Menú
Cómo evitar infecciones cuando estás en un hospital

INFECCIONES

Cómo evitar infecciones cuando estás en un hospital

Cuando se está en el hospital puede ser más fácil contraer infecciones, así es cómo puedes evitarlo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Hay personas que cuando pasan un tiempo en el hospital se ponen peor de salud que cuando ingresaron a causa de los virus y las infecciones que pueden contraer en los centros hospitalarios. Es necesario que las personas sean conscientes de esto para evitar infectarse de otros agentes infecciosos cuando están en los hospitales. La prevención es la mejor cura sin lugar a dudas.

Control de infecciones

A veces las infecciones se propagan en el hospital. Cada año las personas se infectan cuando están en hospitales y pueden tener vómitos y diarrea. Los brotes se propagan rápido. Los virus van por el aire y puede infectar a cualquier persona que entre en contacto con ellos.

En los hospitales se identifica rápidamente a los pacientes que tienen infecciones que pueden propagar y se les aísla para estar seguros. Estos pacientes se ubican en habitaciones donde no se pueda infectar a otros. El personal médico utiliza guantes, máscaras, protectores oculares o lo que sea apropiado para evitar que un paciente transmita infecciones a otros.

Pero, si eres un visitante o paciente y quieres evitar contraer infecciones tendrás que seguir los siguientes consejos.

Lávate las manos

Es necesario que te laves las manos con agua y jabón, o en su defecto, un desinfectante para manos), así se reducirá la propagación o la detección de infecciones. Esto tendrás que hacerlo antes y después de ver a un paciente. Es fácil así que no lo olvides.

Es necesario que te laves las manos con agua y jabón, o en su defecto, un desinfectante para manosEs necesario que te laves las manos con agua y jabón, o en su defecto, un desinfectante para manos

No toques la cara de un paciente en el hospital

Las personas nos tocamos la cara sin darnos cuenta unas 15 veces por hora. Esto sin darnos cuenta hace que se propaguen las bacterias que existen en la nariz y en la boca y que viajen a las manos. Cuando las manos tocan la cara de una persona las bacterias fecales-orales y respiratorias se propagan.

Las enfermedades más comunes serán las gastrointestinales y los resfriados. Son de fácil propagación y se evitan con una buena higiene y evitando tocar las caras infecciosas. Así que antes de tocarte la cara, ¡lávate las manos!

¿Tienes las vacunas en orden?

Los pacientes que están en el hospital es por una razón. Es posible que su sistema inmunitario no maneje ninguna otra infección. Lo que puede ser un toque de gripe para ti, puede ser algo de lo que no puedan luchar otras personas. Los trabajadores de la salud a veces transmiten las infecciones vacunales a sus pacientes. Es necesario que estemos vacunados para proteger a los más vulnerables. 

Evita visitar a los pacientes si tú estás enfermoEvita visitar a los pacientes si tú estás enfermo

Quédate en casa si estás enfermo

Evita visitar a los pacientes si tú estás enfermo. De lo contrario, los estornudos u otras secreciones podrían infectarles y ponerles peor, o a la inversa. Tendrás que tener especial cuidado si tienes el sistema inmune debilitado, ya que estarás en mayor vulnerabilidad para contraer infecciones si acudes a un hospital aunque solo sea de visita.

Si no es necesario, no vayas al hospital

Hay veces que las salas de urgencias se llenan por casos que podrían ser tratados de forma ambulatoria. Acudir a una sala de urgencias es estar expuesto a virus de otras personas que se sienten mal y que están esperando a ser atendidos. Si la afección que tienes no es demasiado grave, acude primero a tu centro de salud para que tu médico de cabecera valore si debes acudir al hospital o si puedes tratar tu dolencia de forma ambulatoria.

Las infecciones en los hospitales afectan sobre todo a personas que tienen las defensas más bajas, como los bebés, las personas mayores o personas con problemas inmunológicos. En este sentido, requiere que valores si realmente necesitas ir al hospital o si por el contrario, tu afección puede ser tratada desde casa.

Artículos recomendados