Menú
8 cosas que no haces por cuidarte y que te arrepentirás en unos años

ESTILO DE VIDA

8 cosas que no haces por cuidarte y que te arrepentirás en unos años

Hay cosas que debes empezar a hacer para cuidarte y no haces para tener mejor salud en unos años.

Sara Poyo Lorenzo

Hay muchos hábitos que ayudan a cuidarse y que puedes introducir fácilmente en tu día a día, que apenas te llevarán tiempo y que tienen consecuencias positivas a largo plazo. A continuación os dejamos con algunos de ellos.

Si hay algo sin lo que los seres humanos no podemos pasar es el sueñoSi hay algo sin lo que los seres humanos no podemos pasar es el sueño

1) No dormir las horas suficientes

Si hay algo sin lo que los seres humanos no podemos pasar es el sueño. Todo el mundo necesita un mínimo de horas diarias para cuidarse y rendir correctamente. Sin embargo, hay personas que duermen por debajo de las 8 y funcionan correctamente, incluso están orgullosos porque como ellos dicen "ya dormirán cuando estén muertos". Lo cierto es que muchísimos políticos, magnates y científicos famosos presumen de dormir menos horas de las habituales, por ejemplo Churchill, Bill Gates, Donald Trump, Magaret Thatcher, etc.

De todos modos, si crees que eres una de esas personas capaces de dormir tan poco y no tener consecuencias anda con cuidado porque eso no lo sabrás hasta que hayan pasado al menos 12-15 años, momento en el que seguramente tu capacidad intelectual empiece a verse mermada. A corto plazo, las consecuencias no se aprecian, a largo si. Dormir nos ayuda a consolidar mejor lo aprendido y a reparar el daño a nivel neuronal eliminando toxinas durante la noche. Por eso, cuidarse y dormir una media de 7 horas al día hará que al día siguiente estemos más despejamos y tengamos una buena agilidad mental, si no que a largo plazo protegerá a nuestro cerebro del posible deterioro cognitivo que viene asociado con la edad.

2) No seguir una dieta balanceada.

Este es el gran problema de la sociedad occidental, la obesidad adulta e infantil. La bollería industrial, el azúcar refinado y otros alimentos procesados no son saludables y contribuyen a la obesidad. El exceso de azúcares simples y grasas hidrogenadas aumentan el riesgo de sufrir diabetes,hipertensión y un largo etc.

Alimentarte de una manera sana no es difícil una vez que tienes unas pautas. Si no tienes problemas de peso solo tienes que mantener una dieta con todo tipo de alimentos, donde la base sean los alimentos menos procesados posibles. Es decir, las frutas, verduras, cereales y panes integrales. Por otro lado, todos los pescados son beneficiosos, tanto azules como blancos. Elige el que quieras en función de tu complexión y preferencias, teniendo en cuenta que el azul es más graso. Las nueces y otros frutos secos aunque son calóricos se recomienda tomar un pequeño puñadito por su aporte en ácidos grasos omega 3 (que ayuda a tu cerebro a mantenerse joven), vitaminas, ácido fólico y otros nutrientes.

3) Beber agua en ayunas.

Nuestro cuerpo es prácticamente agua, por eso, para poder funcionar adecuadamente tenemos que mantener esos niveles y hacer lo posible por no deshidratarnos. Es recomendable cuidarse y tomar al menos 8 vasos diarios. Si aparte de estos 8 vasos diarios empiezas el día bebiendo agua nada más levantarte estarás mejorando significativamente tu salud. Es lo que los japoneses llaman "la terapia del agua". Consiste en que nada más levantarte debes beber aproximadamente entre 2 y 3 vasos de agua, mejor a temperatura ambiente o fría, puedes añadirle también un chorrito de limón.

Tómala a sorbos cortos y con calma, no te bebas los 3 vasos de un tirón o más que beneficios te causará dolor en el estómago. Según ellos así se combaten enfermedades relacionadas con los riñores porque depura las toxinas del cuerpo, también mejora los síntomas en caso de: estreñimiento, dolores menstruales, cefaleas, hemorroides, asma y otras enfermedades relavionadas con los bronquios, epilepsia, sobrepeso y enfermedades cardíacas. Tras beberte esos vasos debes puedes lavarte los dientes pero deberas esperar un tiempo (entre media hora y 45 minutos en desayunar). Esta última parte es un poco engorrosa porque no todo el mundo tiene ese tiempo disponible para hacerlo, sin embargo, beber esos 3 vasos diarios ya es un comienzo.

4) Practicar deporte

Es un tema que está muy quemado y poco hay que decir sobre él. Se ha comprobado miles de veces que mejora la salud de la persona en muchos sentidos, tanto a corto como largo plazo. No estamos diseñados para permanecer sentados mucho tiempo, está en nuestros genes. Además, no hay excusa para no moverse, siempre se puede sacar algo de tiempo para ello. Si tienes tiempo para quedar un fin de semana a tomar algo con los amigos o tienes tiempo para revisar las redes sociales seguro que también lo tienes para salir de casa de vez en cuando a correr. Si además eres capaz de encontrar un deporte que te guste y que hagas en equipo no te aburrirás y se te pasará el tiempo volando.

5) Ejercitar la mente

Al menos todos los días, deberías hacer algo por estimular la mente. No solo debemos entrenar nuestros músculos si no también nuestro cerebro. Intenta aprender algo nuevo cada día, da igual si es mucho o poco, lo importante es que sea significativo para nosotros o que nos estimule. ¿Por qué no hacer el crucigrama o el sudoku del periódico en vez de ponerte con el WhatsApp? Hacer actividades que te estimulen mentalmente retrasan el envejecimiento cognitivo, de hecho, a las personas que sufren alzheimer precoz y están en las fases iniciales trabajan actividades de memoria, toma de decisiones, cálculos sencillos... Los pasatiempos de siempre son una forma de mejorar tus habilidades cognitivas sin tener que matarte a estudiar.

Dormir nos ayuda a consolidar mejor lo aprendido Dormir nos ayuda a consolidar mejor lo aprendido

6) Reservar el alcohol para los días especiales

Muchas personas tienen la costumbre de beber algo todos los días, y aunque es cierto que algunas tienen sus beneficios... en realidad no son tantos. Solo tienen beneficios las bebidas fermentadas y en pequeñas cantidades, como el vino tinto, la cerveza o la sidra. Sin embargo, solo son un mal menor, por ejemplo, siempre te va a aportar más cantidad de antioxidantes un racimo de uvas que una copa de vino. Si lo que realmente quieres es tener la mejor salud posible no bebas alcohol y resérvalo para las celebraciones.

7) Fumar

Es otro hábito que una gran parte de la población realiza (aunque afortunadamente cada vez menos). No vamos a nombrar todas las consecuencias negativas otra vez, solo diremos que incluso a corto plazo, desde los primeros cigarrillos ya empieza a tener efectos nocivos en tu cuerpo.

8) Dejar de culparte

Si quieres mejorar tu salud emocional este es uno de los hábitos que tienes que eliminar. En vez de culparte introduce el hábito de ver el lado bueno de las cosas. Tampoco se trata de que vivas en los mundos de Yupi y busques lo bueno de todo lo malo que pueda pasarte, porque obviamente hay cosas que no lo tienen, pero si que debes esforzarte por ser un poco más realista. Por ejemplo, "no todo está perdido" si no "más difícil". Si cambias la perspectiva desde la que ves las cosas tendrás mejor humor y no amargarás a los demás ni a ti mismo.

Artículos recomendados