Menú
Temblores nocturnos infantiles

TEMBLORES

Temblores nocturnos infantiles

Los temblores nocturnos en niños puede ser un problema médico y se debe buscar atención profesional.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las pesadillas y los terrores nocturnos son comunes en los niños pequeños, pero los temblores nocturnos son raros. Los temblores nocturnos pueden o no ser motivo de preocupación médica, pero los padres deben observar los síntomas y consultar a un profesional médico. Algunos tipos de temblores nocturnos se resolverán a medida que el niño envejece o puede estar relacionado con otro tipo de trastorno del sueño.

Las pesadillas y los terrores nocturnos son comunes en los niños pequeñosLas pesadillas y los terrores nocturnos son comunes en los niños pequeños

Características de un temblor nocturno

Los temblores son movimientos involuntarios y repentinos de las manos, los pies, la cara u otra parte del cuerpo. Los temblores normalmente no se producen durante el sueño, pero si lo hacen, los niños pueden sacudirse involuntariamente en el medio de la noche. 

Los niños que experimentan estrés extremo o fatiga son más propensos a experimentar un temblor nocturno porque su sistema nervioso parcialmente desarrollado reacciona a estas condiciones. Es posible que se produzcan movimientos leves e involuntarios de brazos y piernas en el primer tercio de sueño y esto es normal. Temblores más pronunciados pueden ocurrir en cualquier momento durante la noche, y el niño puede o no despertarse.

Causas de los temblores

Ciertos medicamentos antidepresivos y narcóticos que se toman justo antes de acostarse pueden provocar temblores en las extremidades y el cuerpo durante el sueño. Además de la medicación, el estrés puede sobreestimular el sistema nervioso central durante el sueño, provocando temblores o temblores. 

Sin embargo, el trastorno del movimiento más común es un temblor esencial, causado por una afección neurológica. Las afecciones más raras pero graves que causan temblores son la epilepsia, la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Huntington.

Trastornos del sueño

A veces, un trastorno del sueño causa síntomas similares a un temblor. Las condiciones como la apnea del sueño o el movimiento rápido de los ojos, o REM, el trastorno de comportamiento pueden causar temblores, sacudidas o sacudidas repentinas al quedarse dormidos, y los niños se presentarán con mayor frecuencia en el primer tercio de la noche. 

El trastorno de comportamiento REM causa movimientos anormales de las extremidades similares a un temblor debido a sueños activos e intensos. Un profesional médico puede ayudar a determinar si un estudio del sueño puede ayudar a diagnosticar más la condición.

Diagnóstico del temblor nocturno

Los médicos pueden usar una variedad de tipos de pruebas de diagnóstico para determinar la causa del temblor. Un análisis de sangre puede descartar problemas de tiroides como causa de temblor. Las tomografías computarizadas y las imágenes de resonancia magnética permiten a los profesionales médicos ver el cerebro y evaluar la función del sistema nervioso.

Es necesario que los padres observen los síntomas Es necesario que los padres observen los síntomas

Terapia

La terapia para los temblores en adultos puede incluir medicamentos recetados, psicoterapia o estimulación cerebral profunda. Los medicamentos van desde los bloqueadores beta, como el propranolol o el nadolol, hasta los medicamentos anticonvulsivos, como la primidona. 

El diagnóstico y el tratamiento en los niños pueden ser diferentes, ya que todavía tienen un sistema nervioso central en desarrollo y ciertos medicamentos o procedimientos tienen efectos secundarios no deseados. A medida que el sistema nervioso central del niño madura, a veces los temblores nocturnos se vuelven menos frecuentes o desaparecen.

Cuando un niño comienza a tener temblores tanto por el día como por la noche, es necesario que no se mire hacia otra parte ni que se espere a que se pasen solos. Es necesario que los padres observen los síntomas y la frecuencia de los temblores en los niños. De esta manera, cuando acudáis al médico podrás explicarle exactamente qué es lo que le pasa.

También es necesario tener en cuenta que en muchas ocasiones, como los temblores son nocturnos nadie se da cuenta hasta que los temblores son graves. En este sentido, merece la pena dormir varios días en el mismo dormitorio que el pequeño para poder ver si tiene temblores nocturnos durante la noche o no.

Artículos recomendados