Menú
Detecta las estafas de pérdida de peso que pueden afectar a tu salud

ESTAFA

Detecta las estafas de pérdida de peso que pueden afectar a tu salud

Existen estafadores sin escrúpulos que prometen pérdida de peso rápida sin tener en cuenta la salud de sus clientes.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando se acerca el buen tiempo son cada vez más personas las que quieren perder peso para que de esta manera, puedan lucir mejor cuando empiezan a ponerse ropa más ligera. Pero es necesario que seas consciente de que existen estafadores sin escrúpulos que prometen pérdida de peso rápida sin tener en cuenta la salud de sus clientes. Solo quieren tu dinero y por eso, debes ser consciente de cuándo podrías ser una víctima de estos estafadores.

Hay algunas frases que son bastante comunes en las estafas:

  • Clínicamente probado para quemar más grasa
  • Está respaldado por la ciencia
  • Probado en un laboratorio para obtener mejores resultados en la pérdida de peso

Se utilizan este tipo de afirmaciones para dar confianza a los consumidores... pero solo quieren vender pastillas y productos que no son seguros y que en muchas ocasiones son peligrosos para tu salud. Recuerda que no hay milagros y que si quieres perder peso, lo que debes hacer es seguir una dieta saludable y hacer ejercicio.

Existen algunas señales de alerta que te pueden ayudar a identificar que lo que te están intentado vender para perder peso es tan solo una estafa y que no funcionan, aunque te juren y perjuren que sí obtendrás resultados.

Se utilizan este tipo de afirmaciones para dar confianza a los consumidoresSe utilizan este tipo de afirmaciones para dar confianza a los consumidores

Extrañas estadísticas

Cuando los fabricantes de productos dietéticos quieren que te dijes en ellos, es posible que se jacten de grandes resultados científicos, y pueden usar porcentajes ambiguos con frases del tipo:

  • Quema un 30% más de grasa
  • Quema hasta un 60% más de calorías
  • Podrás perder peso hasta un 50% más rápido

Parecen estadísticas tentadoras pero no proporcionan información real ni tampoco te explican realmente cómo funciona el producto, solo quieren llamar tu atención con una estrategia de marketing bastante pobre.

Te prometen grandes resultados

A veces, los fabricantes de productos para perder peso solo usan palabras como "grandes resultados", "resultados más rápidos", etc. Solo para que te fijes en ellos. Los resultados son muy relativos porque aunque no mientan con esas frases sí que ocultan la información que realmente merece la pena valorar. Quizá tenga resultados pero en una investigación fraccional o con resultados pequeños. Esto no significa que sus resultados sean cómo te imaginas, solo te dicen una pequeña parte para que tú supongas... el resto.

Utilizan un lenguaje exagerado

Es más que probable que alguna vez en tu vida hayas visto anuncios de pastillas para adelgazar o productos para perder peso que utilizan palabras o frases que parecen impresionantes. Algunos ejemplos:

Es necesario que siempre leas la letra pequeña Es necesario que siempre leas la letra pequeña

  • Tratamiento avanzado
  • El primero de su categoría
  • Ingredientes exclusivos
  • Fórmula secreta realmente eficaz

En muchos casos, más que expertos en la pérdida de peso son expertos en marketing. No existen milagros, ni compuestos mágicos, ni tampoco tratamientos innovadores que te permitan perder peso sin esfuerzo. Recuerda, si quieres perder peso solo hay tres factores: dieta, ejercicio y constancia.

Te devolvemos el dinero

Si te dicen que te devuelven el dinero si no quedas satisfecho con los resultados, ¡huye! Y lee la letra pequeña. Como consumidor, esta garantía te aporta la seguridad de que podrías recuperar tu dinero si el producto no funciona... pero en muchas ocasiones, la política de reembolso viene con una letra muy pequeña y muy difícil de encontrar. Lo más probable es que no puedas recuperar el dinero... Aunque te lo prometieran antes.

En muchas ocasiones el encontrar las bases legales es bastante complicado y las empresas puede que te hablen de forma ambivalente. En la gran mayoría de ocasiones, solo aquellos que compran un producto muy específico y limitado pueden reclamar su dinero. Es necesario que siempre leas la letra pequeña y si no encuentras las bases legales, escribe o llama a la empresa para que te lo expliquen con detalle hasta que puedas entender bien su política de reembolso. Averigua si realmente podrías recuperar el dinero, cómo recuperarlo y cuánto dinero recibirás de lo invertido inicialmente.

Artículos recomendados