Menú
Por qué tienes que pasar más tiempo al aire libre

TIEMPO LIBRE

Por qué tienes que pasar más tiempo al aire libre

Si sueles pasar demasiado tiempo encerrado en casa, ¡descubre por qué tienes que estar más al aire libre y en contacto con la naturaleza!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Cuánto tiempo pasas al aire libre? Es importante que reflexiones sobre esta pregunta porque pasar más tiempo en el exterior puede mejorar tu salud y toda tu vida. Estar al aire libre es bueno para tu bienestar físico, mental y emocional. La naturaleza nos sana porque somos parte de ella. Podrás aumentar tu energía hasta evitar caer enfermo. Pasar un poco al aire libre con luz solar es la forma más fácil y divertida de estar mejor.

A continuación te vamos a dar algunas razones por las que debes pasar más tiempo en el exterior, porque el aire libre te ayudará ser más feliz y a tener mejor salud. ¿No nos crees? ¡Sigue leyendo!

Estar en la naturaleza pueden mejorar las proteínas anticancerígenasEstar en la naturaleza pueden mejorar las proteínas anticancerígenas

Aumenta la inmunidad

Estar en la naturaleza pueden mejorar las proteínas anticancerígenas y la actividad natural de "células asesinas", que se dirige a las células tumorales. Solo tienes que disfrutar de la naturaleza cada día. Esto reducirá tu estrés y fortalecerá tu inmunidad. Tu tensión arterial mejorará y se reducirá la producción de la hormona de cortisol (la hormona del estrés).

Reduce el riesgo de depresión

Cuando quieras deshacerte de cualquier pensamiento negativo, sal a caminar, preferiblemente a través de un área cubierta de hierba llena de árboles y arbustos. Según un estudio de 2015 publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, una caminata de 90 minutos a través de un área de césped natural con árboles y arbustos mostró una actividad disminuida en la región del cerebro que está activa cuando se experimentan emociones negativas o depresión.

Si quieres tener un mejor estado de ánimo cada día de tu vida, tendrás que reconsiderar cómo es o dónde está tu hogar. Vivir en ciudad aumenta en un 20% los trastornos de ansiedad y un riesgo 40% mayor de trastornos del estado de ánimo en comparación con los que viven en áreas rurales.

Mejora la memoria y la concentración

Si tienes ansiedad por un examen, lo mejor que puedes hacer es salir al aire libre para evitar que la fatiga mental se apodere de ti. Caminar en la naturaleza, incluso en temperaturas frías, ayuda a mejorar las puntuaciones de memoria y atención en un 20%. Además, un estudio realizado en 2004 en el American Journal of Public Health encontró que los niños con TDAH tienden a concentrarse mejor cuando se encuentran en entornos verdes y al aire libre.

Te curarás antes

Hay una razón por la que los hospitales han incorporado más jardines en los últimos años, y no es solo para embellecer un paisaje aburrido. La naturaleza puede ayudar realmente a acelerar el proceso de recuperación. El primer estudio innovador sobre el tema, realizado en 1984, encontró que los pacientes con acceso a una vista de la naturaleza se curaban un día más rápido en promedio, requerían menos analgésicos y tenían menos complicaciones posquirúrgicas que los pacientes cuyas habitaciones restringían cualquier visión del aire libre.

Cuando quieras deshacerte de cualquier pensamiento negativo, sal a caminarCuando quieras deshacerte de cualquier pensamiento negativo, sal a caminar

Puedes despedirte del estrés

Cuando necesites una solución rápida para el estrés, sal al exterior durante exactamente tres minutos y observa los árboles. Así es como la naturaleza puede aliviar tus niveles de estrés, según el mismo investigador que realizó el estudio en los jardines de los hospitales.

Un estudio de 2010, publicado en el International Journal of Environmental Research and Public Health , descubrió que el simple hecho de escuchar un paisaje sonoro natural, como el canto de los pájaros o una cascada, también puede combatir el estrés al inducir un estado emocional positivo.

Dormirás mejor

Dormir mejor comienza con salir a tomar el sol o, al menos, ver el sol tan a menudo como puedas durante el día. Según un informe publicado en 2015 en el Journal of Clinical Sleep Medicine , aquellos que tenían más exposición a la luz natural dormían un promedio de 46 minutos más por noche. El estudio también destacó los beneficios adicionales entre aquellos que recibieron más luz solar, incluso ser más activo físicamente y, en general, más feliz.

Artículos recomendados