Menú
Por qué te duele la cabeza después de llorar

DOLOR DE CABEZA

Por qué te duele la cabeza después de llorar

Hay personas que después de llorar sienten un fuerte dolor en la cabeza, ¿por qué ocurre y qué tiene que ver el llanto con este malestar?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Puedes llorar por muchos motivos, de hecho, llorar es normal y necesario en las personas para poder desahogar algunas emociones algo incómodas. Si bien esas lágrimas pueden ayudar a liberar emociones acumuladas, también pueden llevar a una variedad de síntomas posteriores al llanto, como ojos hinchados, secreción nasal, cara roja y, lo peor de todo, un fuerte dolor de cabeza.

Por qué te duele la cabeza después de llorar

Si bien puedes sentirte mejor después de un largo y fuerte llanto, hay muchas posibilidades de que tu cabeza no lo haga. No es inusual terminar una sesión de llanto con un dolor de cabeza fuerte. Las razones exactas por las que puede tener un dolor de cabeza después de llorar no están del todo claras, pero hay algunas teorías que pueden esclarecer estas dudas:

Puedes llorar por muchos motivosPuedes llorar por muchos motivos

Presión

El llanto puede causar tensión muscular en la cabeza, el cuello y la mandíbula, por lo que provoca un dolor de cabeza de tipo tensión, especialmente después de episodios más prolongados de llanto.

Lágrimas que liberas

Otra razón por la que puede tener dolor de cabeza después de llorar está relacionada con el tipo de lágrimas que liberas. Tu cuerpo produce tres tipos de lágrimas: lágrimas basales (que mantienen los ojos húmedos), lágrimas reflejas (que aparecen como una reacción a irritantes como las cebollas o el humo) y lágrimas emocionales (que se producen cuando su cerebro provoca que su cuerpo libere hormonas) a los ojos provocando lagrimas).

Si las lágrimas se deben a una situación emocional estresante, esto puede liberar una hormona del estrés llamada cortisol que conduce a la inflamación, un desencadenante de los dolores de cabeza y otros neuropéptidos del dolor.

Además, si las lágrimas provienen de una tristeza más prolongada (la muerte de un ser querido o problemas de relación en lugar de una película triste), también existe la posibilidad de que no estés cuidando adecuadamente tu cuerpo al no dormir adecuadamente, hacer poco ejercicio o no comer bien, lo que también podría desencadenar un dolor de cabeza.

Llorar mucho, ¿puede causar migrañas?

Si bien hay muchos tipos diferentes de dolores de cabeza, un dolor de cabeza por llanto generalmente será un dolor de cabeza por tensión que puede sentirse como una banda de presión apretada alrededor de la frente, las sienes y la parte posterior de la cabeza.

Sin embargo, es posible que se produzca una migraña por llanto, especialmente si el llanto está relacionado con emociones negativas. El estrés es uno de los mayores desencadenantes de las migrañas... A diferencia de un dolor de cabeza por tensión, una migraña es un dolor más intenso y palpitante, a menudo centrado alrededor de uno o ambos ojos. Las migrañas también suelen incluir auras visuales, sensibilidad a la luz, olores y ruidos e incluso náuseas o vómitos.

Otras consecuencias de llorar demasiado

Además de los dolores de cabeza, llorar durante un período prolongado puede provocar inflamación, irritación de los ojos, congestión sinusal e incluso dolor en el cuello y en la mandíbula. El dolor de cuello y mandíbula a menudo se debe a la tensión muscular y al endurecimiento por apretar los músculos de la cara y el cuello durante un período prolongado.

El estrés es uno de los mayores desencadenantes de las migrañasEl estrés es uno de los mayores desencadenantes de las migrañas

Cómo mejorar el dolor de cabeza después de llorar

Si tienes dolor de cabeza después de llorar, hay pasos que puedes tomar para aliviar tu malestar. El uso de compresas tibias, masajes y estiramientos puede ayudar con los dolores de cabeza por tensión después del llanto y los analgésicos de venta libre también pueden ser útiles como remedio ocasional.

Sobre todo, cuida tus necesidades corporales básicas cuida tu cuerpo y tu mente. Bebe agua, haz ejercicio, duerme, coma bien y ten una actitud positiva. Intenta salpicarte agua fría en la cara o salir a caminar un poco para ayudarte a moverte después del llanto.

Artículos recomendados