Menú
Diagnóstico y tratamiento para la úlcera péptica

ÚLCERAS

Diagnóstico y tratamiento para la úlcera péptica

Para saber cuál es el mejor tratamiento para una úlcera péptica primero debe ser diagnosticada adecuadamente.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si crees que puedes tener una úlcera péptica es necesario que acusas cuanto antes al médico porque una úlcera que no es tratada puede llegar a ser mortal. Los síntomas no siempre son evidentes de una úlcera, por lo que ante cualquier cambio gástrico que puedas notar, es mejor que acudas a tu médico para verificar de qué trata.

Diagnóstico

Las pruebas de diagnóstico para la enfermedad de la úlcera péptica tienen dos objetivos distintos:

  • Establecer la presencia o ausencia de una úlcera péptica
  • Evaluación de la causa de una úlcera, si está presente

Si los síntomas que tienes son leves, es posible que tu médico solo te dé tratamiento para bloquear el ácido del estómago. Si tus síntomas desaparecen y no regresan después de esta simple medida, eso es todo lo que hay que hacer. No necesitarás nada más.

Sin embargo, si los síntomas son moderadamente graves o si los síntomas reaparecen después de un breve tratamiento, generalmente es una buena idea hacer un diagnóstico definitivo. Hoy en día, esto se hace de la manera más eficiente y precisa con un procedimiento de endoscopia.

Si los síntomas que tienes son leves, es posible que tu médico solo te dé tratamiento para bloquear el ácido del estómagoSi los síntomas que tienes son leves, es posible que tu médico solo te dé tratamiento para bloquear el ácido del estómago

Con la endoscopia, se pasa un tubo flexible que contiene un sistema de fibra óptica a través del esófago hasta el estómago, y el revestimiento del estómago y el duodeno se visualiza directamente. La endoscopia es rápida y precisa. Además, si hay una úlcera, se puede evaluar su gravedad general y se puede examinar para detectar cualquier signo de malignidad, en cuyo caso se puede tomar una biopsia. Una biopsia también es muy útil para detectar si existe la bacteria de Helicobacter pylori.

Los rayos X también pueden usarse para diagnosticar las úlceras pépticas. Aunque esta prueba no es tan precisa como la endoscopia, tarda más tiempo y no se detecta como en la biopsia la presencia de la bacteria Helicobacter pylori. Por todo esto, los rayos X no se suelen utilizar en la actualidad para diagnosticar esta enfermedad.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, las úlceras pépticas pueden tratarse con éxito con tratamientos médicos, normalmente consiste en tres cosas:

  • Acabar con la bacteria Helicobacter pylori.
  • Acabar con los factores que continuasen a que exista la úlcera péptica.
  • El tratamiento que el médico considere más adecuado (por ejemplo, solo medicación o pasar también por cirugía).

Si la prueba de H. pylori es positiva, la clave para tratar con éxito la enfermedad de la úlcera péptica es eliminar la infección con un tratamiento de antibióticos. En general, se usan dos antibióticos diferentes durante siete a 14 días, con mayor frecuencia claritromicina, metronidazol y/o amoxicilina.

La curación de la úlcera también puede promoverse inhibiendo la secreción de ácido del estómagoLa curación de la úlcera también puede promoverse inhibiendo la secreción de ácido del estómago

Es importante repetir las pruebas para detectar H. pylori después del tratamiento con antibióticos para documentar que la infección ha desaparecido. Si no hubiera desaparecido, será necesario otro curso de tratamiento, con diferentes medicamentos o diferentes dosis. La incapacidad para curar la úlcera y las úlceras recurrentes son mucho más probables en personas cuyas infecciones por H. pylori no se tratan adecuadamente.

La curación de la úlcera también puede promoverse inhibiendo la secreción de ácido del estómago. Además de evitar todos los medicamentos que pueden provocar la úlcera, cualquier persona con una úlcera péptica debe dejar de fumar  y limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida por día, o ninguna.

Si la persona no hace caso a la indicaciones del médico y a qué debe hacer en el tratamiento de la úlcera, es probable que esta enfermedad no se cure o que regrese con mayor agresividad que al principio.

La mayoría de los expertos recomiendan repetir una endoscopia después del tratamiento de una úlcera gástrica para asegurar que la curación sea completa. Ocasionalmente, se forman úlceras gástricas en el sitio del  cáncer gástrico , por lo que puede ser importante visualizar el área después del tratamiento para asegurarse de que el sitio curado sea normal. Por lo general, no es necesario repetir la endoscopia después del tratamiento de una úlcera duodenal.

Artículos recomendados