumento del colesterol malo o la insuficiencia hepática y renal son algunos ejemplos que se dan en los hombres con estas consecuencias.

3. Fármacos. Existen medicamentos que tienen entre sus efectos secundarios la impotencia sexual. En muchas ocasiones, suelen tener relación con las enfermedades que hemos explicado como crónicas en el anterior apartado. Para saber si hay ese riesgo o no, bastará con ver el prospecto previamente o preguntar al médico una vez que nos recete la medicación.

4. Lesión medular. Uno de los miedos que tiene un hombre cuando tiene una lesión medular es que ésta pueda afectarle a su vida sexual. En realidad, están en lo cierto. Aunque sí que es verdad que pueden tener una erección, ésta no se mantiene para tener una relación sexual satisfactoria más que en 1 de cada 4 hombres con este tipo de problema. Aun así, hay posibilidad de remediarlo a través de un tratamiento médico.

5. Tabaco y alcohol. Como pasa con otros muchos problemas de salud, éste también puede tener su origen en los excesos de tabaco y alcohol. Afectan directamente a la circulación y, por lo tanto, la sangre no llega como debería al pene. De esta manera, la función eréctil de éste se ve altamente perjudicada lo que acaba repercutiendo en la vida sexual de la persona.

Uno de los miedos que tiene un hombre cuando tiene una lesión medular es que ésta pueda afectarle a su vida sexualUno de los miedos que tiene un hombre cuando tiene una lesión medular es que ésta pueda afectarle a su vida sexual

6. Operación de próstata. Cerca de la mitad de los hombres que padecen este tipo de enfermedad, acaban teniendo impotencia sexual. Aun así, todo dependerá del tipo de intervención que se haya llevado a cabo. Además, son casos de impotencia sexual que son fáciles de resolver con el tratamiento más adecuado.

Impotencia sexual en mujeres

Aunque no sea igual de conocida, la impotencia sexual también puede darse en las mujeres. En este caso, tiene que ver con la falta de deseo sexual de la mujer y con la falta de disfrute de ésta a la hora de mantener relaciones sexuales. Al igual que en el caso de los hombres, la salud sexual se ve resentida.

Es compleja de explicar ya que no tiene unas razones médicas que la justifiquen. Dependerá, sobre todo, del estado de salud de la mujer, de su situación mental y del ritmo de vida que lleve. Los factores que se deriven de estos tres serán los que le provoquen dificultades en su vida sexual.

Artículos recomendados