Menú
Medicamentos y prevención para el dolor ocular

DOLOR OCULAR

Medicamentos y prevención para el dolor ocular

Si tienes dolor ocular te interesa esta información sobre la medicación que se utiliza y la prevención para evitar que te vuelva a pasar.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si tienes dolor ocular puede ser que sea por causas leves o que sean graves y que requieran un tratamiento médico específico. De cualquier manera será tu médico quien deberá valorar la gravedad de tu afección y escoger el tratamiento que mejor se adecue a ti y a tu malestar. Además de esto, es importante que conozcas qué medicamentos pueden ser mejor para ti en cualquier caso (aunque deberás seguir las pautas de tu médico) y también cómo prevenir los posibles dolores oculares en el futuro.

Medicamentos

Tu médico puede recetarte diferentes tipos de medicamentos para aliviar tu dolor y tratar el problema subyacente que te está molestando en caso de que sea necesario. Te puede recetar gotas oculares antiinflamatorias no esteroides para aliviar el dolor ocular. Si bien estos funcionan bastante bien, no deben prescribirse a largo plazo debido a un potencial de problemas de córnea.

Tu médico puede recetarte diferentes tipos de medicamentos para aliviar tu dolor Tu médico puede recetarte diferentes tipos de medicamentos para aliviar tu dolor

Las gotas oculares para alergias, están disponibles tanto de venta libre como de venta con receta, pueden aliviar el enrojecimiento, la picazón y la hinchazón de la conjuntivitis alérgica. Si bien no es una cura, las lágrimas artificiales se utilizan para controlar los ojos secos. Las lágrimas artificiales vienen en diferentes formulaciones y están disponibles sin receta. Cuando se "enfrían" o se colocan en la nevera durante una hora, a menudo pueden ser muy calmantes.

Para las personas con sequedad en los ojos severa o persistente, un oftalmólogo puede considerar prescribir medicamentos, como ciclosporina tópica o pérdida de vida. Las gotas antibióticas para los ojos generalmente se prescriben para tratar la conjuntivitis bacteriana y la queratitis bacteriana.

Las gotas oculares de glaucoma, de las cuales existen varios tipos, trabajan para disminuir la presión en el ojo. Para el glaucoma de ángulo cerrado agudo, se administrarán gotas para los ojos junto con un medicamento oral o intravenoso (llamado acetazolamida) para reducir la presión de inmediato.

Los antibióticos orales se pueden usar para tratar algunos diagnósticos diferentes de dolor ocular, como: un orzuelo persistente o una infección sinusal bacteriana. Los antibióticos intravenosos , que son antibióticos administrados a través de su vena, están indicados para el tratamiento de la celulitis orbitaria.

Las gotas esteroidales para los ojos (o pastillas) se usan para tratar diagnósticos más graves del dolor ocular, como la uveítis anterior. Los corticosteroides en dosis altas, administrados por vía oral o intravenosa, están indicados para tratar la neuritis óptica.

A veces se requiere cirugía para tratar el diagnóstico de dolor ocularA veces se requiere cirugía para tratar el diagnóstico de dolor ocular

¿La cirugía puede ser una opción?

A veces se requiere cirugía para tratar el diagnóstico de dolor ocular. Por ejemplo, en el caso de glaucoma agudo de ángulo cerrado, una vez que se reduce la presión ocular inicial, se necesita una terapia con láser o, con menos frecuencia, cirugía para drenar el líquido del ojo. Para la queratitis severa, si la córnea está marcada o cicatrizada, es posible que se necesite un trasplante de córnea.

La importancia de la prevención

Si bien no todos los diagnósticos de dolor ocular pueden prevenirse, algunos sí se puede hacer. Aquí hay algunos ejemplos de estrategias de cuidado preventivo ocular:

Para prevenir los orzuelos y la conjuntivitis, es importante lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de aplicar maquillaje en los ojos o ponerse lentillas. También es una buena idea quitarse el maquillaje de los ojos todas las noches con una toalla limpia y fresca. Nunca compartas las gotas para los ojos con nadie ni toques la punta de un gotero en tu ojo, ya que esto puede transferir bacterias.

Para prevenir las abrasiones de la córnea es importante usar gafas protectoras si estás realizando una actividad que puede provocar lesiones en los ojos (por ejemplo, cortar madera o metal). Tienes que asegurarte también de limpiar bien tus lentillas y de no usarlos durante períodos de tiempo más prolongados de lo recomendado. Habla con tu médico para saber qué tipo de prevención sería mejor para ti en el caso concreto que tienes con tu dolor ocular actual.

Artículos recomendados