• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
En directo 'Ni que fuéramos Shhh'
ORGANISMO

Cómo funciona la homeostasis

Cómo funciona la homeostasis
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 24 Noviembre 2018
¡Comenta!
¿Sabes qué es la homeostasis y cómo funciona en tu organismo? A continuación te lo contamos.

La homeostasis se refiere a la necesidad del cuerpo de alcanzar y mantener un cierto estado de equilibrio.  El término se usa a menudo para referirse a la tendencia del cuerpo a seguir y mantener estados internos como la temperatura y los niveles de energía en niveles bastante constantes y estables.

Qué es

El término homeostasis fue acuñado por primera vez por un psicólogo llamado Walter Cannon en 1926. El término se refiere a la capacidad de un organismo para regular varios procesos fisiológicos para mantener los estados internos constantes y equilibrados.  Estos procesos tienen lugar principalmente sin nuestra conciencia consciente.

Los sistemas reguladores internos tienen lo que se conoce como un punto fijo para una variedad de cosas.  Esto es muy parecido al termostato de tu casa o al sistema de aire acondicionado de tu coche. Una vez establecidos en cierto punto, estos sistemas funcionan para mantener los estados internos en estos niveles.

Cuando bajen los niveles de temperatura en tu casa, tu horno se encenderá y calentará las cosas hasta la temperatura preestablecida.  De la misma manera, si algo está fuera de equilibrio en tu cuerpo, una variedad de reacciones fisiológicas se activarán hasta que se alcance nuevamente el punto de ajuste o equilibrio

Los sistemas reguladores internos tienen lo que se conoce como un punto fijo para una variedad de cosasLos sistemas reguladores internos tienen lo que se conoce como un punto fijo para una variedad de cosas

Tres características clave

  1. Un punto de equilibrio claro
  2. Capacidad para detectar desviaciones del equilibrio
  3. Respuestas conductuales y fisiológicas para devolver al cuerpo al punto establecido

Tu cuerpo tiene puntos de referencia para una variedad de cosas que incluyen la temperatura, el peso, el sueño, la sed y el hambre. Una teoría prominente de la motivación humana sugiere que los desequilibrios homeostáticos crean necesidades.  Esta necesidad de restablecer el equilibrio impulsa a las personas a realizar acciones que devolverán al cuerpo a su estado ideal.

¿Cómo regula el cuerpo la temperatura?

Cuando piensas en la homeostasis, la temperatura puede venir primero a la mente.  Es uno de los sistemas homeostáticos más importantes y evidentes. Todos los organismos, desde mamíferos grandes hasta bacterias diminutas, deben mantener una temperatura ideal para sobrevivir. Algunos factores que influyen en esta capacidad para mantener una temperatura corporal estable incluyen cómo se regulan estos sistemas, así como el tamaño general del organismo.

Algunas criaturas, conocidas como endotermias o animales de "sangre caliente", logran esto a través de procesos fisiológicos internos. Las aves y los mamíferos (incluidos los humanos) son endotermos. Otras criaturas son ectotermos (también conocidas como "de sangre fría") y dependen de fuentes externas para regular su temperatura corporal. Los reptiles y los anfibios son ambos ectotermos.

Debes tener en cuenta que los términos coloquiales de sangre caliente y de sangre fría no significan en realidad que estos organismos tengan diferentes temperaturas de sangre. Estos términos se refieren simplemente a cómo estas criaturas mantienen su temperatura corporal interna. La homeostasis también está influenciada por el tamaño de un organismo, o más específicamente, la relación superficie-volumen. 

Las criaturas más grandes tienen un volumen corporal mucho mayor, lo que hace que produzcan más calor corporal. Los animales más pequeños, por otro lado, producen menos calor corporal, pero también tienen una mayor relación superficie-volumen. Pierden más calor corporal del que producen, por lo que sus sistemas internos deben trabajar mucho más para mantener una temperatura corporal estable.

La homeostasis implica respuestas tanto fisiológicas como de comportamientoLa homeostasis implica respuestas tanto fisiológicas como de comportamiento

Respuestas conductuales y fisiológicas

La homeostasis implica respuestas tanto fisiológicas como de comportamiento.  En términos de comportamiento, puedes buscar ropa de abrigo o un parche de luz solar si comienzas a sentir frío. Cuando comienzas a sentirte frío, también puedes doblar tu cuerpo hacia adentro y mantener tus brazos metidos cerca de tu cuerpo para mantener el calor.

Como endotérmicos, las personas también poseen una serie de sistemas internos que ayudan a regular la temperatura corporal. Como probablemente ya sepas, los humanos tienen un punto de equilibrio de temperatura corporal de unos 36ºC. Cuando la temperatura de tu cuerpo desciende por debajo de este punto, provoca una serie de reacciones fisiológicas para ayudar a restablecer el equilibrio. Los vasos sanguíneos en las extremidades del cuerpo se contraen para evitar la pérdida de calor (manos y pies fríos para mantener los órganos calientes).  Temblar también ayuda al cuerpo a producir más calor.

El cuerpo también responde cuando las temperaturas superan los 36ºC.  ¿Alguna vez has notado cómo tu piel se enrojece cuando estás muy caliente? Este es tu cuerpo tratando de restablecer el equilibrio de la temperatura. Cuando está demasiado caliente, tus vasos sanguíneos se dilatan para emitir más calor corporal. La transpiración es otra forma común de reducir el calor corporal, por lo que a menudo terminas enrojecido y sudoroso en un día muy caluroso.

Artículos recomendados