Menú
5 avisos que te pueden avisar de sufrir un ictus

ICTUS

5 avisos que te pueden avisar de sufrir un ictus

Existen algunas señales que te pueden avisar de que puedes padecer o estás padeciendo un ictus.

Sergio Gallego Uvero

El ictus tiene la característica de que sus síntomas aparecen de forma inmediata además de repentina y son muy fáciles de detectar. Ante un infarto cerebral es esencial el reaccionar lo más rápido posible con el fin de evitar que los daños sean demasiado graves e irreversibles en el futuro. No pierdas por tanto detalle y pon mucha atención a cinco síntomas que te avisan de que puede producirse un ictus.

Problemas para moverse

Como ya te he explicado más arriba el ictus afecta de una manera directa a la actividad cerebral y de una manera indirecta a otras zonas del cuerpo como es el caso de los músculos. Es por ello que es bastante normal que al sufrir un ictus, la persona sienta un gran entumecimiento de los músculos a la vez que tiene serios problemas a la hora de moverse de una manera normal y como lo hacía habitualmente. El hormigueo en ciertas partes del cuerpo también un síntoma bastante claro de que la persona está a punto de sufrir un ictus. Al no llegar ningún tipo de orden por parte del cerebro es bastante normal que los músculos de la cara se lleguen a paralizar.

El ictus tiene la característica de que sus síntomas aparecen de forma inmediata El ictus tiene la característica de que sus síntomas aparecen de forma inmediata

Problemas con el lenguaje

Otro de los síntomas que pueden alertar de una manera rápida de que una persona va a sufrir un ictus, son los problemas de lenguaje para poder expresarse de una manera correcta. Si parte de la corteza cerebral resulta seriamente dañada, es normal que de una manera repentina la persona tenga serias dificultades para entender lo que le dicen además de no poder expresarse de una manera clara. Es por ello que si ves que alguien de repente tiene cierta dificultad para poder hablar y expresarse es muy probable que sufra un ictus en cuestión de minutos.

Pérdida de visión

Si una persona de la noche a la mañana tiene problemas a la hora de ver con uno o los dos ojos, es motivo para acudir de una manera rápida al hospital ya que existen muchas posibilidades de que sufra un ictus. Se trata de un síntoma que también se puede deber a otro tipo de problema de salud que no tiene que ver con el ictus y como puede ser el caso de un fuerte dolor de cabeza.

Acciones tan habituales como andar o correr dependen al 100% de la actividad cerebralAcciones tan habituales como andar o correr dependen al 100% de la actividad cerebral

Problemas para recordar

Una persona que va a sufrir un ictus, unos minutos antes suele sentirse algo desorientado y con cierta dificultad a la hora de recordar. Ello va a unido también a otra serie de síntomas bastante claros y evidentes como es el caso de la pérdida de la noción del tiempo o desmayos.

Pérdida del equilibrio

Acciones tan habituales como andar o correr dependen al 100% de la actividad cerebral, es por ello que cuando una persona va a sufrir un ictus, empiece a experimentar graves y serios problemas de coordinación y le cueste en cierta medida el mantener el equilibrio. Lo normal es sufrir un fuerte mareo y acto seguido la consiguiente pérdida de equilibrio que puede dar lugar a una peligrosa caída.

El problema de tales síntomas es que muchas veces suele confundirse con otra serie de problemas que poco tienen que ver con el ictus. En muchas ocasiones el entumecimiento de los músculos o la parálisis facial puede venir dado por un golpe de frío o por la ingesta de ciertos medicamentos. De todas maneras es aconsejable el acudir al médico en el caso de padecer de repente alguno de los síntomas arriba citados, ya que en el caso del ictus es muy importante el acudir lo más pronto posible y evitar que las secuelas de dicha enfermedad puedan ser irreversibles y para siempre.

Artículos recomendados