Menú
Qué es la mononucleosis infecciosa
LA ENFERMEDAD DEL BESO

Qué es la mononucleosis infecciosa

La mononucleosis infecciosa es conocida también como la enfermedad del beso y es una enfermedad más común de lo que te puedas imaginar ahora mismo.

Irmina Merino Vidal

Quizás no te suene el nombre de la enfermedad llamada mononucleosis infecciosa, pero si te contamos que es la también conocida como la enfermedad del beso te será probablemente más común.

Aunque suele ser más presente en jóvenes y niños que en personas adultas es importante que conozcas bien esta enfermedad para poder prevenir su contagio y para saber cómo proceder si ya te has contagiado.

En Bekia te contamos qué es la mononucleosis infecciosa, cómo se contagia, cuáles son sus síntomas y cuál es su tratamiento.

Qué es la mononucleosis infecciosa y cómo se contagia

La mononucleosis infecciosa es una enfermedad viral que se transmite a través de la sangre o de la saliva, por eso se la conoce como la enfermedad del beso. El virus encargado de transmitir esta enfermedad es el Epstein-Barr y afecta a los limbocitos, haciendo que la persona afectada por él se sienta cansada, con fiebre y con dolor de garganta.

La duración de la enfermedad del beso es más larga que la gripeLa duración de la enfermedad del beso es más larga que la gripe

Aunque podría confundirse con un resfriado o una gripe, su duración es bastante más larga y pueden hincharse externamente partes del cuerpo de la persona afectada, como el cuello o los brazos, por lo que es necesario que el médico pueda detectar los síntomas a tiempo y aconsejar el mejor tratamiento para la cura de la enfermedad.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que el proceso de recuperación es largo (de hasta cuatro semanas o más), por lo que es normal que los niños deban perder clase y los mayores no puedan ir a trabajar. Además al ser un virus es más probable que contagiemos a los demás si seguimos con nuestro ritmo de vida habitual, ya que aunque no les besemos ni transmitamos sangre o saliva con ellos, el simple hecho de usar la misma servilleta, pajita o toalla puede hacer que directamente nos contagiemos.

Es muy importante que la detectemos a tiempo en los niños y no dejemos que sigan asistiendo a la escuela. Cuando son pequeños no son conscientes del todo de la magnitud de la enfermedad y de su transmisión y contagio, ya que los niños pequeños tienden a ponérselo todo en la boca y a compartir la comida sin tener en cuenta las consecuencias. Por lo tanto, es responsabilidad de los padres no llevar al niño a la escuela ni tenerlo en contacto con otros niños en cuanto la enfermedad de la mononucleosis infecciosa le sea diagnosticada.

Además el niño o adolescente debe ponerse en tratamiento lo antes posible y se deben seguir las normas y consejos del profesional de la salud a la perfección, de lo contrario haremos que tarde mucho más tiempo en curar la enfermedad o que pueda tener efectos crónicos en el niño, como el cansancio que puede arrastrar el resto de su vida o el síndrome de EBV.

La alta fiebre es uno de los síntomas típicos de la enfermedad del beso La alta fiebre es uno de los síntomas típicos de la enfermedad del beso

Cuáles son los síntomas y cuál es el tratamiento para la mononucleosis infecciosa

Como hemos comentado, los síntomas de la mononucleosis infecciosa, o también conocida como enfermedad del beso, suelen ser el cansancio, el dolor de cuello y garganta y la fiebre. Suelen durar más tiempo que con un resfriado o la gripe y debe ser analizado por un médico lo antes posible con tal de encontrarle el tratamiento adecuado y seguirlo durante todo el tiempo que sea necesario, que suele ser bastante prolongado.

El profesional de la salud seguramente tome la temperatura a tu niño o adolescente, o a ti mismo si estás sufriendo la mononucleosis infecciosa o enfermedad del beso de mayor. También te palpará el cuello y la garganta para ver si hay infección y deberás comentarle que estás muy cansado, si es tu caso. Entonces, probablemente pida un análisis de sangre para poder detectar el virus de la mononucleosis infecciosa y así determinar si realmente estás padeciendo esta enfermedad.

En caso de que te hayas contagiado de la mononucleosis infecciosa lo mejor será que no vayas a trabajar o que si el niño está afectado deje de ir al colegio. Como hemos ya dicho, el riesgo de contagio es alto y los demás niños o compañeros pueden pasar por esta larga enfermedad también tras nuestra presencia en el lugar.

El médico determinará el progreso de tus síntomas y del virus y en verso como los vea te dará una medicación u otra. Puede que te dé antinflamatorios para bajar la fiebre y aliviar el dolor de garganta. En el caso de que haya inflamación del cuello, cara o brazos puede que te recete corticoides, pero debes solamente tomarlos como el médico te haya indicado. Recuerda que solamente podrás tomar la medicación que el profesional de la salud te recete, ya que es él quien realmente conoce tu caso en concreto y puede encontrar la mejor solución para que te recuperes de esta enfermedad del mejor modo posible.

Durante el tiempo que estés enfermo con la mononucleosis infecciosa o la enfermedad del beso deberás intentar no hacer grandes esfuerzos físicos y cuidar de tu salud. Descansa todo el tiempo que te sea necesario e intenta no compartir vasos, cañas o comida con otras personas con tal de no contagiarles la enfermedad. Necesitarás mucha paciencia, ya que el proceso de recuperación es largo, pero con positivismo y siguiendo los consejos y tratamiento del médico podrás recuperarte y volver a gozar de tu salud de nuevo.

Artículos recomendados

Comentarios