Menú
El calcio en niños pequeños

CALCIO

El calcio en niños pequeños

El calcio es un nutriente realmente importante que no puede faltar en la alimentación diaria de los niños pequeños.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los niños necesitan tener vitaminas y todo lo necesario en su organismo para poder crecer correctamente tanto a nivel física como mental. Los padres de niños pequeños siempre están preocupados para que los niños beban suficiente leche durante la infancia. La leche de vaca es la más utilizada y asó piensan que las necesidades de calcio de sus hijos quedarán bien cubiertas.

Si bien no necesariamente necesitan leche, y de hecho muchos no la toleran muy bien, los niños pequeños sí necesitan calcio y vitamina D, que están disponibles en la leche y los productos lácteos que suelen consumir habitualmente. Pero además, también existen algunas alternativas a la leche y otras formas en las que puedes darle calcio a tu hijo en su día a día.

Alternativas para que obtengan calcio los niños

Una alternativa es darle a su hijo leche de soja fortificada. Sin embargo, ten en cuenta que la leche de soja es baja en grasa , y no se recomienda limitar la ingesta de grasa de un niño hasta que tenga entre 2 y 3 años. Por lo tanto, un niño que beba leche de soja necesitará engordar con otros alimentos en su dieta.

Una vitamina suplementaria también puede ser útil Una vitamina suplementaria también puede ser útil

Por lo tanto, según un requisito promedio de medio litro de leche aproximadamente por día, la leche entera proporciona 16 gramos de grasa, en comparación con los 7 a 10 gramos que obtendrían de la leche de soja. El hecho de dar de 6 a 9 gramos de grasa extra de otras fuentes debe garantizar que tu hijo esté engordando lo suficiente en su dieta.

Basado en una dieta de 1.300 calorías y con un 30% de las calorías provenientes de la grasa, un niño pequeño probablemente necesite alrededor de 40 gramos de grasa cada día. Otra alternativa es darle una fórmula de soja para niños pequeños , que está libre de leche y tiene toda la grasa y el calcio que necesita un niño en crecimiento. En cuanto a otros tipos de leche, se desaconseja la leche de cabra para niños menores de 12 meses porque carece de hierro, ácido fólico y vitamina B12. Pero la leche de cabra pasteurizada y fortificada se puede dar a niños mayores. Si tu hijo es alérgico o no tolera la leche de vaca, es probable que tenga problemas similares con la leche de cabra, ya que comparten muchas proteínas y ambas tienen lactosa.

Ten en cuenta que la leche de soja es baja en grasaTen en cuenta que la leche de soja es baja en grasa

Otros alimentos que son buenas fuentes de calcio incluyen el zumo de naranja fortificado con calcio, el yogur y el queso. Se vuelve más difícil si tu hijo tiene una verdadera alergia a la leche , ya que probablemente no podría tolerar el yogur o el queso. Por otro lado, los niños con una intolerancia a la lactosa simple  pueden ser capaces de tolerar algunos productos lácteos.

En este sentido, tendrás que escoger productos alimenticios que tengan un alto contenido de calcio para obtener el calcio que necesita para tu hijo, pero tendrás que asegurarte de que no interfieran con sus alergias o intolerancias alimentarias. Compara siempre las etiquetas de los alimentos para elegir marcas o tipos de alimentos que tengan un mayor porcentaje del valor diario de calcio. Para los niños que pueden comer pan y queso, un sándwich de queso puede proporcionar el calcio que se necesita en un día entero.

Una vitamina suplementaria también puede ser útil si crees que tu hijo no está obteniendo suficiente calcio de su dieta. Sin embargo, las vitaminas, incluso aquellas con calcio adicional , generalmente solo tienen alrededor de 200 mg, o el 20% de los requisitos diarios, por lo que generalmente también necesita complementar estas vitaminas con alimentos etiquetados como altos en calcio. Pero en cualquier caso, si tu hijo tiene deficiencias de calcio, habla con tu pediatra para que te dé las mejores opciones dependiendo del caso concreto de salud de tu hijo.

Además los niños que no beben 500 ml de leche cada día y que no se exponen regularmente a la luz solar deben recibir vitamina D extra.

Artículos recomendados