Menú
7 tipos de fracturas muy frecuentes

HUESOS ROTOS

7 tipos de fracturas muy frecuentes

Son muchas las fracturas diferentes que existen... Pero hay 7 que son más comunes que otras, ¡descúbrelas!

María Isabel Baena González

Los accidentes son nuestro pan de cada día como seres humanos. Nos caemos , tropezamos, nos escurrimos con cualquier cosa que haya en el suelo... Por suerte, muchos de estos accidentes suelen quedar ahí; son dolorosos, pero no provocan fracturas. Aunque también los hay que, por un motivo u otro, se acaban complicando y acaban llevándonos directamente a urgencias. Las fracturas son el motivo más común en las salas de urgencias, con lo cual esto debe servirnos como prueba de que ninguno de nosotros estamos exentos de esto.

Hay una gran cantidad de fracturas diferentes que pueden hacer que tengamos que acudir al hospital, ya sea por habernos caído nosotros o por haber visto cómo otra persona se caía. Dependiendo de la fractura en cuestión, el tratamiento deberá ser de un tipo u otro; porque no es lo mismo fracturarse un dedo de la mano, por ejemplo, que la clavícula (es muy común fracturársela realizando actividad física).

Hoy vamos a hablar de las fracturas más comunes en las salas de urgencias; y ya sabéis, si tenéis alguna de estas fracturas debéis acudir rápidamente al hospital para que un profesional lo solucione sin tardanza. El tiempo influye mucho en la curación de las fracturas, y cuanto antes esté todo preparado para que sane en condiciones, mejor irá.

El tiempo influye mucho en la curación de las fracturasEl tiempo influye mucho en la curación de las fracturas

1. Fracturas en el antebrazo

Estas suelen ser las más comunes, por regla general, ya que se producen por el impacto directo en el antebrazo. Teniendo en cuenta lo expuestos que tenemos los brazos, y el uso que les damos a estos cuando realizamos cualquier actividad deportiva, no es raro que alguien reciba una fractura así mientras juega a fútbol, por ejemplo. Aunque no solo por eso: también se pueden dar por un accidente de tráfico, o por una caída, o incluso por un golpe desafortunado contra algo.

2. Las falanges

Las fracturas tanto en los dedos de las manos como en los dedos de los pies son más habituales de lo que podamos pensar; usamos nuestros dedos para todo, con lo cual están muy desprotegidos ante prácticamente cualquier golpe.

Un dato llamativo de las fracturas en las falanges es que pueden producirse a diferentes alturas, dependiendo siempre del dedo en cuestión; y es que mientras que los pulgares tienen dos huesos, el resto tiene tres, algo que hace que se pueda romper por casi cualquier lado.

3. La clavícula

Estas son fracturas que sufren, en su mayoría, los deportistas que practican cualquier tipo de deporte de contacto. Pese a que parece una fractura muy llamativa o preocupante, normalmente se cura con un cabestrillo y mucho reposo.

4. Tibia y peroné

De nuevo, estamos hablando de una fractura que suelen sufrir sobre todo los deportistas; las fracturas a a la altura de la rodilla, o del tobillo, son muy comunes en fútbol, por ejemplo. Un golpe, o una caída desafortunada, y la persona puede acabar en urgencias. Además, estas fracturas suelen requerir un tiempo de rehabilitación y, en ocasiones, cirugía para conseguir que se curen de la mejor forma posible.

 Las fracturas a a la altura de la rodilla, o del tobillo, son muy comunes en fútbol Las fracturas a a la altura de la rodilla, o del tobillo, son muy comunes en fútbol

5. Húmero

Al igual que las fracturas en el antebrazo, estamos hablando de una zona bastante desprotegida. En este caso específico, el húmero se suele romper si una persona cae y aterriza sobre uno de los brazos, o si sufre un accidente de tráfico. El problema de esta zona es que suele tardar mucho en curar, y hay muchos cirujanos que optan por intervenir para procurar que la sanación sea lo más limpia posible.

6. Metacarpo

Cuando hay una fuerte contusión en la mano, ya sea este de forma directa (como golpeando una puerta) o mediante una torsión, el metacarpo puede llegar a romperse. Las falanges pueden llegar a desalinearse y, de nuevo, estamos ante una fractura bastante complicada de curar.

7. Fracturas de cadera

Esta suele darse sobre todo en personas de una edad más avanzada, pero se puede presentar en cualquiera. Se suelen deber a caídas estrepitosas, y son bastante complicadas de tratar, requiriendo a veces incluso una prótesis para que el paciente recupere la movilidad completa.

Artículos recomendados