Menú
Por qué te duele la cabeza cuando tienes hambre

DOLOR DE CABEZA

Por qué te duele la cabeza cuando tienes hambre

Si te duele la cabeza y tienes hambre, ¿es posible que esté relacionado? ¿Por qué ocurre y qué puedes hacer al respecto?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Vivimos en una sociedad que no para de evolucionar a un ritmo cada vez más rápido. Esta rapidez e inmediatez causa estrés y ansiedad en muchas personas. Un horario cada vez más movido puede interferir en tu horario de comidas algo que te puede generar malhumor por el hambre que pasas, ¡incluso puedes sentir dolores! Como un fuerte dolor de cabeza, pero, ¿por qué ocurre esto?

En realidad es tu cabeza y no siempre tu estómago quien te avise de que ya es hora de que comas algo para estar bien. Es una respuesta normal al hambre. Una de las respuestas de tu cuerpo al hambre, como los dolores de cabeza son una señal de que estás teniendo unos hábitos alimenticios que no te benefician en nada. Es un aviso que te da tu cuerpo para que cambies tu alimentación y te centres en comer más y mejor.

Si te saltas las comidas también puede provocar una caída de azúcar en tu sangre Si te saltas las comidas también puede provocar una caída de azúcar en tu sangre

Qué lo provoca

Existen diferentes causas que pueden provocar dolores de cabeza por hambre como por ejemplo: la tensión muscular ro el bajo nivel de azúcar en la sangre. Además, el hambre también puede hacer que tus músculos se vuelvan más tenso haciendo que te duela la cabeza por tensión.

Si te saltas las comidas también puede provocar una caída de azúcar en tu sangre que haga que te duela la cabeza para contrarrestar los niveles bajos de azúcar en tu organismo. Hay personas que se toman medicamentos porque les duele la cabeza y en realidad lo único que necesitan es comer más y mejor. De hecho, tomar medicamentos por dolor de cabeza cuando no es necesario sollozará que los dolores de cabeza aumenten en cantidad e intensidad.

Cómo ocurre

Los dolores de cabeza por tensión cuando ocurre se manifiesta con dolor o presión en ambos lados de la cabeza o también en la parte posterior de la misma. También se puede manifestar con dolor en la cabeza, rigidez en la frente, dolor en las sienes, en el cuello, en los hombres o en la cara y cuello.

Los dolores de cabeza provocados por un nivel bajo de azúcar en la sangre a menudo se acompañan de otros síntomas asociados, como sudoración, debilidad, fatiga, confusión, mareos y temblores.

Cómo prevenirlo

Puedes reducir el riesgo de dolores de cabeza relacionados con el hambre al comer tus comidas con una dieta equilibrada en tus horarios regulares. Deberás evitar saltarte las comidas y tomar una dieta equilibrada que consista en consumir una gran variedad de frutas y verduras, proteínas magras y granos enteros. 

Una buena hidratación también es muy importante y es necesario limitar el azúcar añadido de las bebidas y los alimentos. Si con frecuencia experimentas dolores de cabeza asociados con el hambre, deberás comer varias comidas pequeñas al día en lugar de tres comidas más grandes, o planificar un tentempié saludable de 100 a 200 calorías entre comidas.

Una buena hidratación también es muy importante Una buena hidratación también es muy importante

Aspectos que no debes olvidar

Los dolores de cabeza frecuentes pueden ser una señal de un problema de salud más grave. Tendrás que hablar con tu médico de inmediato si tu dolor de cabeza empeora después de tomar analgésicos, causa un dolor lo suficientemente intenso como para despertarte cuando estás dormido, comienza después de una lesión en la cabeza o va acompañado de sarpullido, fiebre, entumecimiento, visión borrosa o doble, rigidez en el cuello o problemas habla. Estos síntomas podrían indicar que el dolor de cabeza no es por hambre, si no que las causas pueden ser más graves.

También será necesario acudir al médico si tienes dolores de cabeza constantes dos o más veces por semana, si tienes cambios en tus patrones de dolor de cabeza, si tomas medicamentos para aliviar el dolor de cabeza y lo haces dos o más veces por semana. Si tus dolores se vuelven poco a poco más graves o severos también deberás acudir a tu médico lo antes posible para valorar tu estado de salud actual.

Artículos recomendados