Menú
Qué es la úlcera corneal

SALUD OCULAR

Qué es la úlcera corneal

Descubre qué es la úlcera corneal, cuáles son los síntomas, las causas, diagnóstico y tratamiento. Si no se trata a tiempo puede causar ceguera.

Mª José Roldán Prieto

Una úlcera corneal es una erosión o herida abierta en la superficie de la córnea. La córnea es el área transparente en la parte frontal del ojo que sirve como una ventana a través de la cual vemos. También refracta la luz y ofrece protección a otras partes del ojo. Es una zona muy importante para la visión de las personas y sin ellas, la vista no tendría cabida.

Si la córnea se inflama debido a una infección o lesión, se puede desarrollar una úlcera. Una úlcera corneal es una afección grave que debe tratarse lo antes posible para evitar problemas de visión duraderos. Aunque hay buenos medicamentos disponibles para el tratamiento, las úlceras corneales pueden causar pérdida grave de la visión e incluso pueden provocar ceguera en quien lo padece.

Causas

Normalmente las úlceras corneares suceden a causa de gérmenes o bacterias que entran en contacto con el ojo. El ojo humano está bien protegido gracias al párpado y a las pestañas, por lo que se protege de gérmenes, desgarros o bacterias que pueden haber en el ambiente. Si estas sustancias entran en la córnea pueden generar daños graves.

Las úlceras corneales son comunes en personas que usan lentes de contacto, especialmente si las usan durante la noche o no tienen una buena higiene con éstas. En general, cuanto más profunda es la úlcera de la córnea, más grave es la afección. Una úlcera muy profunda puede causar cicatrices en la córnea, bloqueando la entrada de luz en el ojo y por tanto causando ceguera.

Las úlceras corneales son comunes en personas que usan lentes de contactoLas úlceras corneales son comunes en personas que usan lentes de contacto

Las causas más comunes por tanto que hacen que ocurran las úlceras corneales son: las bacterias, los virus, lesiones en el ojo, el mal uso de lentes de contacto, enfermedades alérgicas, hongos en el ojo, no poder cerrar bien el párpado causando sequedad en el ojo, entre otros.

Síntomas

Cuando ocurre una úlcera corneal se tienen síntomas obvios, sobre todo si la úlcera es profunda. La córnea es muy sensible y por eso sufrir una úlcera en esta área causan dolores severos y muy molestos. La visión se puede ver afectada e incluso, el ojo se puede irritar mucho y que se sienta desgarros y que se vea el ojo rojo. Las personas con este tipo de úlceras en el ojo pueden ser muy sensibles a cualquier tipo de luz. Algunos de los síntomas más característicos son los siguientes (y si los tienes deberás ir al médico inmediatamente para que te derive al oculista de urgencia):

-Rojez en el ojo

-Dolor

-Desgarro

-Lagrimeo constante o legañas

-Una mancha blanca en la córnea

-Visión borrosa

-Sensación de ardor en el ojo

-Picazón o escozor constante en el ojo

-Sensibilidad a la luz

Diagnóstico

Es muy importante detectar esta dolencia lo antes posible para poder empezar con un tratamiento adecuado. Tu médico te hará algunas preguntas para poder saber cuál es la causa que ha provocado la úlcera en el ojo. Los ojos tendrán que ser examinados minuciosamente.

El tratamiento de las úlceras corneales debe ser agresivoEl tratamiento de las úlceras corneales debe ser agresivo

Si no se sabe cuál es la causa exacta tu médico puede cultivar la úlcera para tratarla correctamente. Después de adormecer el ojo, las células se pueden raspar suavemente desde la superficie de la córnea para que puedan analizarse.

Tratamiento

El tratamiento de las úlceras corneales debe ser agresivo, ya que algunas úlceras causan pérdida de visión y ceguera. El tratamiento generalmente incluye antibióticos y medicamentos antivirales o antimicóticos. 

Las gotas de esteroides también pueden administrarse para reducir la inflamación. Algunos médicos recetan gotas oculares tópicas para ser insertadas varias veces por día hasta que la úlcera esté completamente curada. 

En casos severos, los pacientes son hospitalizados para que se administre el tratamiento correcto. Si las infecciones son grandes o dejan una cicatriz, es posible que se necesite un trasplante de córnea para restaurar la visión. Si no se administra tratamiento, puede producirse ceguera o incluso la pérdida total del ojo

Artículos recomendados