Menú
Qué son los acúfenos y por qué se producen

ACÚFENOS

Qué son los acúfenos y por qué se producen

Cuando una persona tiene acúfenos se puede asustar mucho, por eso hay que saber por qué ocurre y buscar solucionarlo.

Sergio Gallego Uvero

Los acúfenos son ruidos o zumbidos que únicamente escucha la persona afectada en el interior de su oído. Dicha disfunción la puede sufrir cualquier persona sin importar la edad ni el sexo. En la actualidad casi un 10% de la población está afectada por tales acúfenos. Dicha difunción en el oído suele ser más frecuente con la edad, sobre todo a partir de los 50 años. Dicha patología puede darse en un único oído o en ambos a la vez aunque es algo bastante raro que se llegue a producir.

Causas de los acúfenos

Los acúfenos no se deben a una única causa y se pueden producir por algún tipo de infección vírica, cambios hormonales que sufra la persona o al consumo de ciertos medicamentos. Además de ello, hay una serie de factores de riesgo que pueden provocar tal problema en el oído:

- El llevar una vida demasiada estresada unida a grandes dosis de ansiedad puede provocar que la persona en cuestión empiece a experimentar dentro de su oído tales ruidos y zumbidos.

- El uso continuado de auriculares y el escuchar la música demasiado alta es otra de las causas por las que suelen dase los acúfenos.

- El colesterol y la hipertensión son otro de los factores de riesgo más comunes de los acúfenos.

- Si la persona suele realizar actividades en las que haya cambios bruscos de presión es probable que llegue a padecer tal disfunción en el oído dando lugar a tan molestos pitidos en los oídos.

 El colesterol y la hipertensión son otro de los factores de riesgo más comunes de los acúfenos El colesterol y la hipertensión son otro de los factores de riesgo más comunes de los acúfenos

Síntomas de los acúfenos

Está totalmente probado que aquellas personas que tienen tal patología en su oído, sufren un importante deterioro en su calidad de vida. Entre los síntomas más habituales se encuentran la dificultad a la hora de poder dormir las horas aconsejadas, fuertes dolores de cabeza, irritabilidad, mareos o pérdida de audición. Todo ello suele provocar que la persona entre en un estado depresivo importante del que le cuesta salir. En la mayoría de los casos acaba repercutiendo muy negativamente en la vida de la persona tanto a nivel laboral como familiar.

En el caso de sufrir algunos de dichos síntomas es esencial el acudir al médico lo más pronto posible para recibir un buen diagnóstico acompañado del mejor tratamiento posible. No ir a tiempo al médico puede provocar un agravamiento del problema repercutiendo de una manera fatal en la vida de la persona.

Está totalmente probado que aquellas personas que tienen tal patología en su oído, sufren un importante deterioro en su calidad de vidaEstá totalmente probado que aquellas personas que tienen tal patología en su oído, sufren un importante deterioro en su calidad de vida

Cómo tratar los acúfenos

Antes de tratar tal problema auditivo, es esencial el conocer la causa por la que la persona escucha de una manera habitual tan molestos zumbidos. Por desgracia, el tratamiento iniciado no asegura que el paciente vaya a recuperar todas las células dañadas por tal acúfeno. Gracias a diversos medicamentos, a terapias o a técnicas como es e caso de la acupuntura, los síntomas propios de dicha patología se rebajan de una manera considerable, haciendo que la persona pueda volver a llevar una vida lo más normal posible.

A día de hoy, tiene bastante éxito la llamada Terapia de Electroestimulación Coclear Transmastoidea ya que supone una mejora bastante importante del tal disfunción del oído aunque la recuperación no es total. Lo mejor de dicha terapia es que es indolora para la persona y no tiene ningún tipo de efectos secundarios por lo que es ideal a la hora de tratar los citados acúfenos.

Como has podido ver, el tema de los acúfenos es bastante grave e importante ya que si no se trata como debe, puede llegar a perjudicar gravemente a la persona que los sufre. Los zumbidos son realmente molestos y se producen de una manera continua, lo que provoca que la calidad de vida del paciente disminuya notablemente en todos los aspectos.

Artículos recomendados