Menú
Cómo curar la neumonía

NEUMONÍA

Cómo curar la neumonía

La neumonía es una infección de los pulmones, también conocido como pulmonía que requiere tratamiento inmediato.

Sergio Gallego Uvero

La neumonía conocida de manera popular como pulmonía es una afección de tipo infecciosa provocada por agentes externos como es el caso de los gérmenes y que causa una serie de síntomas bastante reconocibles como la fiebre alta, una fuerte tos o cierta dificultad a la hora de respirar. Aunque toda la población es susceptible de padecer neumonía, los más afectados por esta afección suelen ser los niños y las personas mayores. En el caso de tener indicios de padecer neumonía es importante darse prisa y acudir al hospital para evitar males mayores y la cosa vaya a peor. Acto seguido te detallo cómo se debe tratar una neumonía y evitar problemas futuros.

Aunque toda la población es susceptible de padecer neumonía, los más afectados por esta afección suelen ser los niños y las personas mayoresAunque toda la población es susceptible de padecer neumonía, los más afectados por esta afección suelen ser los niños y las personas mayores

Síntomas de la neumonía

Antes de tratar la neumonía es importante el saber con certeza cuáles son los síntomas de esta afección respiratoria que suele afectar a una parte importante de la población. Los más evidentes son una fuerte tos, muchos escalofríos, fiebre alta y dolores musculares en todo el cuerpo.

Aparte de los síntomas hay que tener en cuenta a la hora de empezar un tratamiento, una serie de factores que influyen como es el tipo de patógeno que ha provocado tal infección, la edad del paciente o la gravedad de la propia infección. En la mayoría de los casos, se requiere la hospitalización de la persona aquejada de tal infección sobre todo en los casos más graves.

Cómo curar una neumonía

Una vez que el paciente ha sido diagnosticado con certeza con neumonía o pulmonía, el médico es el encargado de empezar el tratamiento más adecuado para eliminar tal infección respiratoria. En la mayoría de las ocasiones el paciente debe tomar algún tipo de antibiótico que le ayude a terminar con la infección que ha causado tal pulmonía. El tratamiento a base de antibióticos debe continuar hasta días después de que la propia neumonía haya remitido para evitar que vuelva a producirse de nuevo.

A parte de la medicación correspondiente que es la ideal a la hora de combatir la infección, el paciente aquejado de pulmonía debe seguir una serie de pautas como es el beber abundante agua a lo largo del día además de mucho líquido con el fin de mantener el cuerpo bien hidratado.

Lo aconsejable es beber al menos unos dos litros de agua al día. El paciente puede estar hospitalizado si es un caso grave o puede estar en casa guardando reposo para una recuperación rápida. El esfuerzo físico está totalmente prohibido ya que de lo contrario la neumonía puede agravarse. Una buena ventilación de la habitación es esencial para evitar contagios y mejor la respiración dentro de lo posible. La humedad debe estar presente en todo momento por lo que no dudes en comprar un humificador que ayude a mejorar el ambiente de la casa.

os baños de vapor también son bastante aconsejablesos baños de vapor también son bastante aconsejables

Remedios naturales

En el caso de rebajar los síntomas propios de la neumonía, existen una serie de remedios naturales realmente eficaces que puedes probar. Uno de los más usados consiste en respirar vahos de eucalipto infusionado en agua caliente con el objetivo de abrir las vías respiratorias. Los baños de vapor también son bastante aconsejables ya que ayudan a disolver toda la mucosidad y permite a la persona respirar mucho mejor.

Aunque la neumonía requiere algo de tiempo para su curación, si sigues todos estos consejos no tendrás muchos problemas a la hora de recuperarte perfectamente y poder estar de nuevo en perfecto estado. El problema de la neumonía es que se puede agravar si no se sigue el tratamiento adecuado por lo que en el caso de presentar los síntomas arriba citados, no dudes en acudir rápidamente al médico para ser examinado lo antes posible.

Artículos recomendados