Menú
Osteopenia: todo lo que necesitas saber

HUESOS

Osteopenia: todo lo que necesitas saber

Padecer osteopenia puede ser la antesala a la osteoporosis, descubre todo sobre esta condición.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La osteopenia ocurre cuando hay una baja densidad ósea (masa y fuerza del hueso). Los huesos contienen minerales como el fosfato o el calcio que es lo que hace que estén fuertes. Si los huesos están débiles es más fácil de que se rompan o tengan lesiones. Las células óseas se descomponen o se reabsorben en el cuerpo, también existen otras células óseas que se descomponen y se reabsorben por el cuerpo.

Cuando una persona envejece, el cuerpo reabsorbe las células óseas más rápido de lo que puede reemplazarlas, lo que llevará a una disminución de la densidad ósea.

Osteopoenia y osteoporosis

Hay personas que confunden la osteopenia con la osteoporosis porque ambas afecciones están relacionadas con la densidad ósea, pero no son lo mismo. La osteopenia ocurre cuando hay niveles de densidad ósea por debajo de lo normal. La osteoporosis es más grave que la osteopenia porque la pérdida ósea es más grave.

Cuando una persona tiene osteoporosis hace que los huesos sean más frágiles y esto puede hacer que los huesos se rompan incluso en las caídas más 'tontas'. Si se padece osteoporosis también e puede tener una postura encorvada, una pérdida de altura y vértebras colapsadas. Ambas afecciones son muy comunes.

Cuando una persona tiene osteoporosis hace que los huesos sean más frágiles Cuando una persona tiene osteoporosis hace que los huesos sean más frágiles

Factores de riesgo

La densidad ósea alcanza su nivel máximo cuando las personas tienen unos 30 años y decrece gradualmente a medida que envejecen. Las personas mayores de 50 años tienen un mayor riesgo de desarrollar osteopenia. Las mujeres, especialmente las que están posmenopáusicas, también tienen un riesgo mucho mayor que los hombres de desarrollar la afección.

El estrógeno es importante para la reabsorción ósea y el crecimiento de los huesos. A medida que los niveles de estrógeno disminuyen durante la menopausia, se aumenta el riesgo de osteopenia. Los hombres también pueden desencadenar esta afección aunque en menos frecuencia que las mujeres. Una razón por la cual la osteopenia ocurre mucho más comúnmente en las mujeres es que sus huesos tienden a ser más pequeños y delgados que los huesos de los hombres.

Algunos factores de riesgo que pueden provocar osteopenia son los siguientes:

  • Dieta deficiente. Si tienes una dieta deficiente en vitamina D y calcio tendrán más probabilidades de desarrollar osteopenia.

  • Consumo excesivo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol también puede disminuir la capacidad del hueso para absorber el calcio.

  • Fumar. Este hábito interfiere con la cantidad de calcio que absorben los huesos y acelera la pérdida ósea.

  • Condiciones médicas. Algunas afecciones médicas pueden causar esta afección como el lupus, artritis, reumatoide o la enfermedad celíaca.

  • Tomar algunos medicamentos. Existen algunos medicamentos que aceleran la pérdida ósea. Algunos medicamentos son los anticonvulsivos, medicamentos contra el cáncer o los esteroides.

Diagnóstico y tratamiento

Las personas no suelen darse cuenta de que tienen osteopenia hasta que se hacen una prueba de densidad ósea. Es una enfermad silenciosa y es necesaria esta prueba para poder saber que existe la afección. La prueba de la densidad sea se llama absorciometría de rayos X de energía dual. Implica el uso de una radiografía de baja energía que evalúa el nivel de calcio en los huesos.

Esta prueba suele realizarse en la cadera o la columna vertebral. Las mediciones de estas áreas se consideran las mejores para predecir qué personas corren el riesgo de padecer fracturas. Todas las mujeres de más de 65 años deberían realizarse esta prueba.

En cuanto al tratamiento es necesario empezarlo cuanto antes porque la osteopenia puede acabar en osteoporosis. Si se llega a tener osteoporosis se tienen muchas más probabilidades de tener fracturas.

Se recomienda hacer ejercicio para prevenir y tratar la osteopeniaSe recomienda hacer ejercicio para prevenir y tratar la osteopenia

Normalmente el tratamiento tiene en cuenta los siguientes factores:

  • Mejorar la dieta. Se necesitan seguir las recomendaciones nutricionales para fortalecer los huesos, aumentando la ingesta de alimentos con un gran aporte de calcio y vitamina D. Por ejemplo alimentos llenos de calcio incluyen leche, sardinas o verduras de hoja verde, y alimentos fuentes de vitamina D son hígado, pescado, caballa, cereales fortificados, etc.

  • Hacer ejercicio. Se recomienda hacer ejercicio para prevenir y tratar la osteopenia. El ejercicio regular puede evitar una mayor pérdida ósea y puede mejorar la densidad ósea. Un programa de ejercicios debe incluir ejercicios de fortalecimiento muscular y de soporte de peso. Los ejercicios de equilibrio también son una buena opción.

  • Medicación. Los médicos no pueden recomendar medicamentos hasta que la condición de una persona evolucione a osteoporosis. Sin embargo, si una persona con osteopenia ya ha sufrido una fractura ósea, es posible que los médicos le receten medicamentos.

Artículos recomendados