Menú
Me duele la cabeza, ¿debo preocuparme?

DOLORES

Me duele la cabeza, ¿debo preocuparme?

Los dolores de cabeza son bastante comunes en las personas, pero, ¿cuándo deberías comenzar a preocuparte?

Sergio Gallego Uvero

Es rara aquella persona que no ha sufrido alguna vez dolor de cabeza a lo largo de su vida. Según algunos datos comprobados y verificados, casi el 92%de la población ha tenido dolor de cabeza y una persona de cada 20 sufre lo que se conoce como cefalea crónica diaria. En algunos el simple dolor de cabeza se pasa sin más y en poco tiempo, mientras que para otras personas dicho dolor es tan fuerte que se convierte en una auténtica tortura en su día a día.

Los dolores de cabeza puede ser primarios o secundarios siendo los primeros los más graves ya que pueden llegar a incapacitar a la persona y convertir su vida en un auténtico sufrimiento. En el caso de las embarazadas el tema de los dolores de cabeza, tienen una gran importancia ya que dichas molestias pueden llegar a provocar situaciones realmente graves como es el caso de la preeclampsia. Acto seguido te explicamos si hay que preocuparse a la hora de tener dolores de cabeza o simplemente hay que darle la importancia justa y necesaria.

Los dolores de cabeza puede ser primarios o secundariosLos dolores de cabeza puede ser primarios o secundarios

En qué momento hay que acudir al médico

Como regla general la mayoría de la gente no acude al médico a la hora de padecer algún que otro dolor de cabeza. Lo ven como algo normal que se pasa con el tiempo. Solo acuden en el caso de que dichas molestias vayan acompañadas de otros síntomas como es el caso de vómitos o pérdida de visión. Los expertos aconsejan el ir cuando dichos dolores se producen de manera habitual o casi todos los días. En muchas ocasiones el dolor de cabeza es algo puntual y casi sin importancia que se puede tratar en casa con la ingesta de algún que otro analgésico que ayude a mitigar el dolor y la molestia propia de la cefalea. El problema viene cuando el dolor es bastante fuerte y se da prácticamente todos los días. En tal caso es esencial el acudir al médico ya que se puede tratar de algo mucho más serio que un simple dolor de cabeza.

Tipos de cefalea

Acto seguido voy a hablarte de las clases de cefalea que hay para que sepas las características de todas ellas y cómo poder tratarlas.

- La migraña o jaqueca es un dolor de cabeza primario que suele aparecer durante la pubertad y afecta sobre todo de los 35 a los 45 años. Se trata de un dolor de cabeza de una intensidad bastante fuerte que puede durar desde unas horas hasta unos días y que puede llegar a incapacitar a la persona.

La cefalea en brotes se da de manera puntual en la poblaciónLa cefalea en brotes se da de manera puntual en la población

- La cefalea primaria más habitual es la tensional y puede ser episódica o crónica. Dicha cefalea afecta en mayor medida a las mujeres y se puede deber a un exceso de estrés o a ciertos problemas en los músculos del cuello. En el caso de la episódica, dichos dolores suelen durar apenas unas horas mientras que la tensional crónica es mucho más constante y llegar a ser incapacitante.

- La cefalea en brotes se da de manera puntual en la población y consiste en episodios bastante frecuentes de varias veces al día, breves y muy dolorosos. Normalmente el dolor se concentra en la zona de los ojos provocando un gran lagrimeo y el enrojecimiento del mismo.

- El último tipo de cefalea suele estar causado por el uso excesivo de analgésicos. Dichos medicamentos provocan un efecto rebote ya que la persona en cuestión, toma tales analgésicos para tratar la cefalea. Se trata de la forma más común del dolor de cabeza secundario. Es un tipo de cefalea persistente y que se suele dar en el momento de despertarse.

Consejos para aliviar y tratar los dolores de cabeza

Si la persona sufre dolores de cabeza primarios como es el caso de la migraña o la jaqueca, debe acostumbrarse a dichos dolores y sobrellevarlos de la mejor manera posible. Debe llevar una serie de hábitos que le permita aliviar los síntomas de tales dolores como es el caso de una alimentación saludable, la práctica de ejercicio, reducir el estrés y evitar el uso excesivo de analgésicos.

Artículos recomendados