Menú
Qué es un derrame cerebral y por qué se produce
PROBLEMAS DE SALUD

Qué es un derrame cerebral y por qué se produce

El derrame cerebral es la tercera causa de muerte en el mundo occidental. Descubre por qué ocurre el derrame cerebral.

Sara Poyo Lorenzo

El derrame cerebral es la tercera causa de muerte en el mundo occidental y casi la principal causa de invalidez severa en los adultos. Las consecuencias de un derrame cerebral son nefastas si no se detecta a tiempo y para una gran parte de las víctimas mortal. Por eso, no es ninguna broma y es importante conocer de que se trata y como actuar en caso de que se de uno.

El derrame cerebral es el bloqueo del flujo de sangre en el cerebro, de manera que la sangre no puede irrigarlo y las neuronas empiezan a morir al no recibir el oxígeno que tendría que llegarle a través de la sangre. Como consecuencia, podemos quedar con algún tipo de invalidez. Es normal teniendo en cuenta que es el cerebro el encargado de controlar absolutamente todo lo que hacemos: movernos, hablar, pensar, respirar, etc. En el peor de los casos (pero no tan inusual) si no detectamos un derrame cerebral a tiempo nos morimos.

El derrame cerebral es el bloqueo del flujo de sangre en el cerebroEl derrame cerebral es el bloqueo del flujo de sangre en el cerebro

Podemos diferenciar dos tipos de derrame cerebral o accidente cerebrovascular:

-Isquémicos: se forman placas ateroscleróticas en los finos vasos arteriales que irrigan el cerebro con sangre y se interrumpe su paso. Otras veces el cese de sangre viene producido por un coágulo de sangre más grande de lo normal.

-Hemorrágicos: es un accidente cerebrovascular (es al que comúnmente se le llama derrame cerebral) que se produce porque se rompe un vaso sanguíneo en el cerebro y la sangre se derrama por todo el cerebro, produciendo así una hemorragia intracraneal. La hemorragia también puede dañar las meninges, las membranas que rodean el cerebro.

Causas del derrame cerebral

El derrame cerebral tiene tres causas principales:

1- Bloqueo de las arterias por un trombo o por el endurecimiento debido a la arterioesclerosis. Son propensos las personas con hipertensión, diabetes o con altos niveles de colesterol en sangre.

2- Bloqueo de las arterias debido a una embolia cerebral. En estos casos se desprende un coágulo sanguíneo (llamado émbolo) de otras partes del cuerpo y circula libremente hasta que se encuentra con una arteria estrecha por la que no puede pasar.

3- Hemorragia intracraneal (el 20% de los casos) debido a que los vasos sanguíneos se rompen, puede ser rotura por endurecimiento, por inflamación de los vasos (aneurisma cerebral) o hipertensión.

Cuanto mayor es la edad de la persona más probabilidades tiene de sufrir dicho derrame.Cuanto mayor es la edad de la persona más probabilidades tiene de sufrir dicho derrame.

Por otro lado, como muchas otras enfermedades nosotros no podemos saber con antelación si una alguien sufrirá un accidente cerebrovascular, de manera que incluso la persona más sana del mundo puede sufrirlo sin causa aparente. Sin embargo si que hay factores de riesgo que ayudan a que uno sea proclive a ellos.

Factores de riesgo que no podemos modificar:

-La edad: cuanto mayor es la edad más probabilidades tenemos de sufrirlo.

-El sexo: por lo general los hombres son más propensos a los ataques del sistema circulatorio que las mujeres.

-La genética: si tus padres tuvieron un derrame cerebral serás más propenso a tener uno en el futuro que si no. Por otro lado, se ha visto que ciertas razas tienen mayor vulnerabilidad. Por ejemplo ser estadounidense mexicano, hawaiano, asiático y afroamericano aumenta las posibilidades, aunque no se sabe por qué, tal vez por la dieta y estilo de vida que han tenido los padres pueda afectar en cierto modo al futuro hijo.

-Estar embarazada: durante la gestación y los primeros meses tras el parto la madre es más propensa a sufrirlos.

-Sufrir enfermedades como el cáncer, artritis o enfermedades relacionadas con el riñón.

-Haber nacido con un corazón muy débil y sufrir fibrilación auricular, es decir, tener una frecuencia cardíaca alterada, el latido del corazón es irregular. El 15% de los derrames cerebrales son debido a esto.

Factores de riesgo que si podemos modificar

-Niveles altos de colesterol: todos sabemos que un consumo excesivo de grasas puede llevar a que la persona tenga altos niveles de colesterol. Se considera alto cuando es más de 240 mg/dL en sangre, a partir de esas cifras el riesgo de subir un ataque cardíaco aumenta considerablemente. Las cifras normales que no conllevan riesgo están en torno a 180 mg/dL.

Hay condiciones de la persona que conllevan que sus niveles de colesterol aumenten de manera natural, como es en el caso de la menopausia en la mujer. Sin embargo, tenemos que tomar consciencia de la situación e informarnos de lo que podemos hacer al respecto.

-Obesidad: es una enfermedad que ha aumentado de forma escandolosa en los países occidentales y es la segunda causa de muerte que se puede prevenir en los Estados Unidos. La obesidad conlleva consecuencias importantes en la vida de las personas y esta es una de ellas.

-Inactividad física. Practicar algo de ejercicio de manera regular reduce las probabilidades de ataque cardíaco y derrame cerebral. Se recomienda una media de 150 minutos semanas de una actividad física moderada.

-Ansiedad o estrés. Las personas que siempre están en tensión o con angustia tienen más posibilidades de sufrirlo. La mejor manera de vivir libre de estrés es cuidando la dieta, mantenerse activo y familiarizarse con la relajación progresiva.

-Tabaco: aparte de todas las consecuencias negativas que tiene el tabaco para nuestra salud también aumenta las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco. Incluso la persona es más propensa años después de haber dejado de fumar.

Síntomas de alerta de un derrame cerebral

Es vital que estés atento a los siguientes síntomas. Con que se presente solo UNO de ellos ya es motivo de alarma y debes llamar rápidamente a urgencias, ya que a partir de la primera hora los síntomas el daño suele ser irreversible. Os dejamos con un test rápido al que llaman FAST por sus siglas en inglés, memorízatelo porque puede salvar tu vida y la de otras personas.

1) Face (cara). Pídele a la persona de la que sospechas que está sufriendo un derrame que sonría, si solo sonríe de un lado de la cara (como si en el otro estuviese anestesiado) es una señal.

2) Arms (brazos). Pídele que levante ambos brazos, si solo levanta el de un lado del cuerpo y el otro no (o tiene dificultades para hacerlo), es otro signo de alarma.

3) Speech (habla). Pídele que diga su dirección, su nombre con apellidos o que repita algo que tu hayas dicho. Si habla muy lentamente o no coordina bien es otro indicador de peligro.

4) Fast (rápido). ¿Cumple los tres? ¿Cumple solo uno? ¡Da igual! ¡Llama a urgencias y rápido! Cuanto antes se intervenga menor será el daño, que en estos casos sueñe ser irreversible.

Artículos recomendados

Comentarios