Menú
Tratamiento de hemorroides con antibióticos

HEMORROIDES

Tratamiento de hemorroides con antibióticos

¿Es posible que se deban tratar las hemorroides con antibióticos? Te contamos por qué y cuándo...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las hemorroides son dolorosas, pican y a veces sangran las venas anales. Si tienes hemorroides sabrás lo molestas que llegan a ser y lo complicado que es soportarlas. Pueden ocurrir dentro y fuera del ano y, a menudo, se resuelven solos, sin tratamiento... Pero también pueden estar años y años en el ano de la persona afectada y que de vez en cuando existan brotes de picores y sangrado. Sin embargo, algunos casos de hemorroides se hincharán dolorosamente y requerirán tratamiento para eliminar las hemorroides o para combatir infecciones.

Para las hemorroides que no se resuelven por sí solas, el tratamiento con antibióticos puede ayudar a combatir las infecciones y reducir la inflamación, lo que permite que el tejido sane con el tiempo y que las molestas hemorroides solo se queden en la memoria de la persona afectada.

Las hemorroides son dolorosasLas hemorroides son dolorosas

Causas

Las hemorroides pueden ser causadas por el envejecimiento, la obesidad, el embarazo, el esfuerzo durante las deposiciones, las relaciones sexuales anales, sentarse en el inodoro durante largos períodos de tiempo y diarrea crónica o estreñimiento. También se puede heredar una tendencia a desarrollar hemorroides 

Las hemorroides afectan a una gran cantidad de personas y pueden salir a cualquier persona en cualquier momento de la vida. Tienden a empeorar a partir de los 40 años y se agravan a medida que se van cumpliendo años y no se tratan.

Síntomas

Los síntomas de las hemorroides incluyen dolor, picazón, hinchazón y sangrado en el área del ano, así como la fuga de heces. Las hemorroides internas a menudo causan heces con sangre, pero no otros síntomas. Las hemorroides suelen ser muy molestas e incluso, si son muy graves, la persona puede sentirse incapacitada para llevar una vida normal debido a las molestias que le ocasiona este tipo de dolencia.

Tratamiento

El tratamiento de las hemorroides con cremas de venta libre que reducen los vasos sanguíneos y reducen la hinchazón a menudo es suficiente para que la hemorroide sane en unos pocos días, o al menos para reducir los síntomas molestos. A veces, las cremas antibióticas pueden ser tratamientos efectivos. En algunos casos, esto no será suficiente para promover la curación. Las hemorroides persistentes generalmente están infectadas con bacterias y pueden tratarse con antibióticos, pero esto deberá valorarlo un médico.

Incluso con cirugía para extirpar la hemorroide, a menudo regresará. El tratamiento con antibióticos erradicará la infección y permitirá que el tejido sane sin cirugía. Esto es beneficioso porque de esta manera tampoco hay que padecer las molestias de un postoperatorio ni tampoco someterse a cirugía, ya que suele ser un proceso bastante estresante para la persona afectada.

Muchos médicos solo recetarán antibióticos como último recursoMuchos médicos solo recetarán antibióticos como último recurso

Resistencia antibiótica

Muchos médicos solo recetarán antibióticos como último recurso. Si bien las cremas antibióticas tópicas pueden ser efectivas para tratar las hemorroides y no aumentan las posibilidades de resistencia a los antibióticos, los antibióticos orales deben usarse con moderación porque conllevan un riesgo significativo.

Tomar antibióticos cuando no se necesitan expresamente aumenta su susceptibilidad a cepas bacterianas más peligrosas y resistentes al tratamiento. Esto puede representar una amenaza significativa para las personas con infecciones recurrentes por hemorroides que requieren múltiples ciclos de antibióticos. Para estas personas, se recomienda la cirugía por encima de los antibióticos.

Pero esta decisión es delicada y la deberá valorar el médico. Quizá con un tratamiento de un antibiótico se te pase y las hemorroides desaparezcan o que por el contrario, no haya servido de mucho, por lo que entonces, el médico puede valorar la cirugía. Solo es necesario tener en cuenta que incluso cuando una persona afectada de hemorroides se somete a una cirugía, con el tiempo las hemorroides pueden volver a aparecer. El médico te aconsejará qué es lo mejor que puedes hacer en cada caso.

Artículos recomendados