Menú
Descubre qué dice tu lengua de tu salud

LENGUA

Descubre qué dice tu lengua de tu salud

Si te fijas bien en tu lengua podrás saber muchas cosas sobre tu salud y descubrir si debes ir al médico o no.

María del Valle Mejías Morón

Aunque en el día a día no le demos la importancia que merece, la lengua es uno de los órganos principales de nuestro cuerpo. Además de ser la primera degustación de la comida y por tanto la primera fase de la digestión de alimentos en el organismo, es una alarma constante para conocer si tenemos algún problema de salud. De ahí que desde tiempos remotos cuando una persona ha acudido a la consulta de un médico, lo primero en examinar es la lengua y el resto de la boca.

Un cuerpo sano se ve en una lengua de color rosadoUn cuerpo sano se ve en una lengua de color rosado

Por todo ello es muy importante tenerla bajo control y darle la higiene necesaria. Si vemos algún cambio en la apariencia o la textura de nuestra lengua, no dudemos en vigilarla un poco más de la cuenta y acudir al médico ante cualquier duda.

Señales de nuestra lengua a tener en cuenta

Un cuerpo sano se ve en una lengua de color rosado, textura mínimamente rugosa y una humedad constante que no sea tampoco exceso de saliva en nuestra boca. Todo lo demás es señal de que algo está pasando. Pero no hay que alarmarse, ya que muchas veces nos hemos mirado la lengua y estaba un poco más blanca de lo habitual. Esto no es malo mientras sea una capa muy fina, y lo único que hay que hacer es mejorar nuestra higiene bucal y dental.

Color de nuestra lengua

El cambio en el color de nuestra lengua un poco más pronunciado puede descubrirnos algún problema de salud o alguna carencia en nuestra dieta alimenticia. Por ejemplo la lengua excesivamente blanca es síntoma de problemas digestivos preocupantes por un elevado consumo de grasas saturadas y azúcares. También una lengua con una capa gruesa de color blanco puede suponer la aparición de algún tipo de infección por hongos, como candidiasis orales. Esto suelen padecerlo personas con un sistema inmune débil. Por otra parte una lengua más roja de la cuenta nos alerta de fiebre alta, problemas de garganta e incluso en algunos casos puede deberse a algún tipo de cáncer de los órganos internos de nuestro cuerpo. La lengua roja aparece en algunos casos por deficiencias de vitaminas, por lo que la lengua hace de alerta antes de que esa carencia puede llegar a poner en riesgo nuestra salud. Por último el tono de nuestra lengua más amarronado o decolorado de la cuenta puede deberse al alto consumo de tabaco.

Existe un caso curioso que aparece cuando vemos la lengua de color oscuro o con apariencia de peluda. Los pelos en la lengua no existen y por tanto no van a aparecer, si no que se trata de una ilusión óptica. Este caso ocurre cuando las papilas gustativas que componen la lengua se encuentran mas desarrolladas de la cuenta y entre ellas se alojan más bacterias de lo normal sin una adecuada higiene. El color oscuro que se deposita entre las papilas hace que parezcan pelos. Con una correcta higiene de la lengua tras el cepillado de dientes es suficiente, aunque hay que tener en cuenta que hay enfermedades como la diabetes o el tratamiento de quimioterapia que hacen que se puede desarrollar este trastorno tan curioso.

Cambios en la textura y forma

A la hora de observar nuestra lengua también tenemos que tener en cuenta cambios que se puedan producir en su forma o textura, como son la aparición de bultos, grietas o marcas. Aunque creamos que la lengua sana tiene que estar lisa, no es del todo verdad. Una lengua saludable debe tener una mínima rugosidad, ya que una lengua excesivamente lisa es síntoma de anemia o falta de hierro. Lo mismo ocurre cuando está inflamada, por lo que debemos cambiar nuestra alimentación e incluir la vitamina C y el hierro. La aparición de llagas o heridas en la lengua es claro síntoma de falta de vitaminas y proteínas que mantengan nuestro cuerpo fuerte, es decir que estamos ante una clara debilidad que puede llegarnos a hacer contraer enfermedades más fácilmente. Una lengua extremadamente seca con grietas y marcas es síntoma de diarrea o incluso diabetes, por lo que hay que acudir al médico en cuanto la notemos más seca de lo habitual.

Son pocos los casos, pero la lengua también nos puede alertar de un cáncer oral. La aparición de algún bulto extraño que no se deba a algún mordisco y que no desaparezca en dos semanas de forma natural puede ser un síntoma claro de este tipo de cáncer, por lo que debemos vigilarlo especialmente. En las primeras fases de la enfermedad no tienen por qué doler, por lo que no debemos confiarnos y acudir al médico.

Una lengua extremadamente seca con grietas y marcas es síntoma de diarrea Una lengua extremadamente seca con grietas y marcas es síntoma de diarrea

Para prevenir la aparición de todos estos problemas o sanar aquellos que sean de menos importancia y se deban a alguna carencia alimenticia, lo único que debemos hacer es llevar una dieta equilibrada y lo más sana posible donde no falte ningún tipo de vitamina, proteína y demás nutrientes necesarios para nuestra salud completa.

Artículos recomendados