Menú
Remedios naturales contra el insomnio que funcionan

INSOMNIO

Remedios naturales contra el insomnio que funcionan

El insomnio es un problema de salud que afecta a millones de personas. Prueba con estos remedios naturales y tu vida mejorará para siempre.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Ir a la cama y no poder dormir bien es la peor pesadilla para cualquiera. El cansancio y la fatiga al día siguiente son extremos y saber que esa noche tampoco podrás dormir bien, puede generarte mucha ansiedad. Aunque has probado de todo parece que anda funciona como debería. Has intentando eliminar el alcohol y la cafeína pero no funciona. Tienes una rutina regular para ir a dormir y no haces siestas durante el día pero parece que todo empeora.

Has cambiado de cama y almohadas para estar más cómodo, pero las noches siguen interminables... No te desesperes porque no todo está perdido. El hecho de que no hayas encontrado la solución a tu insomnio no significa que no lo encuentres nunca. A continuación vas a encontrar algunos remedios naturales para que comiences a probar y descubrir cuál es la que realmente funciona para ti.

Haz ejercicio... ¡en el momento adecuado!

Las personas que hacen ejercicio regularmente duermen mejor que aquellas personas que tienen un estilo de vida sedentario. Hacer ejercicio no significa tener que correr 30 kilómetros todos los días, o estar 3 horas levantando pesas.

La mayoría de los expertos recomiendan que el ejercicio aeróbico moderado, como caminar o incluso un paseo en bicicleta sencillo, puede ser mejor para tener una buena noche de sueño, incluso más que si haces ejercicio extenuante.

El momento del día también importante. Para que realmente sea eficaz y además de aportarte salud te ayude a dormir mejor, tendrás que hacerlo lo más temprano que puedas en el día. Las mañanas son siempre las mejores, pero las tardes funcionarán en los casos en que eso no sea posible.

Si haces ejercicio aeróbico antes de ir a la cama, es probable que toda la adrenalina que acumules permanezca en ti antes de meterte en la cama y esto solo tendrá un resultado: tu cerebro y tu cuerpo aún están bastante conectados con el ejercicio y, por lo tanto, el insomnio ataca.

Las mañanas son siempre las mejores, pero las tardes funcionarán en los casos en que eso no sea posibleLas mañanas son siempre las mejores, pero las tardes funcionarán en los casos en que eso no sea posible

Cuanto antes hagas el ejercicio, mayor será la probabilidad de que la adrenalina desaparezca, lo que hará que te sientas perfectamente para dormir y disfrutes de una larga y placentera noche de descanso, ¡sin apenas despertares!

Practica meditación o ejercicios de respiración

Para muchas personas, la ansiedad, la preocupación o los pensamientos tóxicos los mantienen despiertos durante la noche. A menudo, esto puede incluso estar en un nivel subconsciente y que te ocurra sin que apenas te des cuenta. Te acuestas esperando dormir y descubres que tienes demasiado estrés y ansiedad acumulado del día como para poder descansar bien. Aquí es dónde la meditación o los simples ejercicios de respiración pueden ayudarte.

Centrarte en tu respiración y practicar la meditación consciente hará que te sientas más relajado, que alivies el estrés, la depresión e incluso el dolor físico. En internet puedes encontrar muchas herramientas para poder aprender de forma autodidacta a meditar correctamente y a respirar para potenciar tu relajación.

Sonidos calmantes

Cuando eras bebé es probable que tus padres te cantasen canciones de cuna para que te durmieras. Necesitabas esos sonidos calmantes en tu mente para relajarte y poder descansar. Hay una razón por la que muchos padres hacen esto con sus hijos: Funciona.

Cuando el cerebro escucha un sonido, su primera acción es evaluar si ese sonido representa una amenazaCuando el cerebro escucha un sonido, su primera acción es evaluar si ese sonido representa una amenaza

Cuando el cerebro escucha un sonido, su primera acción es evaluar si ese sonido representa una amenaza. Por ejemplo, el patrón lento y repetitivo de la lluvia es simple, predecible y suavemente persistente, lo que significa que es improbable que nuestros cerebros lo vean como un problema.

Sin embargo, un ruido fuerte y agudo que se dispara a intervalos aleatorios puede ser bastante alarmante y señalar al cerebro que existe peligro. Entonces, si nos rodeamos de sonidos suaves, repetitivos y de baja frecuencia cuando nos vamos a dormir, nuestros cerebros estarán en un estado mucho más relajado. Es por esta razón que muchas personas que luchan por encontrar una cura natural para el insomnio recurren al ruido blanco.

Estos sonidos bloquean el tipo de ruidos de fondo que probablemente te mantendría despierto y los reemplazarán con sonidos calmantes que te ayudan a inducir el sueño. Dicho esto, los mismos sonidos no necesariamente funcionan para todos.

Si te has dado cuenta que el ruido blanco no funciona, hay otros muchos sonidos que puedes probar (existen aplicaciones para el móvil perfectos para esto), como el sonido de la lluvia, de olas de mar, tormentas eléctricas, fuego quemando madera, etc.

Artículos recomendados