Menú
7 condiciones relacionadas con la fibromialgia

FIBROMIALGIA

7 condiciones relacionadas con la fibromialgia

Conoce algunas de las condiciones que están directamente relacionadas con padecer fibromialgia.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Son millones de personas las que están afectadas por la fibromialgia. Esta condición se caracteriza por tener puntos dolorosos y sensibles por todo el cuerpo, por dormir mal e incluso tener insomnio y también por estar cansado y con fatiga la mayoría del tiempo. Pero también existen algunas condiciones que se relacionan con la fibromialgia y que aquellos que tienen esta condición pueden tener más probabilidades de padecerlo.

1. Migrañas

Un número significativo de personas con fibromialgia también experimentan migrañas y/o dolores de cabeza por tensión. Una alteración subyacente en los químicos del cerebro, como la serotonina y la norepinefrina desempeñan un papel en causar dolores de cabeza y fibromialgia. Los antidepresivos que atacan a estos químicos del cerebro pueden aliviar el dolor de migraña. La cefalea tensional también puede responder a la bioretroalimentación.

2. Enfermedades autoinmunes

Hasta una cuarta parte de las personas con enfermedades autoinmunes inflamatorias, como la artritis reumatoide (AR), el lupus, el síndrome de Sjögren y la espondilitis anquilosante, también experimentan síntomas de fibromialgia. La naturaleza precisa de esta conexión aún no se entiende, pero es así.

La fibromialgia no es una enfermedad inflamatoria, pero algunas investigaciones sugieren que la AR y otras enfermedades inflamatorias pueden aumentar de alguna manera el riesgo de fibromialgia.

3. Piernas inquietas

El insomnio y otros problemas de sueño son comunes en los pacientes con fibromialgia. Las piernas inquietas, o lo que es lo mismo, la necesidad abrumadora de mover las piernas cuando se descansa, pueden ser hasta 11 veces más comunes en las personas con fibromialgia que en aquellas que no la tienen. 

No se comprende exactamente cómo se vinculan los dos, pero muchos tratamientos de fibromialgia también mejoran las piernas inquietas, por no mencionar la calidad general del sueño.

El insomnio y otros problemas de sueño son comunes en los pacientes con fibromialgiaEl insomnio y otros problemas de sueño son comunes en los pacientes con fibromialgia

4. Síndrome del intestino irritable

?El síndrome del intestino irritable suele provocar siempre cólicos abdominales y episodios alternativos de estreñimiento y/o diarrea. Entre el 30% y el 70% de las personas con fibromialgia también tienen este síndrome. 

5. Dolor pélvico

Las personas con fibromialgia tienen más probabilidades de tener dolor pélvico, irritabilidad de la vejiga y calambres menstruales, y algunos de los medicamentos que alivian los síntomas de la fibromialgia también pueden aliviar estos otros dolores. Se necesita más investigación para comprender cómo estas condiciones de dolor están relacionadas con la fibromialgia.

La obesidad y la fibromialgia comparten una relación complicadaLa obesidad y la fibromialgia comparten una relación complicada

6. Depresión y ansiedad

Más de la mitad de las personas con fibromialgia también experimentan problemas mentales o emocionales, como depresión y ansiedad, en algún momento de sus vidas. Pueden compartir síntomas y condiciones, ya que sentir dolor todo el tiempo que apenas se mitiga con los tratamientos, provoca en la persona que lo padece problemas del estado de ánimo que si no se trabaja a tiempo, puede derivar en depresión o ansiedad.

Un déficit de las sustancias químicas del cerebro, la serotonina y la norepinefrina, está involucrada tanto en el estado de ánimo como en los trastornos del dolor. Muchos medicamentos utilizados para tratar la fibromialgia también son antidepresivos.

7. Obesidad

La obesidad y la fibromialgia comparten una relación complicada, y es una que no podemos ignorar. Al sentir dolor las personas no se sienten capaces de realizar ejercicios y acaban teniendo una vida sedentaria. Esta falta de actividad física regular aumenta el riesgo de tener sobrepeso u obesidad.

Tener sobrepeso genera más estrés mecánico en las articulaciones, lo que puede causar más dolor y agravar la fibromialgia. Además, las reservas de grasa son proinflamatorias, lo que también puede exacerbar el dolor.

Si crees que puedes tener fibromialgia pero no encuentran la causa que te provoca el dolor, no desistas de tus visitas al médico. Sigue insistiendo hasta que den con la causa que te provoca las molestias para poder encontrar así el mejor tratamiento que se adecue a ti y tus necesidades. La fibromialgia es muy molesta pero puedes optar a tener una vida más saludable.

Artículos recomendados