Menú
Qué son los pólipos endometriales

ENFERMEDADES

Qué son los pólipos endometriales

Los pólipos endometriales, también conocidos como pólipos uterinos, son grandes desconocidos y es muy importante saber de qué se trata para evitar consecuencias graves en la salud.

María del Valle Mejías Morón

Los pólipos endometriales, también conocidos como pólipos uterinos, son grandes desconocidos y en la mayoría de los casos diagnosticados cuando ya puede ser demasiado tarde. Hoy vamos a conocer un poco más acerca de esta lesión, que por norma general es de carácter benigno, sobre todo si es tratada a tiempo.

Los pólipos endometriales, también conocidos como pólipos uterinos, son grandes desconocidosLos pólipos endometriales, también conocidos como pólipos uterinos, son grandes desconocidos

El endometrio es la capa que recubre el interior del útero femenino. Los pólipos endometriales se producen cuando ese recubrimiento ha crecido más de la cuenta, formándose un exceso que tiene forma de dedo y que se queda adherido a la pared uterina. Pueden ser de diferentes tamaños y aparecer de manera única o múltiple. Aunque en su mayoría como hemos mencionado son benignos, entre un 0,5 y un 1% pueden llegar a convertirse en malignos, sobre todo con el avance de los años y tras la aparición de la menopausia.

Causas de aparición de los pólípos endometriales

A ciencia cierta no se saben exactamente cuáles son las causas por las que aparece este crecimiento del endometrio, que además suele ser de carácter asintomático, pero se sabe que tienen tendencia a aparecer y crecer cuando hay un exceso de la hormona conocida como estrógeno en el organismo de la mujer, por lo que podríamos considerar ésta la principal causa. Este exceso hace además que aumente de tamaño y puede afectar a la menstruación, a la menopausia e incluso a la fertilidad de la mujer, dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentre.

Aun así, algunas de las otras causas que se pueden relacionar con la aparición de pólipos endometriales, haciendo un estudio de los casos, son:

- La obesidad.

- El Tamoxifen, un tratamiento hormonal utilizado para curar el cáncer de mama.texto enlace

- Tratamiento de hormonas suplementarias en mujeres postmenopaúsicas.

- En un menor grado se ha encontrado relación entre la aparición de pólipos y enfermedades poco comunes como el Síndrome de Lynch o el Síndrome de Cowden.

Síntomas

Como hemos mencionado anteriormente, muchos de los pólipos endometriales, sobre todo los únicos y de pequeño tamaño, son asintomáticos. De hecho, se dan casos en los que estos pólipos pueden llegar a ser eliminados con la menstruación sin necesidad de extirparlos, aunque eso signifique una menstruación más dolorosa.

El síntoma mas frecuente de los pólipos endometriales es el sangrado entre períodos o de forma más abundante e irregular de los habituales, incluso después de mantener relaciones sexuales. Es decir, un sangrado uterino que consideremos anormal en lo que supone nuestra vida diaria.

También otro síntoma o consecuencia que puede deberse a la aparición de pólipos uterinos es la dificultad para conseguir un embarazo, pudiendo llegar en los casos más graves a la infertilidad o al aborto natural y espontáneos.

Diagnóstico y tratamiento

Si por alguna razón que desconocemos estamos teniendo unos períodos más abundantes de la cuenta o estamos teniendo de forma continua sangrados entre los períodos de menstruación, debemos acudir al médico para descartar posibles causas y en el caso en que sea necesario, realizar los exámenes oportunos para comprobar si se trata de pólipos endometriales. No es un tema por el que alarmarse, ya que estos pólipos se han convertido en la patología más habitual es las clínicas ginecológicas.

Las pruebas habituales para el diagnóstico de pólipos endometriales son:

- Los ultrasonidos o ecografías transvaginales.

- Biopsia del endometrio, o del posible pólipo uterino en el caso en que existiera dicha posibilidad, para además descartar posibles complicaciones malignas.

- Histeroscopia: como su nombre indica, es el mismo procedimiento que se puede utilizar en una endoscopia, en el que se introduce una cámara en la cavidad uterina para observar su interior y así comprobar si existe algún pólipo.

- Histerosograma: es un tipo de sonido en que se introduce un líquido en el útero para que sea más eficaz. Este líquido suele ser suero fisiológico o agua destilada, y su función es distender el útero.

En el caso en el que el diagnóstico sea positivo y se confirme la aparición de pólipos endometriales benignos, el tratamiento a seguir es la extirpación mediante una pequeña intervención quirúrgica. La misma prueba de histeroscopia nos permite la extirpación ambulatoria en el caso de que se tratara de un único pólipo o pólipos de pequeño tamaño.

En el caso en que no sean cogidos a tiempo, los pólipos endometriales pueden llegar a convertirse en malignos En el caso en que no sean cogidos a tiempo, los pólipos endometriales pueden llegar a convertirse en malignos

En el caso en que no sean cogidos a tiempo, o por tratarse de mujeres en etapa postmenopaúsica, los pólipos endometriales pueden llegar a convertirse en malignos y producir cáncer de útero. Llegado este caso extremo, de pequeño porcentaje, el tratamiento más habitual es la histerectomíatexto enlace, o extirpación de toda lo que forma la cavidad uterina al completo.

Artículos recomendados