Menú
Cómo evitar el estrés con la llegada del Año Nuevo

ANSIEDAD

Cómo evitar el estrés con la llegada del Año Nuevo

El Nuevo Año te da nuevas oportunidades, pero también puede ser motivo de estrés. Conoce algunas estrategias para evitarlo.

Sara Poyo Lorenzo

El Año Nuevo está cada vez más cerca y aunque la mayoría estamos deseando que llegue lo cierto es que esta espera no es tan agradable para todo el mundo, de manera que para algunos el Año Nuevo solo significa estrés y más horas de trabajo, tanto en la oficina como en casa.

Nadie se libra del estrés con la llegada del Año NuevoNadie se libra del estrés con la llegada del Año Nuevo

Nadie se libra del estrés con la llegada del Año Nuevo

Tanto si eres madre o padre trabajador como si eres soltero o no, todos somos vulnerables a sufrir ansiedad durante estas fechas. Los motivos son muchos:

-Más demanda en el trabajo. Depende del tipo de empresa en la que trabajes lo cierto es que en casi todas se suele aumentar la carga de trabajo durante estas fechas, tanto antes como los días siguientes tras el Año Nuevo. Por ejemplo, la clase trabajadora normalmente tiene que adelantar trabajo para que no le pille el toro y pueda disfrutar de unas merecidas vacaciones. Los que no tienen esa suerte (o si) tendrán que cubrir las vacaciones a sus compañeros y con la situación económica actual las empresas suelen escatimar en gastos, por eso, seguramente les toque sacar adelante el mismo trabajo con menor volumen de recursos humanos.

-Las reuniones familiares. Si no te reunes a menudo con tus familiares seguramente te estrese que se acerque este día, sobre todo si eres tú el encargado de las cenas o comidas durante las fiestas. Tener que organizarlo todo es cansado y estresante, además tampoco se suele recibir mucha ayuda, solo de unos pocos... porque siendo sinceros... ¡la gente siempre intenta escaquearse de este tipo de cosas! Por otro lado, si no te llevas muy bien con tus suegros tus niveles de estrés aumentarán hasta límites insospechados.

-Crearnos falsas expectativas. Si el año pasado fuiste de las personas que se marcaron objetivos de año nuevo tal vez te frustre pensar que no los has cumplido, situación que suele darse en el 95% de los casos, porque siendo sinceros, la mayoría nos ponemos unos estándares demasiado altos que después no podemos cumplir y seguramente estaremos planteándonos los mismos del año pasado, preguntándonos por qué tendría que ser diferente este año. Con estos pensamientos negativos el estrés, los miedos y la ansiedad por cambiar nuestras vidas (o al menos algún aspecto de ellas) crecen.

Como evitar el estrés con la llegada del Año Nuevo

1- Ejercicio: es la recomendación por excelencia. La mejor forma de desestresar del trabajo y de los agobios de casa. Nos ayudará a luchar contra la ansiedad porque ocupamos nuestra mente y además al practicarlo liberamos endorfinas y encefalinas a nuestro cuerpo, produciéndonos un bienestar interior. Es vital que saques tiempo para hacer algo de ejercicio, puede dar pereza pero los beneficios que te aportará merecerán la pena.

2-Ten claras tus prioridades. No te va a dar tiempo a todo, durante estos días todo el mundo está a mil y hay que ser realistas, vamos a tener que dejar algo por el camino. Tienes que plantearte unos objetivos y no abarcar más de lo que puedes, eres una persona no una máquina. De esta manera aprenderás a valorar lo que realmente es importante y a no comerte el coco por cosas que al final acaban siendo triviales.

3-Descansa apropiadamente. Es muy fácil de decir pero difícil de realizar, a veces hacemos tantas cosas durante el día que al llegar la noche todavía seguimos acumulando estrés, ¿y qué ocurre entonces? que no conseguimos desconectar y llegamos a la cama tan activados o más que durante el día. Por eso, es recomendable que al menos una hora antes de irte a dormir escondas todo lo que esté conectado a Internet y te olvides del mundo exterior. Date un baño relajante, lee un buen libro antes de dormir, escucha algo de música, etc. En definitiva, ten un momento solo para ti, si tienes hijos aprovecha que están durmiendo para hacer algo que te guste pero que a la vez te desconecte del mundo.

También y con el fin de conciliar antes el sueño puedes probar a tomar infusiones relajantes antes de dormir, además en la farmacia hay pastillas hechas a base de valeriana y otras hierbas que facilitan el sueño y son totalmente naturales. Puedes tomarlas media hora antes de ir a dormir para que poco a poco te vaya entrando el sueño.

4-Sigue una buena alimentación. Se ha comprobado que hay alimentos que ayudan a liberar el estrés y que hacen que te sientas mejor. Algunos de ellos son el yogur, el queso cottage, las frutas cítricas como la naranja y limón, el chocolate (mejor si es chocolate puro) y algunas hortalizas como los espárragos y las coles.

5- Se asertivo. Debes aprender a decir que NO. Seguramente tendrás miles de invitaciones y compromisos, algunos de ellos no te harán gracia y no te apetecerá asistir. Si acudir a ellos solo te va a robar tiempo y te va a poner de mal humor ¿para qué hacerlo? Simplemente niégate, da tu opinión pero sin ofender a la otra persona, desde el respeto y la honestidad. Sopesa si realmente merece la pena quedar con esa persona que realmente no aporta nada en tu vida, justo estos momentos en el que estás más "pillado" de tiempo. Pasa el tiempo con las personas que realmente merecen la pena. Por otro lado, hay compromisos a los que no puedes negarte y no tendrás más remedio que acudir, por ejemplo a los planes familiares de tu pareja, en estos casos piensa que aunque tu realmente no los vayas a disfrutar estás haciendo feliz a esa persona que es tan importante para ti.

No te enfoques en todo lo malo que te ha sucedido este añoNo te enfoques en todo lo malo que te ha sucedido este año

6- ¡Cambia tu actitud! Por último pero no menos importante, debes intentar tener una actitud positiva, con vistas a un futuro prometedor. No te enfoques en todo lo malo que te ha sucedido este año, si no más bien a todo lo bueno que está por suceder. La vida es una caja de sorpresas, por eso, no debes vivir con la idea de que este año será igual que el anterior y que nada va a cambiar. Si no te ves con fuerzas no te plantees propósitos de Año Nuevo pero al menos intenta cambiar la forma de ver las cosas. ¿Ser negativo te ha servido de algo? Si, solo para regodearte en lo malo, ya es hora de dar un giro a la situación.

Artículos recomendados