• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Ángel Cristo lleva a ‘Conexión Honduras’ a su máximo
ICTUS

¿Cuáles son las secuelas de un ictus?

¿Cuáles son las secuelas de un ictus?
Sergio Gallego Uvero
Última actualización: 27 Julio 2018
¡Comenta!
El ictus es nada menos que un infarto cerebral y sus daños pueden llegar a ser realmente irreparables, ¿cómo afecta?

Hay datos bastante fiables a día de hoy que señalan que uno de cada seis españoles sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Este dato es realmente preocupante y es que el ictus es una lesión bastante seria. El ictus es nada menos que un infarto cerebral y sus daños pueden llegar a ser realmente irreparables para muchas personas. Son muchas las personas que tras sufrir un ictus, ven mermada su calidad de vida y es que los datos son realmente desesperanzadores. Sólo 1/3 de las personas que sufren un ictus logran recuperarse completamente, mientras que el otro 1/3 tiene graves secuelas y el último 1/3 fallece. Acto seguido te hablamos de una manera más detallada de los daños y las secuelas propias de un ictus.

Secuelas físicas

Una persona que sufre un ictus suele tener algún que otro daño físico. Los daños físicos son los más visibles y los que van a impedir el poder llevar una vida absolutamente normal. Dicho daño puede relacionarse con una discapacidad a la hora de moverse o una pérdida de fuerza. Dichas secuelas pueden desparecer siempre y cuando la persona haga diferentes ejercicios de rehabilitación.

Las personas que han sufrido un ictus son más propensos a tener caídas por lo que es conveniente el fortalecer los diferentes músculos del cuerpo y recuperar la fuerza perdida tras el infarto cerebral. El ictus también suele afectar a la vista y la persona experimenta una pérdida de visión importante que afecta a una parte del campo visual.

Una de las secuelas más evidentes que suele causar el ictus es a la hora de hablar y expresarse de una manera normal. El lenguaje suele resultar dañado y la persona tiene graves problemas a la hora de articular palabras y poder comunicarse con los demás. El logopeda será el encargado de que la persona pueda recuperar poco a poco el habla y su lenguaje vuelva a ser tan fluido como antes de sufrir el ictus.

La disfagia es otra secuela del ictus bastante grave y que consiste en la dificultad a la hora de tragar los diferentes alimentos y poder alimentarse correctamente.

Las personas que han sufrido un ictus son más propensos a tener caídasLas personas que han sufrido un ictus son más propensos a tener caídas

En muchos casos el paciente va a necesitar de una sonda para poder alimentarse y nutrirse correctamente. De todas formas la sonda se da en los casos más graves, ya que la mayoría de las personas que sufren disfagia se suelen recuperar con el paso del tiempo y sólo van a necesitar durante unas semanas el cambiar de hábitos para poder alimentarse bien.

Una última consecuencia del ictus es la incontinencia urinaria aunque es algo temporal que la persona suele superar con el paso del tiempo.

Secuelas psicológicas

Aparte de las inevitables secuelas físicas, la persona que sufre un infarto cerebral suele tener secuelas de tipo psicológicas. Es bastante común y habitual que el paciente entre en un estado depresivo al observar las numerosas secuelas que le ha dejado el ictus y lo difícil que resulta ser como antes de dicho problema.

La depresión suele interferir de una manera negativa en el proceso de rehabilitación, dificultando la esperada mejoría. Aparte de la depresión, es bastante común que la persona sufra otra serie de problemas psicológicos como es el caso de la ansiedad, cambios bruscos en el estado de ánimo, una mayor irritabilidad y apatía por todo.

En el caso de sufrir diferentes problemas psicológicos a causa del ictus, es recomendable el acudir al psicólogo con el fin de tratar dichos problemas y evitar que los mismos puedan ralentizar la rehabilitación del paciente. Los antidepresivos no son para nada aconsejables y los expertos optan por otra serie de fármacos que ayuden a la persona el poder salir de dicho estado depresivo.

Secuelas cognitivas

En muchos casos la persona que ha sufrido un ictus, suele padecer cierto deterioro cognitivo afectando a la memoria, al sentido de la orientación o a cierta dificultad a la hora de planificar las tareas diarias. Dicho deterioro va desapareciendo con el paso del tiempo, sin embargo si dichos problemas persisten es importante el acudir a un especialista para que pueda observar de una manera mucho más detallada el porqué de dichas secuelas en el campo cognitivo.

La rehabilitación juega un papel fundamental y clave La rehabilitación juega un papel fundamental y clave

La importancia de la rehabilitación

La rehabilitación juega un papel fundamental y clave después de que la persona haya sufrido un ictus. La gran parte de las lesiones que causa el infarto cerebral de solucionan a una buena rehabilitación por parte del propio paciente. La gran parte de la recuperación se consigue en los tres primeros meses, aunque hay algunos pacientes que no terminan de superar las diversas secuelas hasta pasado el año.

La rehabilitación comprende diversos campos que van desde el fisioterapeuta, pasando por el logopeda o el propio terapeuta. Dicha proceso de rehabilitación va a depender de cada caso y de cada persona. No es lo mismo una persona joven que una persona entrada en años. En el primer caso su proceso de rehabilitación puede ser corto mientras que en el caso de una persona mayor el tiempo para superar las diversas secuelas puede llegar a ser mucho más prolongado en el tiempo.

Como has podido ver en este artículo, el ictus es una lesión bastante grave que por desgracia va a sufrir una gran parte de la población en los próximos años sin que se de la importancia que realmente merece. Al tratarse de una lesión que afecta al cerebro, los daños que se producen en el organismo son bastante importantes y en algunos casos hasta irreparables. Desde secuelas físicas hasta otras psicológicas por lo que es importante ponerse en manos de profesionales para eliminar dichas secuelas lo más rápido posible y volver a disfrutar de la vida.

La rehabilitación cumple por tanto un papel esencial en este tipo de lesiones y a la hora de que la persona puede llevar una vida lo más normal posible. Son muchas las personas que por desgracia no logran superar dichas secuelas a lo largo de sus vida debido a lo complicado y difícil que les resulta el poder seguir un proceso de rehabilitación específico y bastante duro.

Artículos recomendados